Santiago Abascal: “El nuevo Gobierno intentará subvertir el orden constitucional” / “Nosotros no vamos a participar de ninguna operación que permita que el Partido Socialista esté en el poder y ahora mismo no hay ninguna mayoría alternativa. Las únicas mayorías posibles son las de esos que comparten la defensa del Estado de las autonomías, las políticas de género, de memoria histórica y yo creo que hay un amplio campo de acuerdo posible entre el PSOE, PP y Cs” / “Esa operación tiene los votos suficientes del PSOE y del PP, tiene muchísimos votos, más de 200 escaños. Es irrelevante lo que haga Vox. Lo que sí ha dicho Vox es que no atacará al PP o a Ciudadanos si deciden una abstención para evitar un gobierno de Podemos pero Vox no es necesario y Vox no va a contradecirse, no va a hacer nada en contra de lo que dijo en la campaña electoral” / “Con 52 diputados somos mucho más capaces de resistir y de impugnar las políticas liberticidas y totalitarias. Tenemos capacidad de recurrir ante el Tribunal Constitucional las leyes que se aprueben. Tenemos capacidad, por tener más de 50 diputados, de recurrir los Estatutos de autonomía que aprueben los parlamentos regionales” / “Yo creo que va a haber un intento de subvertir el orden constitucional. Hay una mayoría parlamentaria en estos momentos del socialismo corrupto, del comunismo chavista y del separatismo en España. Si son capaces de ponerse de acuerdo, no tengo ninguna duda de que lo harán y de que Vox estará para resistir y para acudir al Tribunal Constitucional cuando sea necesario” /”Son capaces de cualquier cosa y de hecho están creando el caldo de cultivo para que exista un debate social sobre la ilegalización de Vox” / “Ahora mismo estamos asistiendo a una operación de triple blanqueo: el blanqueo mutuo, por un lado, Podemos tratando de blanquear la corrupción socialista, por otro lado el PSOE blanqueando el comunismo totalitario y ambos blanqueando a su vez el separatismo golpista” / “Yo ya pedí la dimisión de Pedro Sánchez la semana pasada como consecuencia del fraude electoral a los españoles. Pedro Sánchez compareció ante los españoles, en unas elecciones que no debían haberse convocado nunca porque ya tenían mayorías como la que ahora quieren poner en marcha, diciendo que no iban a pactar con Podemos. Lo dijo de todas las maneras posibles, incluso alertando de que Podemos representaba las cartillas de racionamiento y el comunismo chavista y realmente ha hecho lo contrario. Nosotros ya le hemos dicho a Pedro Sánchez que tiene que dimitir, que si tuviera un mínimo de dignidad y si tuviera escrúpulos, si tuviera vergüenza, habría presentado su dimisión. Esto de los ERES es un añadido más respecto a Pedro Sánchez, pero sí es verdad que nos sitúa ante un PSOE retratado ante los españoles, ante un partido que utiliza las instituciones a su servicio” /”Lo que sabemos es que hace falta una reforma constitucional agravada con grandes mayorías que no existen. Mientras tanto, planteamos que se haga lo posible que es la recuperación de algunas competencias autonómicas, las de Educación, Sanidad, la de Justicia y las de Interior” / “Lo primero que tenemos que hacer es cumplir con los españoles que nos han dado un gran apoyo: más de tres millones 600 mil españoles”/”Los españoles están muy asustados, están muy preocupados, pero nosotros no queremos engañarles, no queremos ofrecerles un imposible y sobre todo no queremos hacer lo contrario de lo que dijimos en las elecciones” / “Estamos respondiendo a problemas concretos de los españoles en defensa de la unidad nacional, y eso llama a españoles de izquierda y de derecha; en defensa de las libertades frente a determinadas leyes de la izquierda, y creo que eso también ha conseguido, sorprendentemente, llamar a muchas personas que habían votado antes a la izquierda” – Libertad Digital

