El director de ‘El País’ reconoce que pudo ser “presa de la efervescencia” en sus ataques a Pedro Sánchez (solo lo reconocen cuando ven que pierden suscriptores… y dinero)  | #MilitantesEnPie #PrimariasYA

Aquí arriba vemos claramente la antítesis de lo que es un buen profesional del periodismo. 

En una carta enviada expresamente a los lectores del periódico que se dieron de baja como suscriptores en disconformidad con la cobertura de la crisis del PSOE y, especialmente, por el contenido del editorial que El País publicó el 29 de septiembre, el director Antonio Caño no descarta haber “sido presa de la misma efervescencia” que (según él) quería combatir desde las páginas del periódico. InfoLibre ha tenido acceso a la misiva enviada por Caño.

A modo de explicación, el director del diario se refiere a la actualidad para justificar lo ocurrido. “Vivimos tiempos de gran turbulencia política”, explica a los lectores. Lo gracioso es que la turbulencia política con el golpe al PSOE ha contribuido a crearla en gran parte Cebrián, y sus medios El País y la Cadena Ser. Al consejo de administración de El País pertenecen González y Rubacalba, auténticos lobos contra Sánchez.

En fin, sigamos con la misiva donde se admite que ser golpistas puede causar grandes pérdidas económicas. Los votantes de izquierdas no son tan tontos como se creían desde El País. “Es fácil apreciar en nuestro entorno más cercano hasta qué punto los ánimos están exaltados y hasta qué grado la incompetenciairresponsabilidad de unos y de otros ha creado un clima de irritación y desánimo en una gran parte de la sociedad”. Lo dicho, El País se lo guisa, El País se lo come, solo que mantiene la caradura de no reconocer abiertamente su participación.

“No descarto que nosotros”, precisa a continuación, “como medio que pretende estar lo más cerca posible del ánimo de esa sociedad, hayamos sido presa (…) de la misma efervescencia que denunciamos y combatimos. Si ha sido así, lo lamento profundamente”, concluye.

Lo lamenta porque pierden pelas a raudales. Si no las perdiera, no habría lamento, sino satisfacción. Los fariseos eran ejemplares al lado de esta tropa de El País, ‘todo por la pela’.

Tono inadecuado

Caño insiste después en que “este es también un momento de gran trascendencia en la historia de nuestro país. Un momento en el que, en medio de la confusión, un gran medio de comunicación tiene la obligación de sostener posiciones claras y firmes sobre lo que considera el mejor camino a seguir. “Admito que, en la pasión de nuestro oficio, el tono empleado en esa labor ha podido a veces no ser el más adecuado”.

 Insultar el buen nombre del periodismo diciendo que es “su oficio” en el País supera todos los récords. 
El director de El País finaliza la carta asegurando que toma “nota de la queja” y prometiendo hacer lo que esté en su “mano para corregir errores” y no volver a decepcionar a los lectores. Siempre y cuando paguen, disimularán un poco desde ahora.La misiva de Caño trata de hacer frente a la cancelación de suscripciones provocada por la orientación del periódico, abiertamente contraria a Pedro Sánchez, y que según algunas informaciones habría provocado en torno a 500 bajas en aquellos días. Sin embargo, fuentes oficiales del periódico niegan rotundamente a infoLibre esta cifra y aseguran que no hubo un incremento significativo de cancelaciones respecto a otros días. Las mismas fuentes recuerdan que en El País, como en cualquier medio que tiene suscriptores, todos los días se producen altas y bajas. Bien, pues alguna baja de más tuvo que haber, porque para que El País reconozca que se equivocó, hubo de haber una pérdida económica gorda, por más que lo nieguen. Que todos sabemos quiénes son y a qué se dedican. 

El editorial que motivó el enfado de los lectores se publicó en plena ofensiva para forzar la dimisión del líder del PSOE. En dicho texto, el diario de Prisa no sólo consideraba “imprescindible” la salida de Pedro Sánchez de la dirección socialista sino que le llamaba “populista” e “insensato sin escrúpulos” y le acusaba de actuar con “cobardía”, “en la mejor tradición sectaria” y de acuerdo a una “hoja de ruta insensata”. También decía que había “mentido sin escrúpulo” (sic).

El mismo editorial proponía el nombramiento de una gestora y la realización de un congreso extraordinario después de despejar la formación de Gobierno. Exactamente el rumbo que ha tomado el PSOE tras la dimisión de Sánchez.

Su publicación motivó en su día un emplazamiento del Comité de Redacción del periódico, el órgano que representa a los periodistas de El País, para pedir explicaciones. Caño puso punto y final a la reunión al cabo de apenas un minuto con el argumento de que no aceptaba ningún debate sobre la línea editorial y que él es el único responsable de la misma, según reveló eldiario.es citando fuentes del propio Comité. Parece que ahora que se resiente el bolsillo ha cambiado de opinión y vuelve (de boquilla) a la dignidad y los principios. La pela es la pela.

El País ha pasado de ser uno de los periódicos más prestigiosos del mundo, y el de mayor calidad en lengua española, a convertirse en una gacetilla propagandística de poco nivel financiada por Soraya Sáenz de Santamaría y el gobierno Rajoy, para favorecer también a los barones derechosos del PSOE en su empeño de entregar el partido a la derecha corrupta. Menuda precipitación hacia el corazón de las tinieblas. No hay disculpa que esconda esa deriva, ni manera humana de salvarla a estas alturas.

Origen: El director de ‘El País’ reconoce que pudo ser “presa de la efervescencia” en sus ataques a Pedro Sánchez | InfoLibre.es

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s