Moncloa, incapaz de proteger a Pedro Sánchez de la crisis: «Ni la guerra levanta su imagen» / Las protestas del fin de semana, la mala gestión del paro del transporte, la demora en las decisiones sobre los precios de la energía y la inesperada cesión a Marruecos dejan tocado al presidente Pedro Sánchez

Alerta máxima en La Moncloa. Las protestas del campo convocadas este domingo por la escalada de precios han puesto en guardia al PSOE, incapaz de proteger a Pedro Sánchez del castigo que está sufriendo su imagen. Fuentes consultadas  hablan de un Gabinete del presidente cada vez más desbordado por los acontecimientos y cada vez más enfrentado al ministro de la Presidencia, Félix Bolaños. «Ni la guerra ha sido capaz de levantar su imagen», dicen estas fuentes. «Y con la llegada del gallego (Alberto Núñez Feijóo), la cosa solo puede ir a peor».

La tensión sube en Moncloa: López y Bolaños chocan por sus papeles en el Gobierno. 
Argelia llama a consultas a su embajador en Madrid tras la cesión de España sobre el Sáhara

La preocupación tanto en el partido como en sectores del Gobierno va en aumento. Sánchez concedió una entrevista el lunes en La Sexta. Ese día, para sorpresa de muchos, pospuso hasta el 29 de marzo cualquier medida económica para contener los efectos que la guerra en Ucrania está teniendo en la economía española, especialmente en el encarecimiento de los carburantes y la energía.

A esta espera se ha sumado otra decisión tan sorprendente como inesperada. El Gobierno ha roto con 45 años de política exterior de la noche a la mañana. Sánchez ha reconocido el plan marroquí de autonomía controlada del Sáhara sin informar a su socio de coalición Unidas Podemos ni al principal partido de la oposición ni a nadie.

Sánchez rompe con Podemos
Hay quien interpreta que el jefe del Ejecutivo está haciendo todo lo posible para echar al partido morado del Consejo de Ministros. «El Gobierno tiene que tener distraída a la prensa generando noticias», lamentaba un veterano dirigente socialista. «Nos hacemos amigos de Marruecos cuando más necesitamos el gas argelino. Los caminos de Sánchez son inescrutables».

Todos estos sobresaltos han ensombrecido por completo la gira europea del presidente, que antes de Marruecos se había topado ya con un malestar creciente de cara a las protestas convocadas para este fin de semana y a un paro del sector del transporte «mal gestionado». El Gobierno se ha visto superado por esta huelga, que amenaza ya las cadenas de suministros. Y varios ministros han acusado a los convocantes de «ultraderecha» y de «hacer el juego a Putin». «Si querían proteger al presidente con estas declaraciones se han equivocado», dicen estas fuentes.

Pese a todos los problemas, La Moncloa se ha dedicado en cuerpo y alma a intentar vender la importancia de los viajes de Sánchez para la reforma energética de la Unión Europea. Pero hay quien considera que España se ha quedado rezagada, y que es Italia el país que lidera la posición de los estados mediterráneos. «El Gobierno nos dice que Sánchez está de gira por Europa y que hoy (viernes) se ha reunido en Roma con los líderes de Portugal, Grecia e Italia», explican estas fuentes.

«Mientras tanto, el Gobierno italiano informa que ha convocado a los líderes de los países mediterráneos para coordinarse y resalta el papel de Italia como líder del ámbito Mediterráneo. Dato real: la reunión la convoca el Gobierno italiano en Roma», añaden.

Este presidente nuestro está de gira por Europa para hablar de temas energéticos amparado por nuestro gas, que viene en su mayoría de Argelia. Esperemos que no se quede con el culo al aire».

«Nos quedamos con el culo al aire»
Sánchez canceló el sábado su presencia en el último congreso regional del PSOE que faltaba por celebrar, el de Asturias. Esta cita fue suspendida en su momento por el positivo de covid-19 del presidente asturiano, Adrián Barbón. El PSOE se ha excusado «en la agenda internacional del presidente».

Una agenda marcada por Marruecos y el Sáhara. Sánchez asume el plan de autonomía marroquí en un contexto geopolítico delicado, cuando Europa trata de reorganizar su política energética y desconectarse del gas ruso. La dependencia española del gas de Argelia, alineado con el Frente Polisario y la autodeterminación de la excolonia, abre un periodo de incertidumbre para España. Argel, de momento, ha llamado a consultas a su embajador en Madrid.

«Este presidente nuestro está de gira por Europa para hablar de temas energéticos amparado por nuestro gas, que viene en su mayoría de Argelia», insiste a este diario otro ilustre del PSOE. «Esperemos que no se quede con el culo al aire. Es difícil entender esta maniobra pro marroquí con la que está cayendo».

Choque entre el Gabinete y Bolaños
Sánchez, dicen estas fuentes, tiene problemas de imagen asociada que va más allá de las turbulencias económicas de la guerra o Marruecos. Y no logra remontar. Uno de los temores del PSOE radica en la llegada de Feijóo al liderazgo del PP. El presidente de la Xunta tiene cuatro mayorías absolutas a su espalda y está incidiendo en el mensaje de «preparación» y «solvencia» en sus primeros pasos al frente del partido. Hay quien ve al Gabinete de Presidencia desbordado por los acontecimientos. El Gabinete está capitaneado por Óscar López y Antonio Hernando. Otras fuentes consideran que cada vez hay más problemas entre López y Hernando y el ministro Bolaños, tal y como informó este diario hace unas semanas.

El barómetro del CIS de marzo ha sido un jarro de agua fría para el Gobierno. En una encuesta ampliamente controlada por José Félix Tezanos, Sánchez no solo suspende, sino que además sale peor valorado que la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, que es la única líder nacional aprobada.

El presidente tampoco sale especialmente bien parado en la valoración de líderes nacionales e internacionales en el conflicto bélico. Sánchez logra un aprobado raspado y aparece como el séptimo de nueve dirigentes, teniendo en cuenta que el octavo y el noveno son los presidentes de China y Rusia respectivamente, Xi Jinping y Vladímir Putin.

Josep Borrell, alto representante de la Política Exterior europea, recibe una mejor valoración que Sánchez en la encuesta, que encabeza el presidente de Ucrania, Volodomir Zelenski. Otros líderes como el presidente de Estados Unidos, Joe Biden; el de Francia, Emmanuel Macron; la de la Comisión, Ursula von der Leyen; y el canciller alemán, Olaf Scholz, son valorados más positivamente por los españoles que su propio jefe del Ejecutivo.

Fte: VozPopuli

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s