En su primera entrevista en prensa escrita tras el 10-N, el presidente de Vox alerta sobre la creación de un nuevo “Frente Popular”

Santiago Abascal nos recibe en su nuevo despacho situado en un edificio de cuatro plantas del barrio de Chamartín justo después de recoger su acta de diputado. Es la segunda vez en un año que el partido cambia de sede debido al crecimiento experimentado en los últimos meses y que les ha permitido ser ya la tercera fuerza política del país. En su primera entrevista después del 10-N, el presidente de Vox hace balance de lo ocurrido tras las elecciones, avanza algunos de sus proyectos para la próxima Legislatura y advierte de la grave situación a la que se enfrenta España ahora que se asoma al abismo de tener un partido comunista en el Gobierno.

PREGUNTA: Se ha hablado mucho de su éxito el pasado 10-N pero ¿en qué lugares les queda todavía trabajo por hacer?

RESPUESTA: La fortaleza de Vox está en su identidad. La fortaleza de Vox es que tiene un mismo discurso en toda España, un discurso muy claro, muy inequívoco, que no va cambiando en función del territorio y eso hace que en los lugares donde el separatismo ha estado más presente, donde hay un discurso particularista incluso, aunque no sea separatista, como ocurre en el caso de Galicia, sea más difícil la penetración del discurso de Vox. Por eso es tan dispar nuestro resultado, con porcentajes que superan ampliamente el 20 por ciento en el sur de España, en la zona mediterránea… y, por otro lado, con porcentajes más bajos en esas regiones donde ha habido separatismo o localismo.

Nuestra tarea es hacer que nuestro discurso entre precisamente también en esos sitios, en Galicia, en el País Vasco y en Cataluña, donde ya tenemos representación en la circunscripción de Barcelona. Pero estamos muy motivados porque creemos que precisamente por esa razón, porque nuestros porcentajes son bajos, tenemos todavía mucho margen para crecer.

P: ¿Pueden tener fuerza en el País Vasco partidos que se oponen al cupo vasco?

R: No tengo ninguna duda de que es posible. Es más, con los resultados de las elecciones generales entendemos que habíamos entrado en Cataluña, en Galicia y en el País Vasco, en los parlamentos autonómicos. Y vamos a demostrar que se puede estar en los parlamentos regionales impugnando el Estado de las autonomías, que es lo que ha hecho Vox. Por supuesto, respetando las normas, respetando el orden constitucional y no aspirando a cambiarlo ni a derribarlo, más que utilizando los procedimientos de reforma que la propia Constitución impone. En ese sentido, nosotros somos un partido legalista y

estamos muy satisfechos de haber entrado también en los parlamentos regionales para ofrecer una visión distinta: la de todos esos españoles que piensan que las autonomías nos han separado, nos han hecho desiguales y que hay otra manera de gobernar España.

P: ¿A pesar de que las autonomías pueden hacer ahora de contrapeso al futuro Gobierno de Sánchez e Iglesias?

R: Nosotros nunca diremos que el Estado de las autonomías es útil para asistir a un Gobierno de la nación, sea del signo que sea. El Estado de las autonomías es malo para los españoles y nuestra posición es de oposición a ese modelo territorial y de transformación del mismo. Lo que sabemos es que hace falta una reforma constitucional agravada con grandes mayorías que no existen. Mientras tanto, planteamos que se haga lo posible que es la recuperación de algunas competencias, las de Educación, Sanidad, la de Justicia y las de Interior.

P: ¿Aspiran a liderar la oposición a Sánchez?

R: Tenemos que ser prudentes y lo primero que tenemos que hacer es cumplir con los españoles que nos han dado un gran apoyo: más de tres millones 600 mil españoles. Y lo que queremos es que esos españoles estén satisfechos con lo que han votado, que vean que lo que hemos dicho en la campaña electoral es lo que hacemos en nuestra acción parlamentaria. No estamos pensando ahora en los sorpassos, en ver a quién ganamos, a quién superamos.

