El PSOE ha vuelto: Los sanchistas buscan como mínimo el control de una docena de federaciones para empezar a tener un Partido Socialista unido y con menos reinos de taifas baroniles, que es el único camino para volver a ganar elecciones por goleada

PARA VOLVER A TENER UN PSOE GANADOR SE REQUIERE dar la vuelta a la Comunidad Valenciana, Asturias, Madrid,Canarias, Cantabria y Murcia, y afianzar Galicia, Navarra, Castilla y León,Baleares, La Rioja y el PSC
24.06.2017

La segunda parte de la batalla socialista ya está en marcha. Pasado el 39º Congreso Federal, Pedro Sánchez quiere amasar más poder. Controlar el poder territorial. Erosionar la fuerza de los críticos. Vencer a los algunos de los barones que le fueron hostiles y contribuyeron a su caída en octubre. Sobre todo, con un partido de reinos de tarifas no es posible ganar elecciones.

Por eso, el secretario general aspira a tomar las riendas de al menos una docena de federaciones: dar la vuelta a la Comunidad Valenciana, Asturias, Madrid,Canarias, Cantabria y Murcia, y afianzar Galicia, Navarra, Castilla y León,Baleares, La Rioja y el PSC. Trece si se cuenta el PSE.

Puede que no todas las batallas salgan redondas para Sánchez, pero lo cierto es que conquistar poder territorial servirá para asentar su liderazgo. Porque su control de la ejecutiva es absoluto, y en el comité federal el peso de los críticos es muy menor.

La mayor parte de los congresos regionales se están librando ya. Hay 12 formalmente convocadosAndalucía, Valencia, Extremadura, Castilla y León, Canarias, Euskadi, Navarra, La Rioja, Baleares y Cantabria, más Ceuta y Melilla—, otros que lo serán próximamente (Asturias y Murcia) y otros cuatro que comenzarán a organizarse, en principio, a la vuelta de las vacaciones de verano (Madrid, Galicia, Aragón y Castilla-La Mancha), porque el del PSC, que es un partido hermano, ya se celebró en el otoño pasado y se saldó con la reelección de Miquel Iceta, alineado con Pedro Sánchez. La mayor parte de los cónclaves ya convocados culminarán su proceso (tanto las primarias como el propio congreso) en julio, aunque hay otros territorios que han optado por separar en el tiempo ambos hitos y hacer la segunda parte en septiembre.

De los procesos convocados, donde se la juega Sánchez es en el PSPV. Allí concurre el alcalde de Burjassot, Rafa García, contra el presidente Puig

La federación en la que ahora más se la juega Sánchez es la valenciana. Es la segunda de mayor peso en número de militantes tras Andalucía, y en la que es factible que el alcalde de Burjassot (37.000 habitantes), el sanchista Rafa García, pueda batir al ‘president’ Ximo Puig.

Aunque el discurso de Ferraz es el mismo durante los últimos días —el de que no “alentará” candidaturas alternativas, pero tampoco “cercenará” ni “impedirá” que se presenten—, la conexión de García con el restituido líder es evidente. El regidor ejerció deanfitrión del mitin, el pasado 26 de marzo, con el que Sánchez pretendió rivalizar con Díaz, que celebraba su puesta de largo como candidata en Madrid. García tiene hilo directo con el nuevo secretario de Organización, el valenciano José Luis Ábalos, y además fue proyectado como secretario de actas del 39º Congreso Federal el pasado sábado, justo cuando su nombre se afianzó como alternativa a Puig.

Puig, con algunos referentes sanchistas

Sánchez arrolló en Valencia en las primarias del 21 de mayo. Se apuntó un 62,77% de los votos frente al 28,54% de Díaz. Una diferencia abismal que hace pensar que el ‘president’ y todavía líder del PSPV pueda ser derrotado. Pero su núcleo duro considera que la contienda no es ni mucho menos la misma, que los militantes saben diferenciar procesos, y que igual que mayoritariamente se volcaron con el exdiputado madrileño hace un mes ahora puede que lo hagan con quien reconquistó para el PSOE la Generalitat tras 20 años del PP en el Gobierno. Además, Puig está haciendo campaña con dirigentes que sí respaldaron antes a Sánchez, más o menos explícitamente, como su portavoz parlamentario, Manolo Mata; la consellera de Salud, Carmen Montón, o el alcalde de Torrent, Jesús Ros.

