ENTREVISTA AL FILÓSOFO ITALIANO DE Centro-Izquierda MASSIMO CACCIARI – “Si se cumplen los pronósticos económicos, en octubre habrá mucho más que protestas” / “Mire, no creo que estemos enfrentándonos aún al verdadero problema. Las tensiones sociales explotarán en septiembre u octubre, cuando sabremos con certeza cuántos parados ha producido esta crisis, cuántos trabajos precarios se han perdido, cuánto han caído los ingresos de las familias y qué ha pasado con los precios. Lo de ahora es solo un preámbulo” /”Pronto la situación social y económica será dramática. Habrá más pobres, más parados, un pronunciado declive de las rentas de las clases medias, y el Estado se encontrará endeudado hasta el tuétano” / “Si ocurre lo que tememos, es decir, un aumento drástico y rápido de las desigualdades, con el desplome del poder adquisitivo del 90% de la población, mucho más que protestas puede haber”

“¿Quiere una entrevista? Adelante. Es ahora o nunca”. El profesor de Estética y filósofo italiano Massimo Cacciari (Venecia, 1944) descuelga glacial el teléfono y responde directo al grano. Exalcalde de su ciudad natal, Cacciari es una figura histórica del centro izquierda europeo (en su larga trayectoria política, fue también europarlamentario del antiguo grupo de los Liberales), y un pensador muy escuchado en los círculos intelectuales italianos. Esta crisis no ha sido una excepción. Desde el comienzo de la pandemia, la suya ha sido una de las voces más buscadas para interpretar el presente y entender qué nos depara el futuro. Esto a pesar de que las conversaciones con él a veces puedan transformarse en verdaderas refriegas verbales.

PREGUNTA. Desde marzo, hablamos del virus, pensamos en el virus y del virus ahora depende prácticamente todo aspecto de nuestras vidas. ¿Qué influencia está teniendo esto en nuestras sociedades?

RESPUESTA. Influye dramáticamente, porque de esta pandemia saldremos, pero habrá que ver cómo. Yo creo que pronto la situación social y económica será dramática. Habrá más pobres, más parados, un pronunciado declive de las rentas de las clases medias, y el Estado se encontrará endeudado hasta el tuétano.

Fue uno de los primeros científicos en advertir el riesgo que corría Europa y ha tutelado el experimento más exitoso y uno de los más esclarecedores en la lucha contra el coronavirus.

P. ¿Esta es su previsión para Italia o para todo el mundo?

R. Todos, salvo China, saldremos con los huesos rotos de esta crisis. Italia sufrirá más que otros.

P. ¿Se ampliará la brecha entre ricos y pobres?

R. Sin duda. Si no se interviene con políticas fiscales que vuelvan a equilibrar las desigualdades, de esto hay pocas dudas. La crisis se ensañará con los más débiles, con los que ya antes necesitaban ser ayudados… Solo que ya difícilmente habrá margen para ayudar a estas personas. También sufrirán mucho los trabajadores de los sectores mayormente afectados por esta pandemia, empezando por los trabajadores del sector turístico, los autónomos, los artesanos, los pequeños comercios. Mientras que Amazon, Google y todos esos seguirán ganando miles de millones de euros.

P. ¿Cree que es posible que surjan nuevas élites?

R. Creo que se reforzarán las ya poderosas élites del ‘e-commerce’ y del mundo del ‘big data’. Y, dado que no pagan impuestos, será difícil [obtener] una redistribución de los ingresos a favor de las categorías más golpeadas por la crisis.

Se reforzarán las ya poderosas élites del ‘e-commerce’ y del mundo del ‘big data’. Amazon, Goolge y saldrán ganando miles de millones

P. ¿Qué le ha sorprendido más de esta pandemia?

R. Las decisiones de los países después de la fase aguda de la crisis. Algunos se han comportado de una forma inteligente y han permitido un regreso al trabajo más rápido de las personas que viven en las zonas menos golpeadas [por el brote]. Otros, en cambio, no han hecho distinciones y esto ha sido poco inteligente. Cerrarlo todo [cuando la pandemia se inició] era inevitable, y los que fueron más rígidos al final tuvieron razón. Pero ahora lo más sensato es relajar las restricciones de manera progresiva por territorios.

P. Hablando de este tema, la situación en Lombardía es gravísima. ¿Por qué el Gobierno italiano optó por empezar con un desconfinamiento igual en regiones con tasas bajas de contagio? ¿Qué explicación hay a esto?

R. Centralismo burocrático, ineficiencia en la gestión de la máquina pública y una política que se pliega a esto.

P. Pero en Italia, la gestión del sistema sanitario está en manos de las administraciones regionales.

R. Sí, claro. Cada uno hace lo que quiere. Pero eso no quita nada a lo que estoy diciendo, pues el plan de desconfinamiento es nacional. Por eso, insisto en que me parece muy equivocado que se hayan adoptado medidas de desconfinamiento iguales para todas las regiones.

