ESPAÑA = TITANIC. El FMI prevé que la economía española caiga este año más que en toda la crisis de 2008 a 2013 | España e Italia, los países desarrollados que más sufrirán con la mayor crisis económica en 90 años. Para España, hace tres meses, la institución preveía un crecimiento del 1,6%, y ahora una caída del 8% / La catástrofe no termina ahí. El Fondo estima que la tasa media de desempleo será del 20,8%. Es el nivel más alto desde 2015 / Segundo plato: la recuperación en España no será en ‘V’ , sino, más bien, de ‘L’. Caída libre hasta el fondo del pozo y de ahí no salimos en muuuuchooo tiempo. Es decir, no habrá una salida de la crisis rápida. Antes al contrario /Reactivación lenta, con un desempleo muy alto, y muchas incertidumbres. España tardará años en recuperar el nivel de riqueza que tenía en febrero. Y mientras sigamos en tiempo de rojos, esperen sentados / CEOE estima un impacto económico mayor del previsto, con una caída de hasta el 9% del PIB y 900.000 personas más en el paro / Esta es “la mayor recesión de la economía mundial desde la Gran Depresión” de 1929 /Para que se hagan idea, España va a sufrir una contracción mayor que la que experimentó México en 1995, durante el famoso efecto tequila, que, forzó una devaluación de su divisa, quebró el sistema bancario, y provocó un masivo paquete de rescate del FMI, el Tesoro de Estados Unidos y el Banco de Pagos Internacionales. La caída del PIB también va a ser superior a la que sufrió Corea en 1998, que obligó a ese país a llevar a cabo una suspensión parcial del pago de su deuda. NUESTRO ICEBERG ES MUCHO MÁS GRANDE, y al timón de la nave solo hay monos ruidosos

Seis años en uno. Ésa es la caída que va a experimentar la economía de España en 2020, según el Fondo Monetario Internacional (FMI). El desplome del PIB previsto es del 8%, concentrado en los dos primeros trimestres del año, es decir, en los seis meses que van de enero a junio. Si se toma como referencia los seis años que van de 2008 – cuando estalló la crisis de las hipotecas basura en EEUU – a 2013- el año en el que España volvió a crecer de manera sostenida con el final de la eurocrisis -, la caída fue del 7%.

Ésa es una de las previsiones del informe semestral Perspectivas de la Economía Mundial, publicado hoy por el FMI, y que se resume en una frase de la entrada del blog que acaba de publicar la economista jefe de la institución, Gita Gopinath:

ésta es “la mayor recesión de la economía mundial desde la Gran Depresión”,

que duró de 1930 a 1939 en Europa y hasta 1941 en EEUU. A nivel mundial, el Fondo aventura un descenso del PIB del 3%. Como referencia, la crisis desencadenada por el colapso de las hipotecas basura solo hizo decrecer el PIB mundial en una décima. Hace apenas tres meses, en enero, el FMI preveía que la economía mundial creciera en 2020 un 3,3%.

Esas previsiones se basan en un escenario “que asume que la pandemia va desapareciendo en la segunda mitad de 2020 y los esfuerzos de contención van siendo relajados gradualmente”. En ese caso y con “las medidas políticas de apoyo” -un eufemismo para evitar el término ayudas del Estado-, se perderían el 8% de los días laborables del año en las economías más afectadas, con el daño en la actividad concentrado en el periodo abril – junio. Aun así, son proyecciones con un enorme grado de incertidumbre, dada la escasez de certezas que rodea al Covid-19. Si se toma el peor escenario del Fondo, que estima un mayor periodo de cierre de los países y un segundo brote en 2021, el PIB mundial caería un 11%.

Algunos países resultan menos dañados que otros. Ése es el caso de EEUU, que tiene la mejor previsión de Occidente, con un descenso del PIB del 5,9% este año, aunque seguido de un crecimiento del 4,7% el que viene. China crecerá un 1,2% este año, una cifra muy inferior al 6,1% de 2019. Es una cifra muy mala políticamente para Pekín, ya que el Gobierno de ese país ha convertido las estadísticas económicas en un fetiche que se debe alcanzar un año sí y otro también con un margen de error de una o dos décimas. El hecho de que esos números no tengan sentido no importa al Gobierno chino que, además, ve cómo otro objetivo político de gran importancia simbólica se le escapa por el coronavirus: el plan de duplicar el PIB per capita entre 2010 y 2020. Para alcanzarlo, Pekín necesitaba crecer este año a, al menos, el 5%. Ahora, eso queda para 2021. Eso sí, según el Fondo, el masivo plan de estímulo de ese país hará que China crezca un 9,2% en 2021. Si se cumple esa previsión – aunque las estadísticas de China nunca son del todo creíbles – será el crecimiento más alto de China desde 2011.

