Coronavirus en Asturias | «¡Se me ha caído el alma a los pies! No os imagináis la escena…» | La triste despedida de unos padres octogenarios a su hijo en Cabueñes

«¡Se me ha caído el alma a los pies! No os imagináis la escena… Un matrimonio octogenario, cogido de la mano, vestido con EPI, entrando en una planta de covid para despedirse de su hijo, que había fallecido y al que no veían desde hace un mes. Terrible. Por favor, responsabilidad y usad mascarilla». José… Leer más Coronavirus en Asturias | «¡Se me ha caído el alma a los pies! No os imagináis la escena…» | La triste despedida de unos padres octogenarios a su hijo en Cabueñes

Coronavirus en Asturias | Bares y comercios, cerrados al menos hasta el 3 de diciembre | Salud prorroga otros quince días el cierre perimetral de Oviedo, Gijón y Avilés y las clases de la Universidad seguirán siendo ‘online’ / Al cierre perimetral de estos tres concejos se sumará esta misma semana (Salud no ha aclarado aún a partir de cuándo) los de Langreo, San Martín del Rey Aurelio y Laviana, en los que la incidencia se ha incrementado de forma considerable, superando en los tres casos la tasa de mil casos por 100.000 habitantes en los últimos catorce días / Hay otras dos medidas que se mantienen sine die. Una es el cierre perimetral de toda la comunidad y otra, el toque de queda entre las diez de la noche y las seis de la mañana

  La situación sigue siendo crítica. Por eso, el Principado ha decidido mantener al menos quince días más, hasta la medianoche del 3 de diciembre, el cierre de toda la actividad no esencial, incluido el comercio y la hostelería, y los cierres perimetrales de los concejos de Oviedo, Gijón y Avilés, cuyos vecinos no pueden… Leer más Coronavirus en Asturias | Bares y comercios, cerrados al menos hasta el 3 de diciembre | Salud prorroga otros quince días el cierre perimetral de Oviedo, Gijón y Avilés y las clases de la Universidad seguirán siendo ‘online’ / Al cierre perimetral de estos tres concejos se sumará esta misma semana (Salud no ha aclarado aún a partir de cuándo) los de Langreo, San Martín del Rey Aurelio y Laviana, en los que la incidencia se ha incrementado de forma considerable, superando en los tres casos la tasa de mil casos por 100.000 habitantes en los últimos catorce días / Hay otras dos medidas que se mantienen sine die. Una es el cierre perimetral de toda la comunidad y otra, el toque de queda entre las diez de la noche y las seis de la mañana

El duro testimonio de una enfermera de la UCI de Cabueñes: «Llevo el EPI puesto 8 horas y atiendo a 4 pacientes a la vez» / El personal sanitario es testigo del colapso que ya se produce en los hospitales asturianos: «No hay camas para todos los enfermos que faltan por llegar» / Cuando terminan el turno exigen a sus superiores refuerzos con personal cualificado. La respuesta que reciben es «buscaros la vida». «En ese momento un sentimiento de rabia e impotencia te inunda el cuerpo y piensas que esas personas son personal sanitario al igual que tú, pero que están en sus despachos detrás de un ordenador. Nunca se han puesto un EPI», explica López. Además, «piensas que en un estado de alarma cómo es posible que toda esa gente no sea capaz de arrimar el hombro cuando se necesita, o al menos de tener un poquito de humildad o empatía» / El equipo de protección que llevan esta formado por una bolsa de basura en cada pie, un gorro de tela hecho por sus familiares, unas gafas estancas se han comprado ellas mismas, una mascarilla ffp2 para todo el turno, un paño alrededor del cuello para protegerse, un par de guantes y una bata, que tiene unos 100 lavados y remendada / Sienten rabia e impotencia por ver que después de diez horas seguidas de duro trabajo «se te va la vida de tus pacientes. De ver lágrimas en los ojos de tus compañeras. De sentir tu sudor por la espalda». Y lo peor de todo, «pensar que te vas de tu trabajo con la sensación de que lo que has hecho, no ha servido de nada», denuncia /«Tuvieron todo el verano para prevenir esto y mira cómo estamos ahora. Recemos para que no se siga poniendo peor la cosa en diciembre y en enero porque si no sé qué será de nosotros», aseguran desde la UCI. Los médicos, que también están saturados ya que atienden diariamente dos UCIS, alertan de que «si no nos vuelven a confinar esto se nos escapa de las manos. No hay camas para todos los enfermos que están por llegar»

   La segunda ola de coronavirus golpea con toda su fuerza a Asturias. Ya son más de 700 personas hospitalizadas por el virus. Una cifra que cada vez va más en aumento y deriva en el colapso sanitario. Las enfermeras de la UCI de Cabueñes son testigos de esta realidad: «estamos desbordados, no podemos asumir… Leer más El duro testimonio de una enfermera de la UCI de Cabueñes: «Llevo el EPI puesto 8 horas y atiendo a 4 pacientes a la vez» / El personal sanitario es testigo del colapso que ya se produce en los hospitales asturianos: «No hay camas para todos los enfermos que faltan por llegar» / Cuando terminan el turno exigen a sus superiores refuerzos con personal cualificado. La respuesta que reciben es «buscaros la vida». «En ese momento un sentimiento de rabia e impotencia te inunda el cuerpo y piensas que esas personas son personal sanitario al igual que tú, pero que están en sus despachos detrás de un ordenador. Nunca se han puesto un EPI», explica López. Además, «piensas que en un estado de alarma cómo es posible que toda esa gente no sea capaz de arrimar el hombro cuando se necesita, o al menos de tener un poquito de humildad o empatía» / El equipo de protección que llevan esta formado por una bolsa de basura en cada pie, un gorro de tela hecho por sus familiares, unas gafas estancas se han comprado ellas mismas, una mascarilla ffp2 para todo el turno, un paño alrededor del cuello para protegerse, un par de guantes y una bata, que tiene unos 100 lavados y remendada / Sienten rabia e impotencia por ver que después de diez horas seguidas de duro trabajo «se te va la vida de tus pacientes. De ver lágrimas en los ojos de tus compañeras. De sentir tu sudor por la espalda». Y lo peor de todo, «pensar que te vas de tu trabajo con la sensación de que lo que has hecho, no ha servido de nada», denuncia /«Tuvieron todo el verano para prevenir esto y mira cómo estamos ahora. Recemos para que no se siga poniendo peor la cosa en diciembre y en enero porque si no sé qué será de nosotros», aseguran desde la UCI. Los médicos, que también están saturados ya que atienden diariamente dos UCIS, alertan de que «si no nos vuelven a confinar esto se nos escapa de las manos. No hay camas para todos los enfermos que están por llegar»