Nuestro objetivo, entiendo que como el de otros partidos políticos, y lo dijimos también durante la campaña, era ganar las elecciones. No las hemos ganado y hemos dicho que lo intentaríamos en las próximas convocatorias electorales. Nuestro objetivo no es ganar al PP, nuestro objetivo es ganar al PP, al PSOE y a todos los partidos. Ser la primera fuerza política de España, ser una alternativa patriótica que sea capaz de unir a muchos españoles que hasta ahora estaban dispersos o que incluso pensaban distinto en algunas cosas. Mientras tanto, lo que tenemos que hacer es cumplir con nuestra obligación, que es representar a los españoles que nos han dado soporte.

entrevista-santiago-abascal-nueva-sede-v

P: Precisamente por eso, por el hecho de tener ahora mayor responsabilidad, ¿no deberían hacer algún gesto, más allá de quedarse en la oposición, para que los españoles tomen conciencia de esa grave situación que se avecina con el futuro Gobierno?

R: La gente ya ha tomado conciencia. Los españoles están muy asustados, están muy preocupados, pero nosotros no queremos engañarles, no queremos ofrecerles un imposible y sobre todo no queremos hacer lo contrario de lo que dijimos en las elecciones. Absolutamente todos los mítines de la campaña electoral, mítines muy multitudinarios y por lo tanto ante muchas personas que pudieron escucharnos, dijimos que Vox ni por acción, ni por omisión, ni con un voto a favor, ni con una abstención, participaría en dar el paso, en facilitar la entrada de un gobierno socialista o de un gobierno con participación socialista.

Nosotros no vamos a participar de ninguna operación que permita que el Partido Socialista esté en el poder y ahora mismo no hay ninguna mayoría alternativa. Las únicas mayorías posibles son las de esos que comparten la defensa del Estado de las autonomías, las políticas de género, de memoria histórica y yo creo que hay un amplio campo de acuerdo posible entre el PSOE, PP y Cs.

P: ¿Y por qué no verlo como una operación para sacar a Podemos del Gobierno?

R: Nosotros no somos necesarios para esa operación. Esa operación tiene los votos suficientes del PSOE y del PP, tiene muchísimos votos, más de 200 escaños. Es irrelevante lo que haga Vox. Lo que sí ha dicho Vox es que no atacará al PP o a Ciudadanos si deciden una abstención para evitar un gobierno de Podemos pero Vox no es necesario y Vox no va a contradecirse, no va a hacer nada en contra de lo que dijo en la campaña electoral.

P: Si la entrada de Podemos en el Gobierno es una amenaza para el actual sistema ¿cómo van a combatir esa amenaza desde la oposición donde su labor estará más limitada?

R: Nuestra labor estaba limitada con 24 diputados, con 52 sigue siendo limitada, pero es una labor mucho más amplia. Somos mucho más capaces de resistir y de impugnar las políticas liberticidas y totalitarias. Tenemos capacidad de recurrir ante el Tribunal Constitucional las leyes que se aprueben. Tenemos capacidad, por tener más de 50 diputados, de recurrir los Estatutos de autonomía que aprueben los parlamentos regionales y yo creo que esa es una gran capacidad.

P: ¿Qué leyes van a recurrir ante el Tribunal Constitucional?

entrevista-santiago-abascal-nueva-sede-v

R: Las leyes que estamos en plazo de recurrir, las leyes que se aprueben a partir de ahora. No tenemos ninguna duda de que si se pone en marcha un Gobierno del Frente Popular con el apoyo separatista, es muy posible que haya una vuelta de tuerca en las políticas totalitarias de la izquierda y, por lo tanto, ellos nos dirán cuáles son las leyes que vamos a tener que ir recurriendo pero nos podemos esperar lo peor. Yo creo que va a haber un intento de subvertir el orden constitucional. Hay una mayoría parlamentaria en estos momentos del socialismo corrupto, del comunismo chavista y del separatismo en España. Si son capaces de ponerse de acuerdo, no tengo ninguna duda de que lo harán y de que Vox estará para resistir y para acudir al Tribunal Constitucional cuando sea necesario.

