El poder de un momento de alegría. Y otro. Y otro. Y otro, y otro…

AUTOAYUDA LOS 365 DÍAS DEL AÑO, por la escritora Maya Ruibarbo

Chade-Meng Tan, un ingeniero informático nacido en Singapur, ha creado un sencillo método para que seamos felices.

Su método conjuga la tradición budista y los valores cristianos. La receta de Tan ha contribuido ya a incrementar la productividad y el bienestar personal de cientos de empleados de Google. Puede no ser la panacea, pero desde luego contribuirá a hacer nuestra vida un poquito mejor.

El poder de un momento de alegría

Se trata de concentrarse en los momentos placenteros. Todos los tenemos, día tras día. Algún instante suelto de alegría. El problema es que solemos perderlos absortos en nuestra vida diaria.

1)

El primer ejercicio consiste en capturar esos instantes de alegría que suelen desaparecer en la turbulencia de las horas. Pensemos en la rutina matinal: la sensación que nos ofrece el primer mordisco a la tostada en el desayuno, o el sorbo de café que nos despierta, o la calidez…

Ver la entrada original 495 palabras más

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s