A García-Page no le queda más remedio que consultar a la militancia en Castilla-La Mancha el pacto con Podemos: el barón que iba a dimitir y se pegó al sillón porque no sabe hacer otra cosa tiene las primarias demasiado cerca y no quiere indisponerse con las bases. Tampoco le cabe convocar elecciones anticipadas, donde casi seguro le barrería el PP tras sus pésimas actuaciones

El primer encontronazo serio entre Pedro Sánchez y uno de sus principales barones críticos, Emiliano García-Page, se ha cerrado esta mañana con un acuerdo entre sus secretarios de Organización. Finalmente, el pacto alcanzado para quePodemosentre en el Gobierno de Castilla-La Mancha se debatirá en las asambleas locales del partido y será sometido a aprobación mediante votación o asentimiento.

El número tres de Sánchez, José Luis Ábalos, y el secretario de Organización de García-Page, Jesús Fernández Vaquero, han cerrado la crisis esta mañana en la sede del PSOE de la calle Ferraz con una solución intermedia que satisface a ambas partes. Los dos han estado reunidos durante más de una hora.

Hasta anoche, Castilla-La Mancha aceptaba hacer asambleas, pero sólo informativas y sin votación. Ferraz exigía que el acuerdo se votara o se sometiera a la consideración de los militantes en urna o en asamblea.

En la reunión de hoy, a la que también ha asistido el secretario ejecutivo de Coordinación Territorial, Santos Cerdán, las dos partes han acordado que, en cumplimiento del artículo 53 de los nuevos Estatutos Federales aprobados en el 39 Congreso Federal, y la espera del desarrollo del Reglamento definitivo, la Comisión Ejecutiva Regional del PSCM-PSOE procederá a la convocatoria de asambleas en sus agrupaciones para la exposición, debate y pronunciamiento de la militancia sobre dicho acuerdo de gobierno, como han explicado tanto desde Ferraz como desde el PSOE-CM.

Como explicaron desde la dirección del PSOE, con esta decisión “se materializa la obligatoriedad de que la militancia se pronuncie, al nivel territorial que corresponda, sobre los acuerdos de Gobierno en los que sea parte el PSOE, como establece la normativa del partido”.

Ábalos ha planteado a Vaquero tres opciones para hacer la consulta a la militancia -ya que la norma aprobada en el congreso federal no ha sido aún desarrollada en un reglamento-. La primera era un referéndum en urna a los militantes, la segunda, asambleas informativas en las que los militantes se pronuncien al final a favor o en contra. La última, una consulta mediante voto telemático.

Vaquero ha aceptado la fórmula de las asambleas en las agrupaciones locales, que era lo que estaba dispuesto a acordar antes de la reunión.

La consulta a la militancia es objeto de discordia entre la Ejecutiva Federal y la regional desde la semana pasada. El lunes, José Luis Ábalos envió a la dirección regional una comunicación escrita en la que les exigía que sometieran el acuerdo con Podemos a una consulta a la militancia, como recogen los nuevos Estatutos del PSOE aprobados en el 39º Congreso Federal.

La comunicación llegó a Toledo por la mañana y se hizo pública por la tarde. La respuesta que el número dos de García-Page, Jesús Fernández Vaquero, envió a Ferraz rechazó esa pretensión de la dirección.

Vaquero alegaba que lo que García-Page había acordado con Podemos no era un acuerdo de gobierno, como asegurara el escrito al que tuvo acceso este diario, sino un pacto para aprobar los Presupuestos regionales.

«García-Page es el presidente y es competencia exclusiva suya nombrar a sus consejeros, sean o no del PSOE», aseguraron las mismas fuentes a este diario.

Además, el PSOE-CM entiende que aún no es de obligatorio cumplimiento hacer consultas a la militancia antes de cerrar acuerdos de gobierno porque esta nueva norma federal todavía no se ha desarrollado en un reglamento.

Por último, desde Toledo explicaron que la pasada semana acordaron con Ferraz que no habría consulta. Y el lunes se encontraron «por sorpresa», dijeron, con la comunicación que les insta a hacerla.

Finalmente Page asume que tiene que consultar a los militantes, pero lo hará de la forma más sencilla posible y controlada posible: mediante asambleas locales de cada agrupación en la que el secretario general local defenderá la postura regional. Los militantes podrán debatir el acuerdo con Podemos y, al final, se pronunciarán.

Origen: ELMUNDO

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s