El duro balance del coronavirus en Madrid: 233.000 pacientes en casa, 616 hallados muertos en su domicilio y cuatro en la vía pública y nueve que están en el Instituto de Medicina Legal / De cara al futuro, Ruiz Escudero ha pedido el mayor número posible de datos de contagiados, inmunizados o asintomáticos para poder encarar una estrategia eficiente. Algo que permitirá «estar preparados por si hiciera falta un confinamiento parcial en caso de una nueva oleada en otoño»

Ni los cerca de 48.000 hospitalizados por contagio de Covid-19 ni los 6.568 fallecidos en la región por esta causa lograron frenar la bronca política en la Asamblea, durante la comparecencia –primera desde el inicio del confinamiento– del consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. Los partidos de oposición criticaron la gestión actual de la crisis y los recortes sanitarios del pasado, y pidieron datos. El consejero se los dio: hay 233.000 madrileños con seguimiento médico por teléfono como posibles contagiados, 616 han sido hallados muertos en sus domicilios y cuatro en la vía pública.

Desde que se decretó el estado de alarma y se aconsejó el teletrabajo, la Asamblea madrileña cerró sus puertas y no las había abierto hasta ayer, y de forma telemática: la comparecencia del consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, a petición propia –aunque también la habían reclamado los partido de la oposición–, supuso la vuelta, aunque fuera virtualmente, a la actividad de control del Gobierno.

45.000 llamadas al día

Pero pese a las circunstancias excepcionales, el tono fue el habitual de enfrentamiento entre partidos, recriminaciones y críticas mutuas. PSOE –que habló de una epidemia «absolutamente impensable e impredecible»– y PPse cruzaron denuncias de deslealtad.

Ruiz Escudero aportó datos sobre la extensión de la pandemia en Madrid: 6.568 fallecidos y más de 48.000 contagiados. Pero también otras cifras menos conocidas:en seguimiento domiciliario –vigilados telefónicamente por médicos al tener síntomas compatibles con el Covid, aunque no se les han practicado pruebas que lo confirmen– hay 223.000 personas. Una tarea, la de llamarles para comprobar su evolución, de la que se encargan los médicos y enfermeras de atención primaria. Un colectivo mermado por las bajas y también porque al menos 1.000 médicos de este servicio están ahora mismo atendiendo en el hospital de Ifema. Aún así, según dijo el consejero, los que están realizan unas 45.000 llamadas cada día.

Las camas de hospital se han casi duplicado, pasando de 14.000 a 22.776. Y las de UCI han pasado de ser 540 al inicio de la crisis, a casi 1.900 ahora. A esto contribuye también las que ha aportado la sanidad privada: de sus 6.078 camas, 4,930 están ocupadas y 2.065 de ellas destinadas a Covid positivos. En cuanto a las UCIs, los hosptales privados tienen 368 en total, y de ellas 270 están ocupadas, 256 por contagiados del coronavirus.

Mención especial merecen los fallecidos: los datos del consejero señalan que en hospitales han muerto 6.568 personas con pruebsa positivas de Covid o con sospecha de tenerlo. Pero además, en las residencias de mayores han muerto 2.820 según el último dato con que cuenta, que él mismo apuntó a que probablemente estaría algo desfasado. Y aún hay más: 616 personas han muerto en sus domicilios, «más cuatro en la vía pública y nueve que están en el Instituto de Medicina Legal», concluyó Ruiz Escudero.

Frente a las críticas de PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos a su gestión de la crisis sanitaria, el consejero defendió lo hecho, «todo lo humanamente posible», afirmó. Y además, cargó contra el Gobierno Central que «en lo relativo al material, no nos lo ha puesto fácil»: le acusó de «vetar la compra de material por parte de las comunidades el 2 de marzo».

Más donaciones que ayuda
También fue muy crítico con la ayuda finalmente recibida de Pedro Sánchez: el material entregado ha sido de 3,3 milones de unidades, casi la mitad de las , que cifró en 6,5 millones; y diez veces menos de las compradas por el Gobierno regional, que son 30 millones de equipos.

En cuanto a las residencias, se les han enviado 14.000 test rápidos, dijo, y hay una red de 22 geriatras que se encargan de evaluar los casos para determinar cuáles se derivan al hospital. Destacó el consejero el gran trabajo de la atención primaria, cuyo personal irá reincorporándose a su puesto a medida que se vayan cerrando camas en el hospital de Ifema.

De cara al futuro, Ruiz Escudero ha pedido el mayor número posible de datos de contagiados, inmunizados o asintomáticos para poder encarar una estrategia eficiente. Algo que permitirá «estar preparados por si hiciera falta un confinamiento parcial en caso de una nueva oleada en otoño».

Sus palabras sólo recibió el aplauso del diputado popular Eduardo Raboso, convencido del «profundo desabastecimiento» sufrido por los sanitarios madrileños, entre los que se cuenta, durante estas semanas, por la falta de eficiencia, a su juicio, del Ministerio de Sanidad, «que llevaba 15 años sin comprar nada».

Críticas y propuestas
PSOE: Más Samur, mantener contratos y un pleno

El diputado socialista José Manuel Freire propuso «tirar» más del Samur, y de los profesionales de Salud Madrid y los 1.700 voluntarios ofrecidos por el Colegio de Médicos; un contrato de un año a los médicos residentes que acaban ahora en Medicina General o Pediatría, y un pleno monográfico sobre el Covid-19.

Cs: Reservas de material y «trabajar juntos»

Enrique Veloso, diputado de Ciudadanos, se mostró partidario de unos «pactos de reconstrucción nacional» porque sólo «unidos y trabajando juntos podremos salir cuanto antes de esta situación». También planteó la conveniencia de que se hubiera tenido una reserva de material, y hacerlo de cara al futuro, para evitar que se repita la situación.

Más Madrid: Tarde y mermados por los recortes

Aunque la diputada de Más Madrid Mónica García no tenía dudas de que «el culpable de la pandemia es el Covid-19, eso no privó al Gobierno regional de las críticas: ha llegado tarde a las compras, que llegaron 20 días antes a otras autonomías. Y afirmó que una «dirección de Salud Pública mermada» por los recortes no vio venir el problema.

Vox: «Los hospitalizados, la punta del iceberg»

Desde Vox, su diputada Gador Joya denunció que la Sanidad madrileña «no puso ni medios de protección ni de diagnóstico; los primeros responsables eran ustedes». Los hospitalizados en esta pandemia son «la punta del iceberg; el grueso está debajo». Y denunció que «han laminado la atención primaria» además de «abandonar a los mayores».

Unidas Podemos: Más implicación de la Sanidad privada.

Vanesa Lillo, diputada de UP, criticó las «cinco semanas de apagón informativo» y exigió la «medicalización urgente de las residencias». También propone más implicación de la sanidad privada: «Las camas libres que tienen son las mismas que hay en Ifema; no habría que haber hecho ese despliegue». También pidió apoyo en atención primaria.

https://www.abc.es/espana/madrid/abci-duro-balance-coronavirus-madrid-233000-pacientes-casa-y-616-muertos-domicilio-202004150129_noticia.html

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s