P: ¿Temen que intenten ilegalizarles como partido?

R: Nosotros no despreciamos nunca al enemigo. Son capaces de cualquier cosa y de hecho están creando el caldo de cultivo para que exista un debate social sobre la ilegalización de Vox. Entendemos que es un absoluto ridículo porque Vox es un partido que defiende el orden constitucional, que defiende el sistema democrático, que defiende la separación de poderes… es un partido que no se ha corrompido, que defiende los derechos y las libertades de los españoles y creo que otros no pueden decir lo mismo. Ahora mismo estamos asistiendo a una operación de triple blanqueo: el blanqueo mutuo, por un lado, Podemos tratando de blanquear la corrupción socialista, por otro lado el PSOE blanqueando el comunismo totalitario y ambos blanqueando a su vez el separatismo golpista. Ellos sí tienen que mirar si alguna de esas fuerzas políticas debe ser ilegalizada, como los partidos separatistas que han dado un golpe de Estado.

P: ¿Qué responsabilidad tiene que asumir Sánchez por el caso de los ERE?

R: Yo ya pedí la dimisión de Pedro Sánchez la semana pasada como consecuencia del fraude electoral a los españoles. Pedro Sánchez compareció ante los españoles, en unas elecciones que no debían haberse convocado nunca porque ya tenían mayorías como la que ahora quieren poner en marcha, diciendo que no iban a pactar con Podemos. Lo dijo de todas las maneras posibles, incluso alertando de que Podemos representaba las cartillas de racionamiento y el comunismo chavista y realmente ha hecho lo contrario. Nosotros ya le hemos dicho a Pedro Sánchez que tiene que dimitir, que si tuviera un mínimo de dignidad y si tuviera escrúpulos, si tuviera vergüenza, habría presentado su dimisión.

Esto de los ERES es un añadido más respecto a Pedro Sánchez, pero sí es verdad que nos sitúa ante un PSOE retratado ante los españoles, ante un partido que utiliza las instituciones a su servicio. Es verdaderamente delirante y un insulto a los españoles que el señor Ábalos haya dicho que esto no tiene nada que ver con el PSOE o que nos digan que no se han enriquecido. No, han enriquecido a muchos de los suyos robando el dinero a otras personas que sí lo necesitaban y además se lo han gastado en prostitución y en drogas en muchos casos.

P: ¿Corre peligro la Monarquía con el futuro Gobierno del PSOE y Podemos?

R: Creemos que sí, vimos banderas republicanas en la celebración de Pedro Sánchez la noche electoral, algunas en los mítines de Podemos, vemos el intento de deslegitimar la Transición y creemos que hay en el fondo un intento de deslegitimar la Corona. Pero creo que lo que más riesgo corre, sin ninguna duda, no es la Corona, es la unidad nacional. Y lo que está ocurriendo en Cataluña es algo que preocupa a la inmensa mayoría de los españoles, creo que está detrás también de nuestro gran resultado electoral.

Hemos detectado en toda España cómo provincia a provincia, pueblo a pueblo, realmente lo que más preocupaba a los españoles que acudían a nuestros actos era lo que estaba pasando en Cataluña, más incluso que los problemas personales que podían tener con la administración. Hemos detectado ese patriotismo de las personas que han confiado en nosotros y la preocupación por la restauración del orden constitucional en Cataluña. Y teniendo en cuenta que necesitan los votos de los que han dado el golpe de Estado, nos podemos temer lo peor.

