Pedro Sánchez ‘pincha’ en la economía: ya hay cinco indicadores clave de desaceleración – El Mundo

El Gobierno de Pedro Sánchez no cosecha noticias alentadoras en el desafío más importante de España junto a la crisis catalana: recuperar por fin los niveles de empleo y saneamiento económico previos a la terrible crisis. Hay pinchazo gubernamental, porque no sólo no mejora el ritmo de crecimiento pasado, sino que ni siquiera lo mantiene. Los expertos temían hace tiempo una desaceleración, pero se empieza a constatar ahora y según actúe el frágil Gobierno, puede ser más intensa de lo previsto.

El Ministerio de Economía publicó el viernes su boletín de coyuntura tras el verano y describe ya una desaceleración generalizada con al menos cinco indicadores que pierden fuelle y que deberían empujar al líder del PSOE a reorientar sus actuales prioridades políticas, ajenas hasta ahora a promover el crecimiento. Son además datos registrados desde junio, tras la investidura.

Según recoge el boletín ministerial, «entre los indicadores coyunturales de la economía española destacan las ventas minoristas, que disminuyeron en julio, y el indicador de sentimiento económico, que retrocedió en agosto [al peor nivel desde abril de 2017]. Por su parte, las ventas en grandes empresas y el índice de producción industrial perdieron impulso en junio». Hay más: «En junio, se amplió el déficit comercial debido principalmente al empeoramiento del saldo no energético y, en relación con los precios, la inflación ha permanecido estabilizada en agosto en el 2,2% interanual [cuando la subida a los pensionistas pactada con el PNV hasta ahora es del 1,6%]». También la constitución de hipotecas y la cifra de negocios empresarial se desaceleraron en junio, aunque el Ministerio, en este caso, los ve aún con dinamismo.

Además, en el primer mes de Sánchez en Moncloa se registraron «salidas netas de capital por valor de 11.127 millones». La fuga es muy superior a la de mayo en que salieron 884 millones y es inversa a los 18.000 millones que entraron en marzo. Pero, aunque hay que tomar nota, no es un dato aún significativo si no se perpetúa estos meses.

¿Qué dice el Gobierno? Nadia Calviño sigue en la clandestinidad en su aparente reto de ser la ministra de Economía más desconocida de la historia reciente de España. En cuanto a Sánchez, se conforma en sus declaraciones con lograr que la desaceleración sea limitada y cierre el año con un crecimiento del 2,7%, el peor dato de los últimos cuatro años, pero aún cercano al 3%. También por encima de las grandes economías del euro, aunque ya no tanto. El INE anticipa un crecimiento en el segundo trimestre del 0,6%, mientras que Alemania registra un 0,5%.

Sánchez puede alegar que la economía no es tan determinante para seguir en Moncloa. Que se lo digan a Rajoy que, víctima de sus errores, fue desalojado del poder mientras cosechaba en el segundo trimestre la mejor EPA de la historia: 469.900 empleos más. Es un hito difícilmente repetible, porque el servicio de estudios del BBVA augura «una moderación en la creación de empleo al arranque del tercer trimestre» con clara desaceleración en julio en las afiliaciones a la Seguridad Social. Ve «sesgo a la baja» en el crecimiento «por la elevada incertidumbre interna y externa». También la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal prevé que el crecimiento no pasará del 0,6% hasta final de año, el más bajo intertrimestral desde 2014.

¿Y los mercados? «La confianza en nuestra economía también se viene viendo certificada porque en estos dos meses de Gobierno la prima de riesgo se ha situado en torno de los 100 puntos básicos, por debajo -incluso-, de la media de estos últimos cuatro años en el entorno de los 116 puntos básicos», presumió el líder socialista en Moncloa el 3 de agosto. Un cenizo, porque aquél fue el último día que la prima rondaba esos 100 puntos. Desde entonces ha escalado a los 118 del viernes, mientras que países como Irlanda la mantienen estable en 50 puntos.

Cierto que la apuesta de Sánchez de gobernar con los Presupuestos del PP y minisros europeístas le ha evitado verse arrastrado por el temor de los inversores a Italia, pero la prima de riesgo española casi duplica a la vigente hace cuatro meses a la espera del desenlace de los pactos con Podemos y del laberinto del techo de gasto y Presupuestos para 2019.

El décimo aniversario de Lehman debería hacer recordar dónde lleva descuidar el déficit y la economía en general. En aquel 2008 Sánchez era concejal y Pablo Iglesias terminaba su tesis doctoral.

LEER NOTICIA COMPLETA EN EL MUNDO

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s