NUEVO ORDEN MUNDIAL Golpe a la hegemonía del dólar: Bye petrodólar, hello yuan

FMI se sumó a Larry Fink, de BlackRock, sobre el fin de la globalización. Pero, ¿cuál es el sentido práctico de tal advertencia? Cruje la hegemonía del dólar.

A propósito del debate sobre dolarización de la economía argentina, muy interesante entender hacia dónde va el mundo porque siempre se puede estar peor y los políticos del FDT y JXC vienen haciendo muy bien los deberes para que eso suceda.

Mientras el gobierno argentino de Mauricio Macri se tambaleaba por las sucesivas corridas cambiarias, por ejemplo, muchos creyeron que se estaba exagerando cuando se advertía que la hegemonía del dólar en términos globales y geopolíticos estaba siendo fuertemente amenazada.

Con el paso de los meses, la pandemia, la inflación de Estados Unidos y el mundo, y la guerra entre Rusia y Ucrania, está quedando más en evidencia esa debilidad. Sin ir más lejos, en los últimos años, los grandes fondos de inversión han decidido colocar importantes sumas de dinero en instrumentos en monedas de América Latina -real brasileño, peso argentino, sol peruano, etcétera-.

La última persona influyente en el mundo de los negocios fue el verdadero Lobo de Wall Street. Larry Fink, CEO de BlackRock, envió una carta a inversores al cumplirse exactamente un mes de la guerra Rusia vs. Ucrania, advirtiendo que “la invasión rusa de Ucrania ha puesto fin a la globalización que hemos experimentado en las últimas 3 décadas”.

El líder de la compañía que supervisa US$10 billones -la más grande del mundo-, agregó que “las empresas y los gobiernos también observarán de manera más amplia su dependencia de otras naciones. Esto puede llevar a las empresas a realizar una mayor parte de sus operaciones en tierra o cerca de ella, lo que resultará en una retirada más rápida de algunos países”“Una reorientación a gran escala de las cadenas de suministro será intrínsecamente inflacionaria”.

A propósito del debate sobre dolarización de la economía argentina

Lee más: Preocupación en USA por el dólar: Wall Street erosiona su hegemonía como moneda de reserva

El CEO de BlackRock, Larry Fink, no dijo nada nuevo sobre la globalización y el dólar... pero lo dijo el CEO de BlackRock.

El CEO de BlackRock, Larry Fink, no dijo nada nuevo sobre la globalización y el dólar… pero lo dijo el CEO de BlackRock.

Ahora bien, el politólogo nacido en Los Ángeles -que el 2 de noviembre cumplirá 70 años con un fortuna personal declarada de US$1.100 millones según la revista Forbes a octubre de 2021- había sido acompañado por un impactante informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) casi en simultáneo. 

“La erosión sigilosa del dominio del dólar: diversificadores activos y el auge de las monedas de reserva no tradicionales”, lo titularon Serkan Arslanalp, Barry Eichengreen y Chima Simpson-Bell. 

A través de gráficos muy impactantes, ellos exponen cómo “el dólar frenó y retrocedió en la economía mundial”. 

Según la Encuesta de Reservas de Divisas (COFER), la parte de las reservas en dólares mantenidas en Economías Emergentes por los bancos centrales se redujo en 12 puntos porcentuales desde el cambio de siglo: desde el 71 por ciento en 1999 al 59 por ciento en 2021 

Antes del 2000, consideran los autores, Estados Unidos había logrado la hegemonía global del dólar básicamente “por ausencia de alternativas”. 

Entonces, destacan 3 elementos clave que han tambaleado al dólar a partir del 2012 y hoy ponen a Estados Unidos en un lugar de extrema debilidad en las mesas de negociaciones: 

Con la subida del euro y el renminbi, la situación puede estar a punto de cambiar. 

A partir de 2012, con el compromiso de Mario Draghi de “hacer lo que sea necesario”, el Banco Central Europeo confirmó su disponibilidad para actuar como proveedor de liquidez de último recurso en los mercados de activos denominados en euros en países que utilizan el euro. 

En 2020, con la creación del Fondo Europeo de Recuperación, de 850.000 millones EUR, surgió la perspectiva de un stock creciente de valores gubernamentales seguros y líquidos con calificación AAA que se mantendrían como reservas de los bancos centrales. 

China, por su parte, se embarcó en un proceso de internacionalización de su moneda, ayudado por crecientes importaciones y exportaciones, inversiones en la Franja y la Ruta, una red mundial de swaps de divisas en renminbi y bancos de compensación oficiales, y la adición del renminbi a la canasta de los Derechos Especiales de Giro (SDR). 

La piedra angular de esta evolución, se dice, es ahora la emisión por parte de China de una moneda digital del banco central, el e-CNY”.

Dólar digital y el dólar en América Latina

Es por este motivo y por el avance de las criptomonedas, que ahora la FED, la Casa Blanca y el Capitolio se ven muy preocupados por lanzar el dólar digital.

¡Bye petrodólares, hello yuanes!

Muy oportuna la nota de Ajit Ranade, vicecanciller del Instituto Gokhale de Política y Economía de Pune, India, quien en Deccan Herald dio en el clavo:

¿Qué pasa si cae el pedido de dólares? El dominio global del dólar se basa en que los saudíes honren su pacto del petrodólar. Pero los saudíes ahora están listos para permitir que China pague en yuanes.

Las primeras grietas ahora son visibles en ese edificio del dólar. Los saudíes, por primera vez, acordaron vender petróleo a China a cambio de moneda china (que presumiblemente se utilizará para comprar exportaciones chinas). Esto es similar al comercio de rupias-rublos entre India y Rusia. Si esta venta de petróleo saudita a China en yuanes despega, entonces otros países pueden solicitar un trato similar. Esto seguramente hará temblar el suelo bajo la hegemonía del dólar. Todavía no tenemos una moneda global, ni existe aún una alternativa viable al dólar estadounidense. El mundo colectivamente estará peor si volvemos a una economía de cuasi-trueque, intercambiando mutuamente la moneda de cada uno. Pero dadas las tendencias actuales, parece que el estatus indiscutible del dólar como «rey» del mundo del comercio y la facturación está siendo cuestionado”.

Los cambios estructurales de la economía global llevan años. Barack Obama intentó evitarlos, Donald Trump quiso patear el tablero y ahora Joe Biden intenta asegurar algunos negocios para Estados Unidos. Lo cierto es que el mundo no es el mismo que hace 6 meses y mañana no será igual a hoy. Los cambios se están acelerando y, en su su supervivencia, las sociedades (y sus dirigentes) no alcanzan a dimensionar la magnitud del tiempo en que vivimos.

El escritor y periodista español Rafael Poch de Feliu disparó en La Vanguardia que «Estados Unidos ha venido utilizando esa posición de poder para ordenar el mundo a su gusto e interés«.

«Con todas estas medidas, lo que Estados Unidos dice al mundo es que cualquier país que tenga sus reservas allí está expuesto a que, si su política no gusta a Washington, […] sus reservas pueden ser confiscadas«, consideró.

«Se están creando las condiciones para el crecimiento de un bloque no-occidental en la economía global», alertó, que tendría una gran repercusión en la hegemonía mundial del dólar estadounidense, y subrayó que ninguno de los cinco países BRICS se sumó a las sanciones contra Rusia.

Fte: Urgente24

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s