La desescalada frena la destrucción de empleo por el coronavirus y deja el paro en 3,8 millones de personas, un 28% más que que hace un año |

El impacto de la alerta sanitaria y la hibernación económica por el coronavirus se ha traducido en un aumento del 28% del paro registrado hasta junio, cuando terminó el estado de alarma. La destrucción de empleo ha llevado a una reducción de 893.360 afiliados a la Seguridad Social.

La desescalada y el fin del estado de alarma han puesto tope a la destrucción de empleo. Junio es el mes en el que el mercado laboral está lanzado a sus máximos y este año se presenta con un aumento del paro de 5.107 personas que dejan la cifra en 3.862.883, un 28% más que hace un año.

Es un retroceso que lleva el mercado laboral a cifras de desempleo de mayo de 2016. En los últimos 12 meses, el sistema ha perdido 893.360 afiliados, lo que supone un 4,57% menos. En junio del año pasado se produjo el récord histórico de afiliación a la Seguridad Social. Con 19,5 millones de trabajadores en activo, el empleo crecía a un ritmo mensual de 75.000 afiliados y más de medio millón de empleos creados en un año. El paro se reducía en 63.000 personas y se situaba a punto de caer por debajo de los tres millones de personas.

La afiliación al sistema este verano se sitúa en 18.624.337 personas, lo que representa un aumento de 68.208 cotizantes respecto a la media del pasado mes de mayo (un 0,37% más). Los sectores que más han contribuido ha frenar la destrucción de empleo con la recuperación de actividades han sido la construcción, el comercio y las actividades auxiliares y administrativas. La hostelería, tradicionalmente uno de los motores de la creación de empleo en junio, creció en algo más de 20.000 afiliados. Entre los días 1 y 30 de junio, el saldo en la afiliación fue sin embargo negativo, con 99.906 afiliados menos, según datos de la Seguridad Social.

Desde el inicio de mayo,cuando los esquemas de protección de empresas y trabajadores a través de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) llegaron a incluir a 3,7 millones de trabajadores, han salido 1,56 millones de afiliados. En el último mes, 1,17 millones de trabajadores han abandonado esta situación, de los que, la gran mayoría (1,059 millones) estaban en ERTE por fuerza mayor.

El número de prestaciones reconocidas por el Ministerio de Trabajo el pasado mes de mayo supuso un gasto de 5.586 millones de euros al rozar los cinco millones (4.947.921) con un gasto medio por beneficiario de 1.129 euros. El plazo de reconocimiento de las prestaciones se ha duplicado. Por su parte, Seguridad Social tenía reconocidas 1,47 millones de prestaciones a trabajadores autónomos el pasado mes de junio.

Muy crítico se ha mostrado el sindicato UGT, que analiza la recuperación basándose en los tipos de contratos con los que se recupera el empleo y subraya que se basa en un 90% de trabajos temporales y precarios, según Mari Carmen Barrera, secretaria de polítias sociales de la organización.

https://www.elmundo.es/economia/2020/07/02/5efd82bffdddffac408b46b9.html

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s