P: Uno de los aspectos que más destacan de su resultado electoral es que han conseguido ser primera fuerza en las zonas menos ricas de España. Su programa económico apuesta por una drástica reducción de impuestos y de gasto público ¿se definen como un partido liberal?

R: No, nosotros no vamos a buscar una etiqueta política, ni liberal, ni conservador, ni socialdemócrata. Creemos que muchos españoles, y cada vez más, no se identifican con esas etiquetas propias de los comunicadores, propias de los frikis de los partidos, de los estudiosos de la ciencia política. Creo que la mayor parte los españoles, cuando se miran al espejo, no miran si son muy de izquierdas, muy de derechas, si son de extremo centro como algunos o si son liberales, conservadores o liberal-conservadores.

Nosotros hemos presentado un programa político que está consiguiendo el apoyo de muchos españoles, independientemente de que se defina de alguna de esas maneras o independientemente de que no se definan de esa forma porque no se detienen a pensar en eso.
Creemos que estamos respondiendo a problemas concretos de los españoles en defensa de la unidad nacional, y eso llama a españoles de izquierda y de derecha; en defensa de las libertades frente a determinadas leyes de la izquierda, y creo que eso también ha conseguido, sorprendentemente, llamar a muchas personas que habían votado antes a la izquierda; en defensa de nuestras fronteras, en defensa de la inmigración legal y ordenada y eso también ha permitido el concurso de la alternativa de Vox para muchas personas que anteriormente habían votado a la izquierda. No vamos a etiquetarnos, ya nos etiquetan bastante los demás.

P: Pero es evidente que están más cerca de posiciones conservadoras. En ese sentido sí hay una etiqueta.

R: Evidentemente no estamos en la izquierda, pero estamos defendiendo políticas que personas de izquierdas pueden apoyar.

P: ¿Es necesario una refundación del centro derecha español para lograr una mayoría alternativa a la izquierda que es capaz de sumar sus votos a los de los separatistas mientras que la derecha no?

R: Es necesario que Vox, como alternativa patriótica, como alternativa social, como alternativa en defensa de la libertad, obtenga la mayoría absoluta. Una alternativa clara. Vox no puede pactar para desdibujarse, no puede llegar a acuerdos con esos que a la mínima de cambio se abrazan al PSOE y a las políticas de la izquierda más totalitaria.

P: Pero es difícil ensanchar esa base para lograrlo.

R: También era difícil que Vox pudiera tener 50 diputados. Era impensable hace meses y los tenemos, y nuestro objetivo es ensanchar la base con nuestra oferta política. Quizá otros puedan llegar a acuerdos entre ellos. Están todo el día peleados en la melé del centro. Quizá sean capaces de llegar a un acuerdo y nosotros podemos tener interlocución con ellos, pero tenemos un programa político muy definido y muy diferenciado del que tienen ellos.

P: Presumen de haber logrado atraer a votantes socialistas, ¿es ese ahora su objetivo?

R: Nos han votado personas que han votado al PP, a Cs, que estaban en la abstención crónica, casi 300.000 que habían votado al PSOE y nuestro intención es seguir llamando a todos los españoles sin distinción, independientemente de lo que hubieran votado. Yo creo que muchos españoles que tradicionalmente habían votado al PP porque pensaban que defendía la unidad de España, que defendía la igualdad de los españoles, se han sentido decepcionados. Han visto que la izquierda, cuando tiene el poder, lo primero que hace es gastarse el dinero de los contribuyentes en prostíbulos y drogas mientras permite que el pueblo viva en la miseria, que es lo que ha pasado precisamente en Andalucía, a la que el socialismo ha llevado a la peor situación económica y de paro que ninguna región tenga en toda Europa. Y yo creo que eso hace que muchas personas se giren hacia una alternativa como la de Vox.

P: ¿Cuál será su primera propuesta esta legislatura?

