Abascal (VOX) se salta el veto para responder como si también hubiera participado en el debate, ante 5.000 personas en Las Rozas /Contraprograma a los “cuatro jinetes del apocalipsis”: la “traición” (Sánchez), la “decepción” (Casado), el “márketing” (Rivera) y el “odio” (Iglesias) / El líder de Vox desafió a los cuatro partidos de cara a las elecciones generales del domingo subrayando que PSOE, PP, Ciudadanos y Unidas Podemos ya no representan a millones de españoles / El líder de Vox arremetió contra los candidatos por “hurtar” a los españoles las soluciones a los problemas del país y por no decir “ni palabra” de cómo hay que aplicar el artículo 155 en Cataluña para frenar “el golpe”: interviniendo las instituciones catalanas, cerrando TV3, disolviendo los Mossos o ilegalizando a los partidos separatistas. Tampoco “ni palabra”, reprochó Abascal, sobre cómo “proteger las fronteras” de los inmigrantes irregulares o de cómo finiquitar las leyes de violencia de género o de memoria histórica. Problemas que Vox quiere cortar de raíz con expulsiones o derogando las citadas leyes. “Esta plaza está llena de sentido común mientras el plató de Antena 3 está llena de lugares comunes”- El Mundo

 

Santiago Abascal no salió por la tele. Salió de toriles. Los de la plaza de toros de Las Rozas (Madrid). Y de ahí embistiendo como un toro contra “los enemigos de España” pasó directo a YouTube. El candidato de Vox contraprogramó la segunda entrega del debate a cuatro con un acto multitudinario a una treintena de kilómetros del estudio de Atresmedia donde se preparaban a la misma hora Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias. Excluido de esta cita por orden de la Junta Electoral al no cumplir los requisitos legales para estar presente, Vox montó su propia fiesta. O, mejor dicho, su propia superproducción televisiva para hacer sombra el debate. Y luego la emitió por internet a la misma hora en la que daba comienzo el careo de candidatos en Antena 3 y La Sexta. Podría parecerse a una película de romanos, por aquello de haber elegido como lugar de combate un coso circular, pero fue más bien una película de acción clásica. Abascal en el papel de Bruce Lee: a guantazo limpio contra todo y contra todos.

Ante más de 4.500 personas en directo y ya se verá ante cuántos miles por internet, el líder de Vox desafió a los cuatro partidos de cara a las elecciones generales del domingo subrayando que PSOE, PP, Ciudadanos y Unidas Podemos ya no representan a millones de españoles.

Así, despreció los dos debates televisados por tratarse tan sólo de “una reunión de los cuatro jinetes del apocalipsis en este momento”. Y, los citó: la “traición”, la “decepción”, el “márketing” y el “odio”, sentenció Abascal aludiendo a Sánchez, Casado, Rivera e Iglesias. A quienes viene acusando, respectivamente, de “postrar” España ante los separatistas y proetarras (PSOE), de ser la “derechita cobarde” en el combate contra los “progres” (PP), de ser una “veleta naranja” en la que no se puede confiar (Ciudadanos) y de querer convertir al país en una dictadura chavista (Unidas Podemos).

En un tono especialmente duro para la ocasión, aunque siempre lo es, el líder de Vox arremetió contra los candidatos por “hurtar” a los españoles las soluciones a los problemas del país y por no decir “ni palabra” de cómo hay que aplicar el artículo 155 en Cataluña para frenar “el golpe”: interviniendo las instituciones catalanas, cerrando TV3, disolviendo los Mossos o ilegalizando a los partidos separatistas. Tampoco “ni palabra”, reprochó Abascal, sobre cómo “proteger las fronteras” de los inmigrantes irregulares o de cómo finiquitar las leyes de violencia de género o de memoria histórica. Problemas que Vox quiere cortar de raíz con expulsiones o derogando las citadas leyes. “Esta plaza está llena de sentido común mientras el plató de Antena 3 está llena de lugares comunes”.

Pese a no tenerlo delante como hubiera sucedido en el debate, Abascal golpeó una y otra vez contra Sánchez y recriminó a Casado no saberlo hacerlo. “A Sánchez no hay que preguntarle, hay que acusarle”, proclamó, porque dijo que no tiene “escrúpulos” para pactar con separatistas, proetarras y comunistas.

Jaleado por su público, Abascal respondió todas las acusaciones que Sánchez hizo a Vox el día anterior cuando alertó de los peligros de la llegada de la “ultraderecha” al Congreso. Y enseñó los dientes con lo que pudo haber sido el debate si hubiera podido estar. “Dijo que para la ultraderecha temible la violencia contra la mujer era un cuento. Nosotros lo que le decimos es que él y los progres son responsables de que un violador múltiple vuelva a salir de la cárcel y vuelva a violar, porque son los que le meten por una puerta y le sacan por la otra”. “Son los responsables del efecto llamada y que no se expulse a uno solo los delincuentes extranjeros”, dijo entre otros reproches. Para acabar concluyendo: “Ni una sola lección del Partido Socialista ni obrero ni español”.

Más allá a las alusiones al debate, Abascal denunció que Vox está siendo víctima del “odio” en esta campaña. El partido “más perseguido”, responsabilizó el líder de Vox, por los proetarras, separatistas, comunistas, “feminazis”, colectivos LGTB o animalistas. Esta “España muerta o postrada”, ahondó Abascal, está movida por la “manipulación”, la “demonización” de los sentimientos patrióticos de Vox y la “violencia”.

En este sentido, criticó la actitud “cómplice” de la Junta Electoral. No sólo por “excluirles” del debate, sino por no proteger sus actos dando órdenes a las delegaciones del Gobierno para que disuelvan “a pelotazos” las protestas contra Vox. Que en varios casos han acabado en acoso, hostigamiento e incluso agresiones a sus simpatizantes.

Además de Abascal, intervinieron Rocío Monasterio, Iván Espinosa de los Monteros y Javier Ortega Smith. Este último, secretario general de Vox y candidato a la Alcaldía de Madrid, proclamó que “por primera vez van a entrar en el Congreso y en el Senado los legítimos representantes del pueblo español con un mandato irrenunciable: que nunca más vuelva a pistotearse esta nación”. “Para que juntos hagamos España grande otra vez”, apostilló, emulando el lema de Donald Trump.

https://www.elmundo.es/espana/2019/04/23/5cbf7c55fc6c83e4508b45aa.html

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s