Susana Díaz advierte en sordina, como ella sabe mejor que nadie, a sus pesebreros andaluces:  “Doy un valor enorme a que me avalen”. Traducción al castizo: “Como no me avaléis, sus vais acordar…” | Confidencial Andaluz

Hola otra vez, desde esta alejada esquina. En otras palabras: hola desde Almería. Alejados porque se retrasan, de nuevo, los compromisos de llegada de AVE, o, ya puestos, de cualquier tren de este siglo. Ni preguntar por el Corredor mediterráneo. El diputado popular Rafael Hernando lo ha resuelto. Pide perdón a los ciudadanos. Desde el antiguo rey, pedir perdón queda bien y sale gratis. No se plantean la consecuencia lógica de la dimisión. Imagino el dialogo:

-No vamos a cumplir nada de lo prometido en las elecciones.

– ¿¡Cómo!?

– Pero pido perdón.

-Ah, siendo así, nada que reprochar

 

¿Para esto llamó Toxo, de CC.OO. a Miguel Ángel Heredia avisando del acuerdo Sánchez e independentistas? Quién dice Toxo, dice alguien que se le parecía en la voz.

 

Da igual, porque Rajoy es presidente de Gobierno, y no uno cualquiera. Es el primero elegido sin el voto en contra de ningún diputado almeriense. No vayamos a pensar, no obstante, que el Partido Socialista está quieto. Cuando el Secretario General de Almería hace declaraciones tiene un atril con unas cifras debajo. No es el número que hay que marcar para nominarle, ni nada semejante. Es el de días que lleva el PP incumpliendo sus promesas. Lo llaman oposición útil. Gente menos complaciente la denominaría irrelevante. Investido Rajoy sin que los socialistas impusieran ninguna condición; consensuado el techo de gasto; con aquella frase de crujir al PP desde el Congreso como excentricidad del momento y, por supuesto, sin tocar bola en los Presupuestos, queda esto. Unos números en un atril, unas frases gastadas, un no ser, ser nada.

¿Para esto llamó Toxo, de CC.OO. a Miguel Ángel Heredia avisando del acuerdo Sánchez e independentistas? Quién dice Toxo, dice alguien que se le parecía en la voz. Tal vez una vecina resfriada. Pero Miguel Angel Heredia ha pedido perdón. No seamos rencorosos que somos un país de raíces católicas. Si basta con arrepentirse en el lecho de muerte para no ir al infierno, ¿Cómo no le iba a bastar a Heredia?

Hay cosas llamativas en la grabación. La mayor no es la mentira como adoctrinamiento. Pocos socialistas andaluces no habrán oído insinuaciones de ese tipo de cargos varios. Impresiona más que no se escuchen cuchicheos.  Nadie que susurre: uf, que tostón o Paco deja el móvil, lo que hubiera arruina el plan. Estaban atentos o al menos disimulaban.

 

Si basta con arrepentirse en el lecho de muerte para no ir al infierno, ¿Cómo no le iba a bastar a Heredia?

 

Ese silencio de fondo lleva a concluir que había convencidos, prudentes y temerosos. Las élites han dosificado siempre bien esos conceptos. Desde el poder se reparte beneficios que crean leales, hace aparato. Este controla el partido. Control que a su vez mantiene el poder en el repartidor de beneficios. Coloquialmente se llama unidad y es visible cuando se ganan elecciones. Verán la del PP donde acaba el día que pierdan. Al final el poder real está en manos del líder del partido, el que hace las listas electorales. Así cuarenta años. En el caso de los socialistas puede verse alterado si triunfa el proyecto de Sánchez, y los militantes no solo son representados, sino también participes. Comprensible la preocupación de tanto barón ¿Y si tuviéramos, no lo quiera Dios, que responder ante ellos y darles explicaciones? Pensarán para sí. El armaggedon.

 

En Andalucía, Susana Díaz conseguirá más avales que Pedro Sánchez. No lo dudo. Ni tampoco que logre más avales que votos.

 

Convencimiento, prudencia, temor, presión, todo se da ya y se intensificará para presentar ante la Candidata el oro, incienso y mirra de los avales. Los recolectores compiten entre en ellos para ver quien llena más hojas. Ya están llamando y terminan la frase con un “pero me los das a mi”.

En Andalucía, Susana Díaz conseguirá más avales que Pedro Sánchez. No lo dudo. Ni tampoco que logre más avales que votos. Llevan nombre y apellidos. La prudencia y el temor. Es celebre la cita de Maquiavelo: “como los hombres aman según su voluntad y temen según la voluntad del príncipe, un príncipe prudente debe apoyarse en lo que es suyo y no en lo que es de otro.” La traslación a la actualidad nos la da esta frase: “Para mí es muy importante que uno diga yo avalo a Susana. Le doy un valor enorme”. A pocos en el PSOE andaluz se le escapará la riqueza de significados de la frase.

 

A diferencia de él,Susana Díaz, tiene ahora otro enemigo:  los bautizos. Ya dijo en Canarias la diputada que la presentó: quería venir hasta el último militante, pero los bautizos…

 

Pedro Sánchez, por su parte, parece disfrutar del llamado efecto bandwagon. La probabilidad de que los individuos adopten una conducta, creencia o moda, se incrementa con la proporción de quienes ya lo han hecho. Mientras más gente lleguen a creer en algo, otros también lo harán. Nada tiene tanto éxito como el éxito. Ir a ver a Susana Díaz no queda bien.  Ese chaval, que diría Heredia, atrae, y al atraer aumenta su atracción Si, un lio, pero que llena mitines.  A diferencia de él,Susana Díaz, tiene ahora otro enemigo:  los bautizos. Ya dijo en Canarias la diputada que la presentó: quería venir hasta el último militante, pero los bautizos… Entiendo que será el de nietos. La media de edad del Partido es tal que aún podría hacerme Secretario de Juventudes. Para lograr militantes y voto joven, no basta apelar a las glorias del ayer, restaurar las viejas formas de hacer las cosas.  No se trata de conquistar el pasado, sino de ganar el futuro. De lo contrario, llegará el día en que la mejor explicación al descenso de votos de una elección a otra sea el fallecimiento de los votantes.

 

*Javier Menezo es Abogado. Letrado del SEPE (INEM). Militante de base del PSOE

Origen: Doy un valor enorme a que me avalen | Confidencial Andaluz

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s