No es no, hasta que está en riesgo mi sillón: Los diputados díscolos a la gestora prefieren mantener el escaño al “no es no” | Diario16

Cuatro ejemplares de políticos vendidos a las órdenes del Poder. 

Que en los partidos políticos hay mucha más gente interesada en medrar y mantener sus sillones antes que sus principios lo está demostrando con claridad esta semana la bancada del PSOE. Políticos profesionales que por seguir chupando del bote dicen ahora lo contrario de lo que juraron hace menos de un mes. Todo por mi carguito. Todo por mi sillón. La gestora del PSOE sí paga traidores. 

La gestora ha aplicado finalmente la pedagogía de los hechos consumados, la del pragmatismo puro y duro. Más vale escaño en mano que cargo perdido. Aunque hasta ahora mismo muchos de los diputados díscolos con la gestora enarbolaban sin ambages el “no es no” a un gobierno del PP de Mariano Rajoy, la mayoría de ellos ha optado finalmente por mantener fidelidad al escaño antes que mantener la postura que votaron mayoritariamente en el comité federal del pasado julio. Fidelidad al partido, se excusan.

MÁS VALE ESCAÑO EN MANO QUE CARGO PERDIDO

SOLO LOS CATALANES DAN EJEMPLO DE DIGNIDAD

Solo los siete diputados del PSC en el Congreso de los Diputados, de los 85 con que cuenta la bancada socialista tras el 26-J, mantienen a escasos días del comité federal del domingo 23 que votarán “no” en la inminente sesión de investidura que acometerá el líder del PP. No sé sabe aún qué harán los diputados de circunscripciones cuyos barones mantienen firmes sus posturas contrarias a la abstención, como los casos de Cantabria, Castilla y León, Baleares, Murcia o Madrid.

Aunque previsiblemente el nuevo comité federal del domingo se decante mayoritariamente por el “sí” a una abstención a Rajoy, después del decisivo paso adelante en este sentido dado por la federación más influyente y numerosa, la andaluza de Susana Díaz, la militancia ha mostrado su estupefacción generalizada en las incontables asambleas locales celebradas a nivel estatal durante estos días de debates interminables. En los momentos críticos, es la masa de abajo la que demuestra tener principios. El problema es hacer la suficiente presión para empujar a los de arriba, que se agarran como garrapatas a un perro a sus prebendas.

La reunión de los diputados y senadores del PSOE en la Cámara Alta este pasado martes dejó bien claro que el “solar” del PSOE, prácticamente en situación de demolición y ruina, como insinuó metafóricamente el presidente de la gestora, el asturiano Javier Fernández, no tiene más alternativa que votar abstención al PP y dejar para un “congreso de reconstrucción” sin fecha las tareas de reconducción ideológica y estratégica.

Tan abatida está la bancada socialista con el panorama al que se enfrentará estos días decisivos que solo tres de los 17 parlamentarios que tomaron la palabra mantuvieron argumentos claros a favor del “no” a Rajoy. Otras voces ya han adelantado que serán “fieles” a la decisión del máximo órgano del partido, el comité federal, que quieren tranquilo y totalmente controlado a favor de una mayoría que optará por la abstención “como mal menor”. Claro que una cosa es lo que deseen los golpistas y otra lo que resultará. Lo más probable, protestas de la militancia rodeando Ferraz mediante, es que el encuentro resulte más borrascoso de lo inicialmente, pese a quien pese en los poderes establecidos.

Y es que, por mucho que el autoritario Javier Fernández silencie cuanto pueda la voz de los quieren intervenir para defender el ‘No es No’, llega un momento en que la artesa rebosa y se desborda. Y ahora mismo el nivel de hartazgo de los socialistas de pro y demás izquierdas está en máximos, con toda la razón. Siempre llama la atención, en el caso por ejemplo de la Revolución Francesa, cómo la clase aristocrática no vio lo que se avecinaba y que estaban estirando en demasía la cuerda. La élite socialista que se ha hecho con el poder poco menos que a la fuerza y secuestrado el PSOE para sus propios fines (venderse a la derecha) debería tomar un poquito de nota del pasado histórico. Y estar a verlas venir. Que cuando lleguen, ya no valen arrepentimientos. Y llegarán.

El número dos de Pedro Sánchez, César Luena, es uno de ellos. Aunque quiere mantener al mismo tiempo viva la llama rebelde de la militancia, instándolas a que se mantenga firme en su “no” al PP, Luena será uno de los diputados que se abstendrán por “fidelidad” al partido. Es de prever que el propio Pedro Sánchez se someta del mismo modo, aunque llama la atención que su asiento en la cuarta fila del Grupo Socialista haya quedado sin ocupar durante el pleno de la Cámara Baja esta semana, pese a su vuelta del viaje familiar por Estados Unidos.

También otros diputados del PSOE seguirán la línea del no pero sí (así no fallan, con los dos bandos a la vez, aunque lo más probable es que de esta forma acaben recibiendo tortas por duplicado, y con razón). Como los del País Vasco. Su secretaria general, Idoia Mendia, ha hecho pública la consigna de abstenerse a los diputados que el PSE-EE, aunque al mismo tiempo defiende sin remilgos el “no” a la investidura de Rajoy porque, asegura, la abstención del PSOE no impedirá que “más pronto o más tarde” se convoquen elecciones. Lo que sí producirá es la ruina del partido a largo plazo, una ruina, esta sí, de la que puede que no se recupere nunca.

Origen: Los diputados díscolos a la gestora prefieren mantener el escaño al “no es no” | Diario16

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s