GUERRA ISLAM (IV): El Al Ándalus del Califato o cómo el Daesh seduce y capta cientos de jóvenes musulmanes a través de las redes sociales y de sus vídeos promocionales

¿Qué busca el Daesh con los atentados? ¿Qué pretenden los terroristas? Con los ataques de Barcelona, el autoproclamado Estado Islámico busca recuperar potencia y poder mediáticos.

Canales oficiales y vinculados al Estado Islámico lanzan nuevas amenazas contra España-

Tras los atentados de Barcelona y Cambrils, la organización terrorista Daesh ha colgado en las redes un vídeo -producido con imágenes específicas del ataque- editado en castellano, con el que emite un mensaje intimidatorio a la sociedad internacional. El análisis del mensaje evidencia que las estructuras pseudoestatales y bélicas, en el territorio de Siria e Irak, del autodenominado Estado Islámico se están desangrando y éste responsabiliza de ello a la coalición internacional, en la que participa España, que además es un ejemplo en la lucha antiterrorista.

Con el ataque en nuestro país, el Daesh pretende recuperar potencia y poder mediáticos. Es evidente, y las estadísticas así nos lo confirman, que conforme la organización terrorista se debilita en sus territorios, ha intensificado sus ataques en suelo europeo. En el periodo que va de marzo de 2004 (ataques en Madrid) y enero de 2015 (ataque contra Charlie Hebdo), el terrorismo yihadista realizó un atentado en Europa cada 22 meses. Desde enero de 2015 hasta los ataques de la pasada semana, se ha incrementado la actividad terrorista hasta el extremo de que se han cometido ataques con múltiples víctimas cada mes y medio -aproximadamente- en territorio de la Unión Europea.

Cuando el Daesh atenta en Europa contra la población civil de los países que integran la coalición internacional, busca que los ciudadanos se cuestionen qué hacemos bombardeando sus territorios, si luego, aquéllos a los que bombardeamos trasladan su actividad terrorista a nuestras calles y plazas. La intencionalidad última del vídeo es, en definitiva, convocar la venganza y, con ella, generar varios contextos: el de la respuesta de la coalición internacional; el de la población civil atacada, y el que atañe directamente a la población musulmana por el terrorismo yihadista. Este fenómeno terrorista sabe que con sus acciones puede provocar que la sociedad atacada se sienta tentada por deslegitimar y estigmatizar a los musulmanes; fomentando la islamofobia, la propia ideología yihadista se retroalimenta.

El hecho de que se mencione que se ha atacado en España, que se mencione Al Ándalus de forma tan insistente en el vídeo, y además por alguien como Muhammad Yassine Ahran Pérez, que ha sido un dinamizador en redes, y que es además un andaluz, un cordobés, puede apoyar y lanzar un mensaje a nuevos adeptos. Esto refuerza y subraya que los procesos de captación siguen abiertos en territorio europeo e incluso en nuestro país. Para esa captación, entre otros argumentos, se utiliza la idea del Al Ándalus, evocando uno de los momentos de mayor esplendor del islam, que se ve atacado por este Occidente corrompido, diabólico y satánico, desde su perspectiva criminal.

Cuando los nuevos adeptos son convocados a incorporarse a estas estructuras yihadistas, se les hace ofreciéndoles también una identidad, como individuos que recuperarán tierra del Al Ándalus. En ese sentido hay que hacer evidente que las partes del vídeo que se refieren de forma explícita a Al Ándalus están enfocadas a atraer con su retórica envolvente a aquellos jóvenes que puedan estar en camino de ser captados, jóvenes que viven en este Al Andalus corrompido. Por tanto, son convocados a reconvertirlo de nuevo en algo dignificado, en algo extraordinario, por lo tanto, es dar un estímulo más para hacer eficaz este proceso de captación.

Es importante destacar, atendiendo a las reacciones internacionales que ya se están viendo en el seno de la Unión Europea tras los atentados de Barcelona y Cambrils, y desde la perspectiva de las relaciones internacionales, que es necesario reflexionar sobre la pertinencia, o no, de crear un FBI europeo, una organización de seguridad europea, que coordinara la labor policial dentro delespacio de Schengen, aunque luego estén las oficinas y legislaciones propias de cada Estado. Porque en la neutralización del doble atentado en suelo español,Bélgica ha vuelto a fallar estrepitosamente: en vez de enviar un mail de carácter amistoso, debería haber tramitado la consulta del imam Abdelbaki es Satty a través de los organismos internacionales específicos.

El terrorismo de Daesh no entiende de fronteras, y su sistema operativo es altamente adaptativo, sus células metamorfosean en territorio europeo, creando una red abierta, que para poder estar en disposición de neutralizar sus conexiones nos exige una mayor coordinación entre países miembros.

El terrorismo de Daesh es resiliente, se mueve en el terreno real y en el virtual con una agilidad extrema. Y mientras le estamos ganando la batalla en tierras de Siria e Irak, este vídeo supone conseguir un eco mediático y de captación en suelo europeo a través del espacio virtual. Estamos ante un vídeo promocional de captación, al más puro estilo Daesh. Refuerzan los eslóganes del imaginario de una tierra prometida y ensalzan y hacen héroe al que cometió los atentados del 17-A. La matriz del vídeo es la que utilizan siempre, el mismo guion, la misma música con un ritmo continuo y, sobre esa maqueta, han incorporado de forma específica un mensaje para una determinada zona, la que ocupó el territorio de la dinastía Omeyas.

Acompañando al discurso principal de captación, generan un entorno sociopolítico que presenta dos dimensiones: una primera dimensión, que muestra la debilidad del enemigo, al mostrar las impresiones de una población civil afectada tras el atentado y el caos posterior al mismo; y una segunda dimensión, donde presenta la capa política de dirigentes deslegitimizados en actos de representación. Es pues un vídeo extremadamente eficaz, se ha hecho viral en solo un día de estar en redes, y es bien seguro que con su visionado numerosos jóvenes desubicados vitalmente lo encuentren como la puerta para acceder a la utopía que prometen.

  • Chema Gil Garre y Manuel Gazapo Lapayese son codirectores del International Security Observatory.

Origen: ELMUNDO

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s