EL PSOE CAE (VI) – SE REANUDA CON FURIA LA GUERRA ENTRE LA SULTANA Y EL INDECENTE- Los BARONES ya dan por seguro que perderán su mamandurria en mayo / A la desesperada, presionan para que Pedro Sánchez no ataque a Susana Díaz antes de las elecciones / La preocupación por el resultado en Andalucía está muy presente en todos los territorios. Y las advertencias que han llegado desde Ferraz respecto a la necesaria renovación del partido en Andalucía no han gustado en buena parte del partido, y en especial han preocupado a los presidentes autonómicos. Si ganar las elecciones y tener un 28% de voto no es suficiente cualquiera puede estar en peligro. «¿Qué pasa si después del 26 de mayo el resultado de Andalucía es el mejor de todo el partido?», se pregunta un antiguo dirigente federal. Ya hacen bien en tener miedo, ya. La caída sociata va a ser bestial (y muy merecida) en toda España / La guerra ya ha empezado: Un grupo de casi quinientos militantes, de los que casi la mitad son andaluces, han firmado un documento cuyo destinatario es Pedro Sánchez, en el que comparan a Susana Díaz, Lambán y García Page con el PP, Cs y Vox

La preocupación por el resultado en Andalucía está muy presente en todos los territorios sociatas, que temen sacar aún peores resultados que en Andalucía, a medida que la economía empeora y el Okupa sigue con sus tropelías a diario. La última, chantajear a los catalufos con una porrada de millones que salen de nuestros impuestos, para seguir okupando un sillón para el que nadie le votó

La posibilidad de una nueva guerra abierta entre Ferraz y la federación andaluza preocupa enormemente en muchos territorios socialistas. No solo por volver a colocar en primera línea de la actualidad la división de un partido cuyas heridas nunca llegaron a suturar, sino porque el precedente que puede suponer una apuesta de la dirección federal por intentar descabalgar a Susana Díaz se vuelva en contra de muchos líderes autonómicos.

Y las advertencias que han llegado desde Ferraz respecto a la necesaria renovación del partido en Andalucía no han gustado en buena parte del partido, y en especial han preocupado a los presidentes autonómicos. Si ganar las elecciones y tener un 28% de voto no es suficiente cualquiera puede estar en peligro. «¿Qué pasa si después del 26 de mayo el resultado de Andalucía es el mejor de todo el partido?», se pregunta un antiguo dirigente federal.
La preocupación por el resultado en Andalucía está muy presente en todos los territorios. Y las advertencias que han llegado desde Ferraz respecto a la necesaria renovación del partido en Andalucía no han gustado en buena parte del partido, y en especial han preocupado a los presidentes autonómicos. Si ganar las elecciones y tener un 28% de voto no es suficiente cualquiera puede estar en peligro.

«¿Qué pasa si después del 26 de mayo el resultado de Andalucía es el mejor de todo el partido?», se pregunta un antiguo dirigente federal

En un territorio donde el PSOE gobierna y donde mantener el poder puede depender de muy pocos escaños se rechaza cualquier intento de Ferraz por atacar a Susana Díaz: «El mensaje sería muy corrosivo para todos». En otra federación donde los socialistas también gobiernan confían en que «no pase nada de eso a corto plazo» y apuestan porque la propia Díaz y su federación apuesten por «regenerarse a sí mismos» y que entiendan «lo difícil que es hacer oposición después de ser presidenta».

Al igual que la dirección federal en estas federaciones se rechaza, no obstante, que el ejemplo de Guillermo Fernández Vara, que permaneció al frente del PSOE extremeño tras perder el poder entre 2011 y 2015 para luego recuperarlo sea un ejemplo válido para Díaz. «No había entonces una dirección fuerte porque Zapatero estaba de salida», dice un dirigente. «A Vara no le podían echar tanto ni tanto tiempo en cara. La realidad les hará ver las cosas en su justa dimensión», resume otro dirigente autonómico. El propio Vara ha defendido públicamente que solo Díaz debe decidir su futuro: «Lo que ella cree que tenga que hacer es lo que tiene que hacer».

Primeros movimientos

Ferraz tiene que hacer equilibrios también entre los barones y algunos dirigentes «muy cafeteros», los conocidos como «más pedristas que Pedro», que no han dudado en cuestionar públicamente a Díaz tras el 2 de diciembre y que no dudarían en sostener y apoyar la conveniencia de una actuación contundente de la dirección federal.

Ayer, sin ir más lejos, un grupo de casi quinientos militantes, de los que casi la mitad son andaluces, han firmado un documento cuyo destinatario es Pedro Sánchez, en el que comparan a Susana Díaz, Lambán y García Page con el PP, Cs y Vox.

Los firmantes de este manifiesto, entre los que se incluyen los miembros de las plataformas sanchistas, los Sindicalistas con Pedro y la redacción de Tribuna Socialista, pretendían no hacerlo público hasta que no se reúnan con Pedro Sánchez para entregársela, en un encuentro que ya tiene fecha y que se celebrará en los próximos días.

Sánchez controla todos los resortes del partido y tiene capacidad estatutaria para «poner fin a la anomalía», como lo define un dirigente, al hecho de que la dirección federal sea un mero espectador de lo que acontece en la federación más importante del partido.
Pero la posición dominante sigue siendo «esperar», convencidos de que el abandono del poder supondrá «un desgaste» en la figura de Díaz. Ferraz podría utilizar el artículo 341 de los estatutos para «suspender de sus funciones un órgano ejecutivo», aunque haría falta una interpretación generosa de uno de los supuestos: «Cuando concurran circunstancias de análoga gravedad que hagan necesario restablecer la normalización de la vida interna del Partido».

La segunda vuelta

Esta opción, aseguran en Ferraz, está descartada por el riesgo de fracturar el partido. La cercanía a las municipales de mayo es un argumento para evitar una confrontación. Quienes quieren proteger a Díaz creen que el partido debe centrarse en movilizar al electorado socialista que se quedó en casa en diciembre. Si el PSOE puede lograr liderar el poder municipal andaluz Díaz podría tener una nueva oportunidad.
Pero la intención de Ferraz es dejar de ser espectador y reclamar su participación en la confección de las candidaturas municipales y en las listas de las generales en caso de anticipo. Sánchez controla la comisión federal de listas para forzar la inclusión de afines llegado el caso, algo que José Luis Ábalos rechazó hacer para los comicios del 2 de diciembre.
La ausencia de un sustituto claro para Díaz es lo que anima a Ferraz a pensar que si la todavía presidenta decide dar un paso atrás existen posibilidades de colocar al frente de la federación a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Sin peso orgánico pero la única figura con posibilidades para tal empresa.
En este contexto Susana Díaz vuelve hoy a comparecer después de días de silencio. Lo hará después de que ayer el portavoz Mario Jiménez confirmase su decisión de no presentarse finalmente a la investidura. Pero destacando la voluntad de que sea ella la que «lidere la oposición».
Una buena parte de la militancia andaluza ha censurado su ausencia estos días. Sin embargo, Susana Díaz no ha estado escondida de todos. Ni mucho menos. Se ha dedicado a trabajarse sus apoyos internos que son ahora su principal valor y ella es particularmente consciente. Porque vienen curvas.

https://www.abc.es/espana/abci-barones-presionan-para-sanchez-no-ataque-diaz-antes-mayo-201901102327_noticia.html

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s