Díaz no tiene un oponente sanchista de peso. Su rival, el jiennense Francisco Tirado, deberá reunir más de 4.500 avales para pasar el corte

La primera prueba que deberá superar García es la recogida de avales. El XIII Congreso del PSPV se rige, como todos los convocados hasta ahora, salvo Extremadura, por la normativa anterior a la aprobada en el 39º Congreso Federal, por lo que los aspirantes deberán reunir la firma del 10% del censo para poder competir en las urnas. Es decir, que el alcalde de Burjassot debe hacerse con 1.717 rúbricas (el número total de militantes comunicado por Ferraz fue de 17.173) para poder medirse con Puig, jefe de los socialistas valencianos desde 2012. El plazo de recogida concluye esta semana, como ocurre con todos los cónclaves regionales cuyas primarias se celebran a mediados de julio. Las del PSPV, si finalmente hay dos candidatos proclamados, serán el 16 de julio.

Un militante de Jaén que estuvo con Pedro Sánchez se inscribe como precandidato en las primarias andaluzas aunque la dirección federal niega que esté detrás o vaya a empujarlo

A doble vuelta y con tope de avales

En Extremadura hay pugna, pero no quiere decir que el mando de Guillermo Fernández Vara esté en riesgo. Tiene enfrente, como precandidatos, al cacereño Enrique Pérez Moreno y a la exconsejera y diputada regional Eva Pérez. Antes de que comenzara la batalla, se retiró la sanchista Leonor Martínez-Pereda, porque el presidente, adujo, prestó apoyo desde el 21 de mayo al jefe de Ferraz y porque asumió los cambios introducidos en el congreso federal. Ella misma prestó respaldo enseguida a Vara.

La cabeza de Vara parece salvada. Él rehízo su relación con Sánchez y este le situó de jefe del consejo territorial. Pero tiene dos oponentes

El dirigente extremeño convocó el pasado 21 de junio 12º Congreso Regional con arreglo a la normativa aprobada en el cónclave federal. Y eso se traduce en dos modificaciones de calado. Una, que hay un mínimo (2%) y un máximo (4%) de avales y que las primarias se celebran a dos vueltas si en la primera (16 de julio) ningún aspirante supera el umbral del 50% de los votos. El 39º Congreso dejó manos libres a los barones que convocasen sus cónclaves autonómicos después del proceso federal: podían hacerlo tomando como referencia los estatutos anteriores (primarias a una vuelta, con un umbral mínimo de avales, el 10% del cuerpo electoral, y sin máximo) o los últimos aprobados (tope por abajo y por arriba de firmas y elección del líder en dos rondas). De ahí que Vara se acogiese a esta segunda opción. En todo caso, su cabeza parece salvada. Tras las primarias federales, el presidente susanista rehízo su relación con Sánchez y él le correspondió otorgándole la coordinación del consejo político federal —antiguo consejo territorial—, lo que le permite ser miembro nato de la ejecutiva. Pero el secretario general incorporó a su dirección, como secretaria ejecutiva de Cooperación al Desarrollo, a la cacereña Belén Fernández, que colabora con la candidatura de Eva Pérez.

El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, el pasado 17 de junio, en la apertura del 39º Congreso Federal, en Madrid. (EFE)
El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, el pasado 17 de junio, en la apertura del 39º Congreso Federal, en Madrid. 

La líder del PSOE en Cantabria y vicepresidenta del Ejecutivo regional, Eva Díaz Tezanos, lo tiene más complicado para seguir. Aunque se la situaba más próxima a Patxi López, quiso demostrar neutralidad en todo el proceso federal. En su territorio, Sánchez arrasó: 71,36%, frente al 14,38% de Díaz y el 14,26% del exlendakari. Tras la votación federal, Díaz Tezanos y los suyos intentaron pactar con los sanchistas para llegar a una dirección de consenso, pero con ella al frente, para revalidar un mandato que conquistó en 2012. Pero el acuerdo que se acariciaba al final se rompió. Los fieles del secretario general, auspiciados por el líder socialista y portavoz municipal en Santander,Pedro Casares —elegido el pasado domingo secretario ejecutivo de Transportes e Infraestructuras de la ejecutiva federal—, impulsaron al alcalde de Santa Cruz de Bezana, Pablo Zuloaga. Los sanchistas consideran que Tezanos no tiene la ambición de convertirse en fuerza ganadora (en 2015, el PSOE obtuvo un 14,10% de los votos) y no simboliza la renovación. Sin embargo, la vicepresidenta regional, al presentar su candidatura, señaló que su proyecto “representa a Pedro Sánchez”.

