El Camino de Santiago portugués: donde persiste el misterio

En la primavera de 1594 un sacerdote italiano llamado Juan Bautista Confalonieri peregrinó a caballo a Santiago desde Lisboa. Dejó escrito el relato de su viaje para la posteridad. Gracias a la descripción que hace del itinerario se ha podido recuperar y señalizar el Camino Portugués. 

Es el segundo itinerario más demandado, solo superado por el Camino Francés

Desde Portugal se podía entrar en Galicia por la población más meridional de Pontevedra, La Guardia, y Tuy. Para el creciente número de personas que se apuntan a esta ruta, es posible encontrar múltiples y atractivas opciones sobre lo que puedes hacer en Tuy. Los peregrinos cruzaban la provincia pontevedresa y proseguían sin desviarse, siempre en dirección al norte. Entraban en la Ciudad del Apóstol por la llamada Porta Faxeira. Esta es la Vía XIX, una calzada y camino militar romano descrito ya en el Itinerario Antonino, un documento de la Roma antigua que se supone redactado en el siglo III donde se recopilan las rutas del Imperio romano.

Veintiún siglos de historia nada menos, aunque adquirió más importancia desde el siglo XII. Creado por la época del emperador Augusto, en el siglo I de nuestra era, el camino ya unía las ciudades de Bracara Augusta (Braga en Portugal) con Asturica Augusta (Astorga), pasando por el precioso pueblo luso de Ponte de Lima, cuyo puente medieval se considera el más bello de todo el país. La Vía XIX discurre por Tude (Tuy), Turoqua (Pontevedra), Aquis Celenis (Caldas de Reyes), Iria en Padrón, Martiae (Marzán) y Lucus Augusti (Lugo).

Atrae más peregrinos que otras rutas destacadas, tales como son el Camino del Norte, la Vía de la Plata y el Camino Primitivo. Desde hace varias décadas muchos miles de personas lo recorren cada año. Desde tierras portuguesas los viajeros acceden a Galicia, aunque existen tres rutas históricas:

  • CAMINO PORTUGUÉS DEL INTERIOR

  • CAMINO PORTUGUÉS DE LA COSTA

  • CAMINO PORTUGUÉS DEL NORTE

Las tres parten del mismo eje de sur a norte Lisboa-Coimbra-Oporto y desde ahí se separan para volver a unirse luego en Redondela, ya en tierras pontevedresas, localidad que forma parte en nuestros días del área metropolitana de Vigo. En ese punto los peregrinos buscaban cruzar el río Miño. Había lugares que contaban con barcas o puentes de barcas. Por fin en 1884 se construyó el puente internacional de Tuy que comunica Portugal y Galicia, y así se facilitó muchísimo la comunicación entre las dos orillas.

Foto: caminodesantiago.gal

El Camino Portugués Central entra en España por Tui, la localidad que acaricia el río Miño y en donde sobresale a primera vista su catedral-fortaleza.

Más del 50% de peregrinos que recorren la ruta portuguesa eligen comenzar aquí su andadura, y caminar unos 120 kilómetros hasta Santiago en 5 ó 6 días

  • El primer día de caminata, para ir poniéndose en forma, el peregrino puede llegar hasta O Porriño, en una
    Foto: caminodesantiago.gal

    etapa dulce que no exige excesivo esfuerzo, caminando a la par del río Louro. Una alternativa más inmersa en la naturaleza implica apenas medio kilómetro extra y permite conocer el entorno de As Gándaras.