Pero, de las grandes economías, España e Italia son, de lejos, las que salen peor paradas. El recorte del PIB en ambos países asciende a 9,6 puntos porcentuales en relación a las previsiones de enero del Fondo. Eso significa que hace tres meses, la institución preveía un crecimiento en España del 1,6%, y ahora una caída del 8%. Italia pasa de una expansión del 0,5% a una caída del 9,1%. Ninguna otra gran economía se acerca en la magnitud del deterioro a esas dos.

La catástrofe no termina ahí. El Fondo estima que la tasa media de desempleo será del 20,8%. Es el nivel más alto desde 2015.

Claro que en realidad la situación es peor por un motivo de simple aritmética. 2019 cerró con un paro del 14,1%, según las estadísticas del FMI. Por tanto, y para que la media pase del 14,1% al 20,8% en un año, el desempleo deberá acercarse en algunos trimestres al 30%. De hecho, ése es uno de los aspectos más complejos del informe. Dado que el golpe del coronavirus se concentrará, presumiblemente, en los dos primeros trimestres, la caída del PIB podría rondar en esos periodos el 10%. Las previsiones reflejan esa situación, ya que en el cuarto trimestre la caída del PIB se modera hasta el 7,2%, lo que indica una reactivación.

RECUPERACIÓN EN ‘L’
Pero el WEO -que son las siglas en inglés del informe y, también, el nombre que éste recibe coloquialmente- tiene un

segundo plato: la recuperación en España no será en ‘V’ , sino, más bien, de ‘L’. Es decir, no habrá una salida de la crisis rápida. Antes al contrario.

El paro, por ejemplo, ha vuelto para quedarse. Con el actual escenario económico, el Fondo estima que la tasa de desempleo será del 17,5% de media en 2021. Eso supondría menos de la mitad de los puestos de trabajo que se destruyan este año. Lo mismo cabe decir del PIB. Tras el hundimiento del 8% en 2020, solo se recuperará un 4,3% en 2021. Es, así pues, una

reactivación lenta, con un desempleo muy alto, y muchas incertidumbres. Si se cumple este escenario, España tardará años en recuperar el nivel de riqueza que tenía en febrero.

Europa y Japón saldrán más despacio de la crisis que EEUU. Eso no excluye, ni mucho menos, a los Estados que se han negado a aplicar fórmulas de solidaridad en esta crisis. Holanda, por ejemplo, cae un 7,5% este año y apenas crece un 3% el que viene, según el Fondo. Alemania sale algo mejor parada, con un descenso del 7% en 2020 y una recuperación del 5,2% en 2021. El FMI defiende una expansión de la ayuda de los Estados para evitar un colapso aun mayor de las economías y, dentro de esa política, ve con buenos ojos una mayor coordinación europea.

No hay país que escape de la hecatombe. Y, aunque no acaparen titulares, los que están en vías de desarrollo son los que más van a sufrir el coronavirus. Los próximos pasos con esas economías serán quitas masivas de la deuda, algo que ya están haciendo algunas instituciones multilaterales, como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La caída del PIB mundial del 3% es histórica. Y la española, más. El hundimiento del 8% se sitúa cerca del 10,9% que, por ejemplo, se contrajo la economía de Argentina en 2002, después de que ese país suspendiera pagos y devaluara su moneda, y muy cerca del 8,5% que perdió el de EEUU en 1930, el primer año de la Gran Depresión.

España va a sufrir una contracción mayor que la que experimentó México en 1995, durante el famoso efecto tequila, que, de nuevo, forzó una devaluación de su divisa, quebró el sistema bancario, y provocó un masivo paquete de rescate del FMI, el Tesoro de Estados Unidos y el Banco de Pagos Internacionales (BIS, según sus siglas en inglés). La caída del PIB también va a ser superior a la que sufrió Corea en 1998, que obligó a ese país a llevar a cabo una suspensión parcial del pago de su deuda.

https://www.elmundo.es/economia/macroeconomia/2020/04/14/5e956e88fc6c8381038b456e.html

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s