Gori, alcalde de Bérgamo: “No creo que Lombardía esté preparada para otra ola”

P. En estas semanas, ha criticado mucho a la Unión Europea. ¿Qué le preocupa?

R. Esto no es así. Creo que la Unión Europea ha hecho mucho más de lo que hizo durante otras crisis. El BCE también ha dado muchísimo dinero. Claro está, se podría haber hecho mejor. Por ejemplo, se podrían haber aprobado los eurobonos para hacer frente a una fuerte reconstrucción económica. Pero, si lo comparamos con lo que pasó en 2007-2008, ha habido un paso hacia adelante.

P. ¿Cómo se explica la crispación política que hay en algunos países como España, mientras que los ciudadanos de otros países parecen haber aceptado lo impuesto por las autoridades?

R. ¿De qué protestas habla? No he visto gran cosa.

P. En Madrid, por ejemplo…

R. Mire, no creo que estemos enfrentándonos aún al verdadero problema. Las tensiones sociales explotarán en septiembre u octubre, cuando sabremos con certeza cuántos parados ha producido esta crisis, cuántos trabajos precarios se han perdido, cuánto han caído los ingresos de las familias y qué ha pasado con los precios. Lo de ahora es solo un preámbulo.

El virus de la pobreza genera las primeras revueltas en el sur de Italia

P. Entiendo que dice usted que lo peor está todavía por venir.

R. Si ocurre lo que tememos, es decir, un aumento drástico y rápido de las desigualdades, con el desplome del poder adquisitivo del 90% de la población, mucho más que protestas puede haber.

P. Hablemos de los derechos que los gobiernos han recortado a los ciudadanos por la emergencia. ¿Cree que todos estos derechos se recuperarán? ¿O existe algún riesgo?

R. Existirá si algún país, escudándose en esta emergencia, propone políticas de control masivo de la ciudadanía, para impedir movernos libremente, o para vigilarnos a todos. Sin embargo, de momento, no veo el riesgo de un giro autoritario en nuestros países. Eso sí, hay que seguir muy atentos. En este momento, estas tentaciones pueden aflorar. En los países con las democracias más débiles ya está ocurriendo; por ejemplo, en América Latina, existe el caso de Brasil.

En los países con las democracias más débiles ya está ocurriendo un giro autoritario, por ejemplo, el caso de Brasil

P. Supongo que ahora me dirá que no está de acuerdo con las ‘app’ que rastrean los contagios.

R. Depende. Pienso que su uso debe ser absolutamente voluntario. El problema es que, como dicen también los médicos, estas aplicaciones solo serán útiles si una parte muy amplia de la población las usa.

P. Estamos hablando de compartir datos sensibles.

R. Sí. Por esto, repito: creo que adherirse a esta forma de control debe ser absolutamente voluntario.

P. Hablemos también de geopolítica. ¿Cambiará algo en el tablero internacional?

R. Esto es evidente. Si el PIB de Europa cae un 8%, el de Estados Unidos cae un 3% y China sigue creciendo, he aquí la respuesta. Es evidente que habrá una dislocación de los recursos a nivel global. Pero es un proceso que se ha iniciado desde hace tiempo, no es algo de ahora. Que en 2050 el PIB chino superará con creces al estadounidense ya lo sabemos desde hace 10 años. La única novedad es que ahora este proceso podría acelerarse.

“La pandemia no va a cambiar el mundo, va a acelerar lo que ya estaba pasando”

P. Gana China.

R. Bueno, no sé si hablaría de victoria. Pero, sí, todo apunta a una continuación del crecimiento del poder económico chino y de su influencia en África y muchos otros países.

P. Creo recordar que usted fue dos veces alcalde de Venecia.

R. Tres veces. Tres.

P. Entiendo. Y dígame entonces: ¿qué haría si fuera alcalde hoy?

R. ¿Qué quiere que hagan los alcaldes? [En Italia] No tienen poder para influir en el rumbo de las medidas sanitarias o las estrategias gubernamentales antivirus. Eso sí, el endeudamiento de los ayuntamientos será feroz. Tan solo el de Venecia perderá este año unos 60 o 70 millones de euros, por el desplome del turismo. Esto significa que, si no interviene el Estado, los servicios serán reducidos de una manera drástica.

P. ¿Hay alguna ciudad en Europa que lo esté haciendo mejor?

R. No me parece que haya nacido algo nuevo.

P. Usted ha insistido mucho en el daño ambiental y su nexo con el covid-19.

R. Son datos científicos. La deforestación y la crisis climática tienen una profunda relación con esta epidemia, así como el comercio ilegal de animales. Son las verdaderas causas de esta epidemia, de la del ébola, del SARS y un largo etcétera. Tiene razón [el presidente estadounidense, Donald] Trump cuando denuncia a China [sobre este tema]; no hay duda alguna, la epidemia empieza ahí, en China, donde protocolos y normales internacionales no estaban siendo respetados. Ahora parece que algo está cambiando, pero veremos. De momento, la deforestación continúa. Si seguimos así, en un siglo no habrá ni un árbol en la Amazonia.

https://www.elconfidencial.com/mundo/europa/2020-06-05/massimo-cacciari-entrevista_2616840/

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s