MODA – Pasamanerías para la confección, industria textil y del calzado

Las pasamanerías vuelven a estar de moda como complementos en confección. Es el momento ideal de llevar adornos textiles, pasamanerías vintage y antiguas en general. La moda de estas recientes temporadas se ha vuelto loca por flecos, borlas, apliques y adornos. Las pasamanerías para la confección -borlas, flecos, cordones, galones, botones…- se pueden utilizar de manera creativa en el diseño de moda, de forma tanto tradicional como contemporánea. Es decir, que los diseñadores tanto los aplican de nuevas formas como a la manera tradicional, en la ropa de temporada.

Un diseñador en esta época contemporánea todavía se inspira en borlas, flecos, abalorios, trenzas, encajes y otros adornos de este estilo, utilizados con gran efecto.

Como indicaba una encuesta del Wall Street Journal realizada entre 26 diseñadores, en los últimos años la pasamanería, también conocida en América como “la ornamentación del viejo mundo”, es una tendencia fashion en aumento. Las colecciones de los grandes diseñadores las han incluido en las últimas temporadas, y poco a poco se han ido convirtiendo en tendencias. Los nombres más importantes de la moda mundial intentan incorporar borlas, flecos, cordones y galones de maneras sutiles.

Pero el hecho cierto es que, desde finales de 2015, la pasamanería ha estado regresando a la moda, así como a la decoración de interiores.

Pasamanería‘ es una palabra francesa que significa “el arte de hacer adornos o bordes elaborados a partir de apliques trenzados, cordones dorados o plateados, bordados, seda de colores o cuentas para ropa o muebles”.

Los desfiles de moda en París también están mostrando temporada tras temporada borlas y bordados de manera destacada.

Es un espectáculo ver los diseños de Balmain, por ejemplo, un estilo del viejo mundo sembrado de bordados y flecos, más explícitos que nunca en las prendas, y que sin dejar de ser adornos se convierten por primera vez en protagonistas.

La pasamanería también ha hecho su camino en joyería. Entre otras, las piezas de Lanvin combinan elegantes borlas con un borde metálico moderno y simplificado.

Lo mismo ocurre con los bolsos. Los recientes diseños de Saint Laurent presentan un estilo tranquilo y elegante en colores simples, incluso con toques militares, y… borlas prominentes.

¿Y qué decir entonces de las borlas? ¿Todavía no las tienes en tu armario?

Las colecciones de moda más vanguardistas proporcionan una nueva versión de las borlas: extienden el patrón gráfico en lugar de ser un borde de longitud completa o agregado.

Aunque técnicamente no se puede considerar una pasamanería, ya que las borlas están entretejidas en el patrón, y en ocasiones lo prolongan hacia el exterior, las borlas tienen un propósito similar a las tradicionales, proporcionando un aspecto más integrado y orgánico al vestuario.

Los cordones retorcidos, hechos de exquisitos hilos de lino, teñidos en sutiles colores naturales, se personalizan para adaptarse al proceso de fabricación y diseño.

Podemos verlas en todas partes, desde aretes de borla, collares de borla, borlas que adornan bolsos y borlas en los zapatos. Son el accesorio de moda ideal para alegrar y estilizar cualquier atuendo. ¡Agrega un poco de diversión y brillo y es perfecto para cualquier estación del año!

Las borlas tienen una larga historia de prestigio y se han usado en todas las épocas desde al año 330 A.D. Algo increíble. Siempre han sido un signo de lujo y prestigio y definitivamente fueron una pieza de moda a la que aspirar.

En el 330 d.C., el emperador romano Constantino decretó que todos los cristianos debían vestirse, lo que provocó una alta demanda de adornos de borla. Saltamos luego en el tiempo hasta el 540 d.C.: el emperador Justiniano y dos monjes persas hicieron contrabando de gusanos de seda de China, solo para hacer las borlas con las que soñaban la realeza y los aristócratas en el mundo occidental.

Podemos agradecer a los franceses por convertir la borla en un objeto de moda. Alrededor del siglo XVI, el Gremio de los Pasamaneros estableció el arte de la “pasamanería”. Eran necesarios siete años de aprendizaje para capacitarse en este oficio, y en aquella época una sola borla costaría el equivalente a miles de dólares en comisión, sin mencionar semanas de trabajo y materiales valiosos.

Vemos que la pasamanería es ahora, como históricamente, objeto siempre de las últimas tendencias.

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s