Crece el número de muertes y contagios en las últimas 24 horas en Italia | Los médicos fallecidos en el país transalpino por la enfermedad alcanzan el centenar, algunos de los cuales se habían jubilado ya /Una treintena de enfermeras, enfermeros y auxiliares sanitarios han muerto igualmente a causa del COVID-19

Los fallecidos en Italia con coronavirus ascienden este jueves a 18.279, con 610 en un solo día (ayer 542), una cifra que rompe la tendencia a la baja de decesos diarios, mientras también aumentan los contagios. Los casos totales desde que se detectó el virus el 20 de febrero son 143.626, 4.204 más respecto al miércoles (3.836). Es el dato más alto desde el 5 de abril, ha informado Protección Civil.

El dato positivo del día es que los pacientes en cuidados intensivos siguen disminuyendo por sexto día consecutivo. Hay 3.605 pacientes en las salas, 88 menos que ayer.

La enfermedad ha matado ya a un centenar de sanitarios en Italia, informó el jueves la federación que agrupa al gremio. “El número de médicos muertos debido al virus es de cien. Tal vez 101 en este momento, desgraciadamente”, dijeron los portavoces de la Federación nacional de la orden de médicos en cirugía y odontología.

La página web de esta federación luce un lazo negro en señal de duelo y actualiza cada día los nombres de todos los médicos fallecidos, algunos de los cuales ya se habían jubilado y regresaron al servicio para ayudar a los servicios sanitarios desbordados por el número de enfermos.

“No podemos permitir que nuestros médicos, nuestros trabajadores sanitarios, sean enviados a combatir al virus con las manos desnudas”, escribió Filippo Anelli, presidente de la Federación, en la web de la entidad. “Es un combate desigual que nos hace daño, que hace daño a los ciudadanos, daño al país”, concluyó Anelli.

Una treintena de enfermeras, enfermeros y auxiliares sanitarios han muerto igualmente a causa del COVID-19, según los medios de comunicación italianos. El Instituto superior de Sanidad cifra en aproximadamente un 10% los contagiados que pertenecen al personal sanitario.

Lombardía, la región en el norte más afectada, ha recibido hoy a 73 médicos de otros puntos del país para ayudar en esta fase de “frenazo” de la pandemia, ha celebrado el consejero regional de Protección Civil, Pietro Foroni. “Una ayuda valiosa importantísima en esta emergencia. Esperamos que esta sea una fase a la baja pero no podemos bajar la guardia y debemos asegurar a los centros hospitalarios la necesaria presencia de personal médico”, señaló Foroni en un comunicado.

El presidente de la región, Attilio Fontana, constató previamente que en la región se nota desde hace días una reducción en la presión de sus hospitales, que en ocasiones han estado al borde del colapso.

AUMENTO DE LOS CONTROLES
Las autoridades italianas centran sus esfuerzos este jueves en impedir que se produzcan desplazamientos a segundas residencias. Para ello, la policía ha intensificado los controles en todas las carreteras que entran y salen de las ciudades, y en los municipios de vacaciones.

Desde diferentes áreas del país transalpino están llegando quejas de ciudadanos residentes que informan de un aumento en sus poblaciones, lo que sugiere que muchos ya se han ‘fugado’ a segundas residencias. Por esta razón, la “recomendación” a las fuerzas de seguridad es reforzar la vigilancia en los destinos de vacaciones y parar a la mayoría de los que estén en la calle para verificar si realmente tienen justificación para estar allí.

Las directivas que enviará el Ministerio del Interior en las próximas horas, pero que también han sido anticipadas verbalmente por el jefe de policía, Franco Gabrielli, pasan por intensificar los controles también la próxima semana, cuando muchos deberían regresar a su lugar de residencia o domicilio.

Este fin de semana se considera estratégico para mantener la curva epidémica bajo control y, por lo tanto, detener la infección por coronavirus. Las llamadas a quedarse en casa por parte del Gobierno se han intensificado, más si cabe, precisamente porque el R0 -el índice de contagio- llegó a estar esta semana por debajo de 1. El primer ministro, Giuseppe Conte, ha insistido en que “no debemos frustrar los esfuerzos realizados hasta ahora”. Y Roma advierte: todo el que sea sorprendido por la calle sin justificación se enfrentan a una multa de 400 a 3.000 euros, en los casos más graves.

El calendario oficial trazado de momento desde Roma establece que hasta el 13 de abril todos los italianos seguirán confinados. Sólo después de los días festivos se podrá pensar en reabrir algunas empresas y en planificar los diferentes pasos seguir en cada región, atendiendo a los índices de contagio.

https://www.elmundo.es/internacional/2020/04/09/5e8f3a95fdddffc4348b45d9.html

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s