En Canarias, una federación muy compleja y ahora mismo gobernada por una gestora, la competición es a cuatro. Concurren el eurodiputado y exministro Juan Fernando López Aguilar; la diputada autonómica y exvicepresidenta del Gobierno de las islas Patricia Hernández —ambos susanistas—; el vicepresidente del Cabildo de Gran Canaria y secretario general de los socialistas en la misma isla, el sanchista Ángel Víctor Torres, y el militante de La Gomera Pompeyo Curbelo. La primera criba llega con los avales: deberán presentar un mínimo de 679 (el 10% del censo, 6.793 militantes) antes del 6 de julio. La votación en primarias queda para el 23 del mes próximo y la celebración del 13º Congreso ordinario canario, el 15, 16 y 17 de septiembre. En principio, los dos aspirantes que partirían con más fuerza son Hernández y Torres.

En Canarias la pugna es a cuatro: López Aguilar y Patricia Hernández, susanistas, frente al sanchista Ángel Víctor Torres y el militante Pompeyo Curbelo

También en dos tandas se ha convocado el VIII Congreso del PSE, y bajo las antiguas pautas. Para el 9 de julio está prevista la votación y para el 30 de septiembre y 1 de octubre, el cónclave. Los dos precandidatos son Idoia Mendia, secretaria general desde 2014, y Unai Ortuzar, exconcejal socialista en Lemoa (Bizkaia) que apoyó a Sánchez en las primarias federales.

Mendia respaldó fielmente al madrileño hasta su caída y luego puso el PSE a disposición de Patxi López, donde ganó con cierta holgura (52,20% frente al 40,38%). Pero en cuanto ganó Sánchez, se alineó inmediatamente con él. Este además la designó como vicepresidenta del 39º Congreso en un claro gesto de respaldo. El PSE es además una federación muy compacta, y muy controlada por el número dos, el veterano ‘fontanero’ Miguel Ángel Morales. El 10% de avales requerido hará difícil a Ortuzar pasar el corte. Por eso mismo tanto él como el aspirante a la secretaría general en Bizkaia, Julián Celaya, han demandado el acoplamiento del PSE a las normas nuevas, que establecen ese umbral mínimo (2%) y máximo (4%) para los procesos autonómicos.

La presidenta balear, Francina Armengol, el pasado 19 de junio, tras oficializar su precandidatura a la secretaría general. (EFE)
La presidenta balear, Francina Armengol, el pasado 19 de junio, tras oficializar su precandidatura a la secretaría general. 

En La Rioja, la federación peninsular más pequeña (apenas 1.100 militantes), son dos también los rivales. De una parte, el secretario de Organización saliente, Paco Ocón. Formó parte de la gestora federal que presidió Javier Fernández y fue uno de sus miembros críticos, junto con el balear Francesc Antich. De otro, el alcalde del municipio de Casalarreina, Félix Caperos. Ocón es el candidato oficialista y ahora está alineado con Sánchez. Caperos, en cambio, apoyó en las primarias a Díaz. El que no se presenta a la reelección es César Luena, diputado nacional y secretario de Organización de Sánchez en su primera etapa (2014-2016), pero que en el último proceso se situó del lado de Patxi López.

En Castilla y León, Navarra y Baleares, los congresos no revestirán ningún tipo de complicación. En los tres territorios no hay más que un candidato. En la primera, repetirá el sanchista Luis Tudanca, puesto que los susanistas renunciaron a competir contra él. En la comunidad foral, también renovará mandato María Chivite. Ambos optaron por un perfil discreto en las primarias. En las islas, es aspirante única la presidenta balear, Francina Armengol. Ella se alineó en un principio con López pero, tras la prueba de los avales, le pidió primero que se retirase y después anunció su apoyo a Sánchez. Ceuta y Melilla también se cuentan entre las federaciones decantadas hacia el secretario general.

Veracruz, posible candidata de consenso

Esta próxima semana, el lunes 26 y el viernes 30 de junio, respectivamente, se convocarán los congresos en Asturias y Murcia, que cabalgarán entre julio y septiembre. En el primer caso, ya anunció su marcha, tras casi 17 años en la secretaría general, Javier Fernández. El Principado es una de las federaciones donde más fuerte están los sanchistas. El exdiputado ganó con holgura frente a Díaz (53,41%-39,62%), y su número dos, la diputada por Asturias Adriana Lastra, ha sabido ir tejiendo una red muy sólida de apoyos, ayudada por el potente sindicato minero, SOMA-UGT. El candidato sanchista más probable es el alcalde de Laviana, Adrián Barbón. Por el lado javierista, el rótulo que prefieren los susanistas, no se ha concretado quién será el oponente, pero los nombres que se manejan son los del portavoz municipal de Gijón, Josechu Pérez; el portavoz del Gobierno, Guillermo Martínez, o el parlamentario regional Marcelino Marcos.