  • Desde O Porriño avanzamos el segundo día hasta alcanzar la ría de Vigo y  el concejo de Redondela, con los bosques pinos y eucaliptos como permanente telón de fondo. Primero llegamos a Mos y desde allí tomamos la Rúa dos Cabaleiros; otra ruta famosa, la de Chan das Pipas, y desembocamos en la plaza de Ponteareas y en la inolvidable localidad de Ribadavia.
  • Desde Redondela en la tercera etapa nos allegamos a Pontevedra capital. En nuestro camino nos espera la ría de Vigo con sus restos de galeones de la batalla de Rande, el puente colgante, Arcade y al histórico puente medieval de Ponte Sampaio, sobre el río Verdugo. En el medio de este puente comienza el municipio de Pontevedra. La capital del mismo nombre destaca por su impontente centro histórico.
  • De Pontevedra a Caldas de Reis, en la cuarta jornada. Interesantes cruceiros sazonan nuestro viaje. Nuestro destino ese día es Caldas, la villa termal romana, con su fuente purificadora.
  • En ruta hacia Padrón al día siguiente. Nos maravillamos con los montes que bañan las aguas del río Valga, en el municipio del mismo nombre. Aquí y allá quedan restos de antiguos molinos. De Valga a Pontecesures, con una espectacular panorámica del valle del río Ulla. Cruzamos el puente sobre el río, que separa las provincias de Pontevedra y A Coruña.
  • De Padrón, antaño ciudad romana de Iria Flavia, a Compostela en el último día de camino. En el alto de O Milladoiro es el lugar donde los peregrinos se arrodillaban al ver por vez primera la catedral. Al casco histórico de Santiago llegamos a través de A Porta Faxeira (‘La Puerta Trasera’, de la que queda solo el nombre) y la Rúa do Franco. La entrada tradicional a la catedral de los peregrinos del Camino Portugués se efectúa por la Praza das Praterías.
CURIOSIDADES DE ESTA RUTA
  • Es de todas las rutas xacobeas la que mejor orografía y menos cuestas y desniveles presenta.
  • Buena parte del recorrido es llanura.
  • Aunque progresa en paralelo a las Rías Baixas de Vigo y Pontevedra, siempre se mantiene apartada del litoral.
  • Entre la capital portuguesa y la capital gallega hay en torno a 600 kilómetros de distancia. A una media recorrida de 15 kilómetros a pie cada día, se tardan 24 días en completar esta ruta. Si elegimos hacer una versión más corta de esta vía xacobea, podemos salir de Oporto, a 240 kilómetros de distancia de Santiago, lo que supone 10 jornadas de viaje. O desde Tui, son entonces 119 kilómetros que se recorren en apenas 6 días.
  • La señalización del trazado no se completó hasta mayo del año 2006. Pero en Galicia ya habían comenzado con esta tarea muchos años antes, en 1992.
  • Desde Tui a Santiago es muy difícil perderse, pues abundan los típicos mojones que indican la distancia que aún falta para llegar junto al Apóstol.
  • Esta ruta tiene tramos donde escasean los albergues de peregrinos. Sobre todo en la parte portuguesa, entre Lisboa y Oporto. El viajero debe alojarse en cuarteles de bomberos, casas parroquiales o Posadas de la Juventud. Los albergues empiezan a aparecer entre Oporto y Valença do Minho y ya en el tramo gallego son más abundantes, y la mayoría públicos. Pero en las épocas de más afluencia suele necesitarse habilitar edificios provisionales para los peregrinos.

El Camino Portugués Central recorre este país desde el sur hasta el norte y entre otras atraviesa las localidades de:

EN PORTUGAL

  •  Alverca do Ribatejo,
  • Santarém,
  • Golegã,
  • Tomar,
  • Alvaiázere,
  • Rabaçal,
  • Coimbra,
  • Mealhada,
  • Águeda,
  • Oporto,
  • São Pedro de Rates,
  • Barcelos,
  • Ponte de Lima,
  • Rubiães
  • y Valença do Minho.

EN ESPAÑA:

  • Entrada por Tui
  • O Porriño,
  • Redondela,
  • Pontevedra,
  • Caldas de Reis
  • y Padrón,
  • muy cerca ya de la meta, Santiago de Compostela.

Las peregrinaciones jacobeas desde Portugal son mucho menos conocidas que las del Camino Francés, pero no por ello menos deslumbrantes. Desde el siglo XIII los monarcas del país vecino han recorrido esta Ruta para llegarse a los pies del Apóstol; y también aristócratas y miembros de la alta jerarquía eclesiástica acudieron a Compostela en todas las épocas. Está asimismo documentado el paso de célebres peregrinos por Pontevedra, como el Barón de Romisthal, Erich Lassota y Cosme de Médicis.

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s