Desguaces de piezas de coches: mucho más de lo que te imaginas

Cuando pensamos en un desguace, lo primero que se nos viene a nuestra mente es un lugar en dónde los coches van a morir, como si fuera una especie de cementerio, pero más bien pensado para ellos. La creencia es pensar en los mismos como en un lugar en el que tan solo está destinado para ayudarnos a encontrar piezas a un precio más económico que en otros establecimientos o bien aquellas que se consideran prácticamente imposibles de localizar de otra manera.

Pero, además de las piezas de desguaces de coches, en ellos también podemos encontrar otros servicios que seguro que nos resultan muy interesantes y en los siguientes puntos vamos a analizar cómo han evolucionado hasta llegar a nuestros días.

¿Cómo han evolucionado los desguaces de coches? 

 

Una particularidad que tenemos que saber sobre ellos es que ahora reciben el nombre de CATV (siglas que corresponden a “Centros Autorizados de Tratamiento de vehículos”).

Básicamente nos ofrecen estos 4 servicios:

  1. Nos ayudan a conseguir piezas de calidad para nuestros vehículos. Esto es así debido a que cada pieza que llega será analizada y descontaminada de forma exhaustiva, prestando especial atención a que no tiene ningún tipo de problema; si así fuera, sería descartada. 
  2. Se encargan de la tramitación, normalmente de forma gratuita, de la baja del automóvil en la DGT.
  3. Ofrecen una “certificación de destrucción del vehículo” que también suele ser gratuito.
  4. Además, también suelen tener disponible un servicio de recogida del vehículo con grúa.

Es por esta razón, por lo que los CATVs se convierten en una opción perfecta para poder alargar el tiempo de vida útil del vehículo; ya que en ellos podemos conseguir piezas fiables sin estar dudando sobre su procedencia o de la calidad de las mismas. Pero también supone un lugar clave en el que nos podemos deshacer de nuestro vehículo de forma sencilla, sin complicaciones y a sabiendas de que no vamos a incurrir en ningún tipo de sanción de la que nos tengamos que responsabilizar de cara al futuro, respetando al mismo tiempo el medio ambiente.

Si ya no es rentable que procedamos con la venta del vehículo, en un CATV podemos intentar sacar algo de dinero vendiendo las piezas.

Pero, además, los desguaces cada vez tienen más presencia en Internet. Esto es precisamente lo que más facilita al usuario la búsqueda de una determinada pieza o la información para saber cómo se lleva a cabo un determinado trámite.

Estas páginas funcionan de una manera muy sencilla: lo único que tendremos que hacer será entrar al sitio web, elegir las piezas que estamos buscando y las podremos tener en casa en un tiempo récord (incluso hasta en 24 horas, siempre y cuando hayamos seleccionado el tiempo de envío correspondiente). Estos negocios también se rigen por la normativa de los CATVs, por lo que se puede confiar en ellos.

Gracias a esta evolución, el usuario puede beneficiarse de todas y cada una de las ventajas de estos centros.

*************************************

Medio: lavozdelapalma.com #Sademu

¿Qué ventajas tiene comprar en un desguace por Internet?

Pixabay

Debido a la crisis, hoy en día podemos encontrar toda una serie de alternativas para poder hacernos con prácticamente cualquier tipo de producto por un precio muy económico, incluso en la mitad de tiempo que si lo comprásemos de manera física.

Los desguaces se consideran uno de los negocios que más han evolucionado en estos últimos años. Desde hace algún tiempo, se cambiaron las leyes establecidas para que los desguaces se convirtiesen en un centro de confianza de cara al usuario, pudiendo encontrar cualquier pieza y recambio a un buen precio.

El primer cambio que se llevó a cabo es cambiar ese nombre de desguace, por CATV; es decir, centros de tratamientos de vehículos. Aunque si bien es cierto que podemos seguir encontrando piezas de desguace de coches a buen precio en estos lugares (estando seguros de que han pasado todas las garantías y medidas de seguridad para poder ser vendidos), también se especializan en otros servicios: por ejemplo, en la recogida de un vehículo que ya no funciona con un servicio de grúa o en la emisión de un certificado de destrucción del mismo.

Pero el gran cambio se produce con el salto de los desguaces a Internet y estas son las 4 claves que los definen.

¿Por qué deberías de apostar por un desguace online?