En Asturias, el sanchista mejor posicionado es Barbón. En Aragón y Castilla-La Mancha no hay por ahora oponentes fuertes contra Lambán y Page

En Murcia tampoco repetirá el secretario general elegido en 2012 por la mínima, el exdelegado del Gobierno Rafael González Tovar. Candidata firme a la sucesión es su hija, la diputada nacional María González Veracruz, que aún no ha decidido. Ella era miembro de la ejecutiva de Sánchez y resistió hasta el final, aunque luego se integró en el equipo de López. Pero, tras los avales, su visión cambió y, al dejar hacer y desaparecer del mapa, dio la señal de que había virado hacia el madrileño como modo para frenar a Díaz. Ella podría ser candidata bendecida por Sánchez, al integrarse en la dirección federal uno de los estrictamente suyos, el alcalde de Calasparra, José Vélez, y al instituirse la norma de que un mismo dirigente no puede simultanear dos cargos orgánicos o públicos. En el espectro susanista se barajan varios nombres: el parlamentario regional Joaquín López; la alcaldesa de Águilas, Carmen Moreno, y el exregidor de Beniel Roberto García.

Las fechas de los 18 congresos regionales del PSOE
FEDERACIÓN PRIMARIAS CONGRESO
Andalucía 16 de julio 29 y 30 de julio
Aragón Sin fecha Sin fecha
Asturias (1) 17 de septiembre 29-30 de sept., y 1 de octubre
Extremadura (2) 16 y 23 de julio 28, 29 y 30 de julio
Baleares Una candidata 21 y 22 de julio
Canarias 23 de julio 15, 16 y 17 de septiembre
Cantabria 16 de julio 29 y 30 de julio
Castilla-La Mancha Sin fecha Sin fecha
Castilla y León Un candidato 29 y 30 de julio
Comunidad Valenciana 16 de julio 28, 29 y 30 de julio
Galicia Sin fecha Sin fecha
La Rioja 16 de julio 29 y 30 de julio
Madrid Sin fecha Sin fecha
Murcia (1) 23 de julio 15, 16 y 17 de septiembre
Navarra Una candidata 29 de julio
País Vasco 9 de julio 30 de sept. y 1 de octubre
Ceuta 2 de julio 15 y 16 de septiembre
Melilla 9 de julio 22, 23 y 24 de septiembre

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(1) Esta próxima semana se convocarán los cónclaves de Asturias y Murcia

(2) Extremadura tiene previstas primarias a doble vuelta

Sin convocar y sin fecha prevista están otros cuatro congresos. Los presidentes de Aragón y Castilla-La Mancha, los susanistas Javier Lambán y Emiliano García-Page, aún no han despejado su futuro y se han pedido un tiempo de reflexión. En el último caso, todo queda muy supeditado a la posibilidad de un anticipo de las elecciones autonómicas en caso de que no consiga sacar adelante los Presupuestos de 2017. En las dos federaciones los sanchistas no cuentan con rivales potentes contra los barones, y el 21-M, esto es importante, la diferencia a favor del madrileño sobre la jefa de la Junta fue mucho más ajustada (45,95%-43,62% en Aragón y 48,32%-43,86% en La Mancha), así que la competición con sendos presidentes presenta más riesgos.

En Aragón, Ferraz en principio no cuenta con lanzar a la diputada Susana Sumelzo, recién elegida secretaria de Política Municipal, de modo que si quisiera presentar batalla contra Lambán (o a quien él promocionase, como su número dos en el partido, Pilar Alegría), tendría que optar por un perfil de menor relieve como el alcalde de Utebo (Zaragoza), Miguel Dalmau.

Fernández, González Tovar y Luena ya han anunciado que no repetirán en Asturias, Murcia y La Rioja. Page y Lambán aún están madurando su decisión. Díaz, Vara, Puig y Armengol optan a la reelección.