R: No lo hemos decidido todavía, más allá de cuál sea nuestra primera iniciativa en concreto, para nosotros lo más importante es la restauración del orden constitucional en Cataluña, sin ningún género de dudas. Es absolutamente impensable para nosotros e inaceptable que al frente de la Generalidad todavía haya un golpista que está siendo juzgado por el menor de los delitos que ha cometido: por desobediencia. Tememos que realmente Torra está al frente de un golpe de Estado, está en plena rebeldía, debe ser detenido. La primera medida de cualquier Gobierno tendría que ser la puesta a disposición judicial de Torra y su detención inmediata.

P: ¿Qué está fallando entonces para que eso no haya ocurrido?

R: Hay mecanismos, muchísimos, lo que yo creo es que hay un Gobierno cómplice del golpe en Cataluña, un Gobierno que necesita los votos de los golpistas. Hay un Gobierno que hizo una moción de censura basándose en una sentencia, por cierto, que luego ha sido matizada, y que tuvo que alcanzar esa mayoría en la moción de censura apoyándose en los que acaban de dar un golpe de Estado en Cataluña. Ese Gobierno, ese partido, otra vez vuelve a ser el primero en las elecciones y vuelven a necesitar a los golpistas.
Es imposible perseguir al golpismo separatista si a la vez tienes que pactar con él. Y eso es lo que le pasa al PSOE. Por eso entendemos que cualquier otra alternativa entre el PSOE sin Pedro Sánchez, entre el PP y Ciudadanos, quizá pueda permitir la restauración parcial del orden constitucional en Cataluña. Digo parcial porque para nosotros hay que suspender la autonomía de Cataluña inmediatamente y hay que detener a Torra y ellos nos han mostrado de qué eran capaces con aquel artículo 155 blando, aplicado durante un corto espacio de tiempo y que sólo pretendía la convocatoria electoral que nos ha vuelto a llevar al mismo lugar de partida.

P: Denuncian un cordón sanitario a Vox impuesto por algunos medios pero impiden la entrada a sus actos a esos medios ¿no están señalando a sus periodistas?

R: ¿En qué sentido?

P: Se producen abucheos en sus mítines a algunos periodistas.

R: No me preocupa nada, nuestra gente es muy pacífica, lo máximo que se ha producido es algún abucheo y hemos pedido en nuestros actos respeto a los trabajadores de los medios de comunicación pero vamos a seguir defendiéndonos de quienes mienten sobre nosotros y de quienes hacen editoriales diciendo que hay que aplicarnos un cordón sanitario. No entiendo qué legitimidad tienen, por ejemplo, el diario El País o la Ser para decir que a Vox no se le puede tratar como a otro partido y para pretender que los tratemos a ellos como a cualquier periodista. No lo vamos a hacer. No vamos a ceder en eso.

Ellos nos sitúan a nosotros, y a la gente que nos vota, en la picota. A la gente que sale con una mesa informativa de Vox a repartir publicidad y a Nerea Alzola le dan dos patadas en el estómago precisamente por eso, porque hay quien nos sitúa como un peligro para la sociedad. Vierten el odio sobre nosotros y lo único que hacemos para defendernos es decir que esos señores que nos señalan de esa forma no entran en nuestros actos, es lo mínimo que podemos hacer.

P: ¿No temen la imagen que puede dar del partido?

R: Teníamos 24 diputados y tenemos 52. Y hemos obtenido los 24 y después los 52 con la inmensa mayoría de los medios de comunicación en nuestra contra. Hemos demostrado a los españoles que nosotros no obedecemos a El País ni a los medios de comunicación de la izquierda y por lo tanto creemos que eso nos da una buena imagen y nos hace ser confiables para muchos españoles que están hartos de la dictadura de la corrección política impuesta desde los partidos de la izquierda y de los medios de comunicación de la izquierda.

https://www.libertaddigital.com/espana/politica/2019-11-23/santiago-abascal-el-nuevo-gobierno-intentara-subvertir-el-orden-constitucional-1276648327/