  1. Variedad: Con tan solo hacer una sencilla búsqueda en la red, se nos presentarán toda una gran variedad de desguaces que podremos seleccionar en base a nuestras preferencias: por ejemplo, en base a la distancia a nuestra casa, el precio de sus piezas, los servicios que nos puede ofrecer. Incluso hasta existen páginas que se encargan de comparar enlaces, para ponérnoslo todavía más fácil.
  2. Ahorro de tiempo: Ya no hace falta tener que estar visitando varios desguaces para encontrar esa pieza tan rebuscada o que estos centros se pongan en contacto entre sí para localizarla. Los CATVs que operan por Internet han informatizado sus piezas; de esta forma, con introducir la referencia en los buscadores que nos ofrecen, la tendremos disponible para su compra en un tiempo récord.
  3. Tramitación online: Pero la que sin duda es la clave de su éxito es que todo el proceso lo podremos llevar a cabo a través de Internet; es decir, que una vez que hayamos encontrado la pieza, podemos pagarla a través de pasarelas digitales, elegir el método de transporte preferido y la tendremos en casa en muy poco tiempo. No tendremos la necesidad de acudir al desguace físico para nada.
  4. Además, algunos desguaces también nos dan la opción de vender el vehículo a través de la web; simplemente habrá que rellenar datos, incluir fotografías y nos recogerán el vehículo, incluso dándonos un certificado de baja del mismo.

Así que si te hace falta alguna pieza o contratar algún servicio en particular, puedes confiar en que estos sitios te van a ofrecer exactamente lo que necesitas.

*****************************************

Medio: digitalsevilla.com #Sadem

¿Cómo encontrar una pieza de desguace para nuestro vehículo?

Pixabay

En el momento en el que nos compramos nuestro flamante vehículo todo son ventajas. No obstante, conforme va pasando el tiempo es muy probable que empiecen a aparecer los primeros problemas.

Puede llegar la situación en la que necesitemos de un determinado recambio o pieza para poder arreglar el problema pero que el fabricante ya no la comercialice, por lo que no tendremos la opción de comprarla nueva.

En este caso tenemos la opción de acudir a desguaces de vehículos en dónde, con un poco de suerte y paciencia, podemos hacernos con esa pieza en cuestión. Este es el proceso más común para localizar piezas de desguaces.

 Paso a paso: localizando una pieza de desguace sin morir en el intento

Primeramente habrá que saber exactamente la pieza que nos hace falta y esto puede llegar a ser algo complicado. Si tenemos conocimientos de mecánica, simplemente deberíamos de encontrar en dónde está el fallo y una vez que tengamos localizada la pieza en cuestión, habría que ver el manual de instrucciones del vehículo para saber cuál es la referencia de la misma.

Una vez que tengamos la referencia en nuestro poder se nos abrirá un nuevo mundo de posibilidades, pero en ciertos casos la pesadilla sólo acabará de empezar.

Si no queremos complicarnos la vida en este punto, siempre podemos llevar el coche al taller para que arreglen el vehículo. Ahora bien, en ciertos talleres no se complican mucho cuando la pieza no es fácil de localizar; es posible que finalmente tengas que buscarte tú la vida. En ocasiones hasta vale la pena, porque puedes ahorrar mucho dinero.

Si no tenemos la posibilidad de comprar la pieza nueva, bien porque ya no la fabrican, bien porque es muy cara, entonces nos quedará el recurso de los desguaces.

Ir a un desguace, teniendo la referencia en cuestión, debería de ser tan sencillo como acudir a la persona que atiende el mostrador y mediante su sistema informatizado, deberían indicarnos si tienen o no disponibilidad de la misma. Además, muchos desguaces colaboran con otros de la misma marca, incluso hasta de la competencia, para derivarte a cualquiera de ellos si no tuviesen la pieza en ese momento.

El problema viene cuando no tienen ese recambio en cuestión.

Hace tan solo unos años, parece que no había más remedio que recorrernos todos los desguaces de la región, perdiendo mucho tiempo y no siempre teniendo garantía de que íbamos a tener algún tipo de resultado.

Ahora las cosas son diferentes gracias a los desguaces online: estamos hablando de poderosas herramientas que de la misma manera que la persona encargada de la administración del desguace introducía la referencia y le aparecían los resultados, nosotros podemos hacer lo mismo desde nuestro ordenador, sin salir de casa.

De esta forma, en cuestión de minutos podremos saber la disponibilidad de la pieza, tramitar el pedido y recibirlo en casa o en el taller, sin haber pisado ni siquiera el desguace.

Si buscas una pieza determinada, es más que recomendable pedirla online.

 

********************************************

Medio: tusnoticiasdelaribera.com #Sademu

¿Cómo preparar mi vehículo para llevarlo al desguace?

Pixabay

Si te estás planteando llevar tu vehículo al desguace, debes de saber que habrá que pasar por una serie de trámites y necesitarás reunir determinados documentos para hacer la gestión.

Para ahorrarte un mal trago, te hemos preparado esta guía con el fin de ayudarte  a solventar todas tus dudas.

Todo lo que debes saber a la hora de llevar tu vehículo al desguace 

Baja coche: El primer punto a sopesar es el de la baja del vehículo. Piensa que no todos los desguaces están autorizados para poder hacer esta gestión, solamente los CAT (Centros Autorizados de Tratamiento) que tengan una licencia otorgada por gobiernos regionales como Gestores Autorizados de Residuo (VFU).