Disputa abierta en Galicia

Los tres aspirantes que podrían rivalizar con Page en Castilla-La Mancha, mientras, ya estarían descartados, al haber entrado los tres en la dirección federal: Milagros Tolón, alcaldesa de Toledo, como secretaria ejecutiva de Economía de las Ciudades; el diputado Manuel González Ramos, secretario provincial de Albacete, como responsable de área de Agricultura, Ganadería y Pesca, y la exparlamentaria por Guadalajara Magdalena Valerio, como secretaria ejecutiva de Seguridad Social y Pacto de Toledo. Los dos primeros, además, ya han advertido públicamente de que no competirán en ningún caso contra Page y no le disputarán la secretaría general. Valerio tampoco piensa hacerlo: prefiere seguir trabajando como funcionaria de la Junta y recuperarse por completo del cáncer de mama que sufrió cuando aún estaba en el Congreso.

En Madrid, el elegido por Sánchez es José Manuel Franco, portavoz adjunto en la Asamblea. Los susanistas quizá no presenten rival conjunto.

En Madrid piensa presentarse a la reelección quien es la baronesa regional desde julio de 2015, Sara Hernández, también alcaldesa de Getafe. Pero ella apoyó con entusiasmo a Patxi López en las primarias y su candidato quedó tercero en la federación. El candidato patrocinado por Sánchez es José Manuel Franco, portavoz adjunto en la Asamblea de Madrid, bastante por delante de otro de sus apoyos, el diputado autonómico Dani Viondi. Lo más probable es que el susanismo, que aglutinaba distintas familias, no presente un candidato rival conjunto contra Franco. El parlamentario regionalJuan Segovia, por ejemplo, no dará la batalla. Sí podría hacerlo el edil de la capital Antonio Miguel Carmona, aunque no concentrará presumiblemente todos los respaldos de los fieles del anterior líder del PSM, Tomás Gómez.

Ángel Gabilondo, portavoz socialista en la Asamblea (dcha.), junto a su número dos en la Cámara, el diputado José Manuel Franco, el pasado 7 de junio. (EFE)
Ángel Gabilondo, portavoz socialista en la Asamblea (dcha.), junto a su número dos en la Cámara, el diputado José Manuel Franco, el pasado 7 de junio.
Finalmente, en Galicia queda ‘a priori’ descartada la presidenta de la gestora del PSdeG, la diputada nacional por A Coruña Pilar Cancela, nueva secretaria de área de Políticas Migratorias y PSOE del exterior. Pero allí el sanchismo tiene todas las de ganar. Un botón: ni en Vigo, la ciudad gobernada con mayoría absoluta por el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, el susanista Abel Caballero, se logró contener la ola a favor del madrileño.

Page amaga con nuevas elecciones si no hay Presupuestos en 2017

Puede haber nuevas autonómicas en un horizonte próximo. Y no solo en Cataluña. También en Castilla-La Mancha. El pasado martes, en Toledo, el presidente regional, Emiliano García-Page, hizo ver que contempla disolver anticipadamente las Cortes y convocar nuevas elecciones en el otoño si no logra amarrar un nuevo pacto que le permita sacar adelante sus Presupuestos de 2017. Los que tenía atados con Podemos fueron tumbados el 7 de abril. En la última votación, la formación morada se descolgó y por sorpresa decidió rechazar las cuentas. Page cree que debe intentar alumbrar unos nuevos Presupuestos para este año. No solo para sacar adelante sus políticas, sino porque tenerlos aprobados sería un salvavidas hasta final de legislatura. Si los de 2018 no se aprobaran, podría prorrogar los de 2017 y tirar hasta las autonómicas de 2019.

El presidente manchego se ha dado de plazo hasta finales de julio para saber si hay alguna posibilidad de que el proyecto de ley sea respaldado por la Cámara con el apoyo preferente de Podemos o, en última instancia, del PP. Si el periodo se consume, podría disolver las Cámaras. Un órdago a la grande. Si lo gana y sale reforzado, también se asentará internamente y no tendrá ninguna contestación interna, pero si lo pierde y en consecuencia el PSOE ve escapar el Ejecutivo manchego, él quedaría sentenciado.

Hasta que no se resuelva la situación institucional, por tanto, Page no activará el congreso regional. Si hubiera adelanto electoral, el cónclave se celebraría después. Si salva los Presupuestos, tendría lugar entrado el otoño, pero habría superado un escollo básico para evitar el ruido interno.

El pasado martes, el vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro, habló con Ferraz para garantizar que detrás de la estrategia no hay ninguna maniobra para atrincherarse en la secretaría general, sino un envite a Podemos.

Origen: Crisis PSOE: Sánchez busca el control de una docena de federaciones para aislar más a sus críticos. Noticias de España

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s