Tasación: El desguace, después de examinar una serie de criterios establecidos, hará una tasación del vehículo. En base al estado en el que se encuentre el mismo, podrá pagarte una determinada cantidad por el vehículo. Para que esto sea cierto, el coche debe de estar completo, con todas sus partes correspondientes (con las 4 ruedas).

Ahora bien, en el caso de que estemos vendiendo un coche que haya experimentado un siniestro, algunas de sus partes podrían llegar a sufrir ciertas deformaciones y pérdidas de piezas. En el desguace también harán una valoración en ese caso, aunque lógicamente, la cuantía económica que nos ofrecerán será más reducida. Se analizará si las piezas han sido retiradas de forma intencionada o bien por algún accidente.

Documentación: Dependiendo de si el coche está dado de alta a nombre de un particular o una empresa, se entregarán diferentes documentos.

-Si está a nombre de un particular, se requerirá el DNI, NIE o equivalente. Estos documentos deben de estar en vigor y no se pueden sustituir por el carné de conducir o el pasaporte.

-También se requerirá la Ficha Técnica del Vehículo y el permiso de circulación.

Antiguamente, antes de dar de baja al coche se requería estar en disposición del documento que acreditase el pago del “Impuesto Municipal de Circulación”. Ahora no es necesario.

-Si está al nombre de una empresa, hará falta el DNI del administrador de la entidad, fotocopia del CIF, ficha técnica y permiso de circulación.

Cuando hayamos tramitado todo lo anterior, recibiremos el “parte de baja definitivo del vehículo” y una copia del certificado de destrucción.

Transporte: Si no podemos proceder con el transporte del vehículo al desguace por medios propios, bien podemos hacerlo con la grúa del seguro (solo si todavía tenemos la póliza vigente) o bien con la grúa del desguace que se va a encargar de la tramitación de la baja. Normalmente en ambos casos el servicio es gratuito, pero nos deberíamos de informar previamente para evitar problemas.

A lo largo de la red podemos encontrar tasadores online que nos dirán aproximadamente el valor de nuestro coche aunque también tendremos que valorar el estado en el que se encuentra.

A través de un autodesguace online podremos agilizar todos estos trámites y ni tan siquiera tener que ir al taller. Con estos pasos, prepararemos al coche antes de llevarlo al CATV.

***************************************

Medio: launiondehoy.com #Sademu

Cómo elegir un desguace de calidad

Pixabay

En el momento en el que queremos encontrar piezas para nuestro vehículo, es importante tener en cuenta una serie de factores para evitar meter la pata y es que, aunque si bien es cierto que la venta de piezas de desguace ha evolucionado mucho en los últimos tiempos, todavía hay centros de dudosa calidad en los que no deberíamos de confiar.

Para evitar equivocarnos, tan solo hay que seguir estos consejos.

Consideraciones a tener en cuenta a la hora de elegir un desguace de calidad 

 Información previa sobre la pieza 

Te recomendamos que antes de ir al desguace te informes un poco sobre la pieza en cuestión. No estaría de más saber si esa pieza también la utilizan otros coches o si bien es exclusiva de la marca o de ese modelo de coche. Si también la usa otros vehículos, tendremos muchas posibilidades de hacernos con ella, por lo que podremos saber cuál sería su precio real.

 Orden 

El orden en el desguace será clave para ayudarnos a encontrar la pieza en cuestión. Hoy en día no tendremos que ir vehículo por vehículo para localizar la pieza en cuestión; la gran mayoría de estos centros han informatizado sus piezas en una completa base de datos; de esta manera, con tan solo teclear la referencia o cualquier dato identificativo, la podremos localizar.

En esta base de datos se registran los vehículos que se encuentran en el desguace en ese momento, además de las piezas de los mismos.

Aunque bien es cierto que supone un trabajo titánico desde el primer momento, será clave a la hora de ayudar al usuario a encontrar lo que necesita.

Trámites 

Si nuestra intención es vender el vehículo al desguace, debes de saber que también existen algunos trámites que hay que hacer; por ejemplo, habrá que dar de baja a los vehículos. Y es que no todos los desguaces pueden hacerlo, para ello deben de ser CATV.

Ten en cuenta que si el centro en cuestión no lo hace por ti, entonces nosotros nos tendremos que buscar la vida.

Desguaces online 

También podemos investigar sobre si ese desguace tiene página web. Si es así, quizá hasta nos dejen buscar directamente en su base de datos, para determinar si tienen la pieza en cuestión sin ni tan siquiera ponernos en contacto con ellos.

Deberíamos asegurarnos de que las piezas van a ser embaladas correctamente para evitar daños durante el viaje, sobre todo si hablamos de algunas sensibles a golpes o a la temperatura.

El tiempo de envío también debe de ser evaluado; si buscamos algo inmediato, quizá deberíamos presentarnos en el desguace físico.

Coste 

Por último, pero no menos importante, también haríamos bien en evaluar el coste de las piezas, para ver si nos sale más o menos a cuentas que comprar en otro desguace.

Con estas claves sobre la mesa, encontrar un buen desguace no debería de ser complicado.

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s