¿Camino a unas terceras elecciones? Estas son las cuatro claves para evitarlas

Después del 20D pocos vieron espacio para unas segundas elecciones y ahora parece haber amplio consenso en que va a ser difícil evitar unas terceras después de 310 días con un Gobierno en funciones. Estas son las principales claves para evitarlas.

 

Federico Castaño en Voz Pópuli

 

El flotador del PNV. Su portavoz parlamentario en el Congreso, Aitor Esteban, pese a su voto negativo a la investidura de Mariano Rajoy, no descartó este miércoles un cambio de posición. “Aunque el PNV no nació para solucionar los problemas de Gobierno de España, está abierto siempre al diálogo. Cuando estén dispuestos al acuerdo, llámenos”, le dijo al presidente en funciones. Para ello, el candidato debería comprometerse a respetar las competencias autonómicas y a llegar a un “pacto bilateral” con el País Vasco. Esteban no mencionó ni el Concierto económico ni el cupo, capítulo que puede llegar a ser clave para que el nacionalismo vasco respalde la investidura, sobre todo si después de las elecciones del 25 de septiembre, Iñigo Urkullu necesita del PP para gobernar con holgura en Ajuria Enea. En caso de sumar el apoyo de los cinco diputados vascos y encajarlo con el de Ciudadanos, a Rajoy solo le faltaría un voto para auparse en octubre a la mayoría absoluta. Todas las miradas volverían a dirigirse al parlamentario canario Pedro Quevedo.

El PSOE desautoriza a su jefe. Es otras de las posibilidades con las que cuenta Mariano Rajoy y que se confirmaría si el comité federal pone firme a Pedro Sánchez, le ordena que aclare sus planes y se decanta de forma mayoritaria porque deje gobernar al candidato del PP para evitar unas terceras elecciones que, probablemente, dejarían al PSOE por debajo de los 85 diputados conseguidos en junio. Fuentes socialistas dejan claro que es a partir de ahora cuando ha comenzado la hora de la verdad y van a arreciar las presiones sobre Ferraz para que considere la abstención en la investidura de Rajoy una vez que éste considere que ha llegado el momento de su segunda oportunidad. Supondría una desautorización en toda regla del secretario general, lo que explica que dentro del Partido Socialista se haya reabierto el debate sobre el futuro de Sánchez, circunstancia que se hará más patente después de las elecciones vascas y gallegas del 25 de septiembre en caso de que los candidatos de su partido aporten nuevas derrotas al sombrío proceso abierto en 2011 con la herencia Zapatero. Además, los barones socialistas tienen buenas razones para torcer el brazo a su jefe después de la oferta que este martes les trasladó Rajoy para poder superar la asfixia económica en las seis comunidades donde gobiernan.

El pacto a lo Frankenstein. El nombre se lo puso Alfredo Pérez Rubalcaba y Pedro Sánchez volvió a dejar este miércoles esta posibilidad en el aire, como si estuviera dispuesto a hacer todo lo posible por impedir que gobierne Rajoy. Se trataría de reeditar la negociación con Pablo Iglesias para la formación de Gobierno a pesar de contar con cinco escaños menos que después del 20D, sumando a ella, junto a Podemos y sus filiales, a Esquerra Republicana, al Partido Demócrata Catalán y al PNV. El PSOE reuniría así 178 escaños, dos por encima de la mayoría absoluta, y es una opción a la que Iglesias volvió a emplazar a Sánchez, invitándole a olvidar su juego con Ciudadanos. A pesar de que los independentistas le siguen poniendo como condición asumir la convocatoria de un referéndum de autodeterminación en Cataluña, el líder del PSOE no le hace ascos a esta operación. No obstante, desde el nacionalismo vasco se le advirtió este miércoles del ridículo en el que incurriría. “Lo que nos vamos a reír todos si recibimos la llamada de Sánchez para conformar una mayoría alternativa a la de Rajoy”, le espetó Aitor Esteban, tras recordar la invitación que le ha trasladado el líder socialista a Rajoy para que conforme su mayoría con los “afines ideológicos”, entre los que incluye a los grupos nacionalistas.

El adiós de Rajoy. Martes 27 de septiembre, nueve de la mañana. Moncloa convoca a los periodistas a una comparecencia del presidente en funciones. Después de comprobar que Sánchez, pese a los fracasos electorales del PSOE en el País Vasco y Galicia, no se apea del ‘no’ a la investidura y los barones no le mueven la silla, Rajoy anuncia que por el bien general del país abandona su pretensión de ser candidato y delega en el PP la negociación con el resto de los partidos de otro alternativo. Sería un movimiento inesperado que, probablemente, obligaría al PSOE a reconsiderar su discurso y a aceptar de lleno su participación en el diálogo orientado a romper el bloqueo político. De todas las posibilidades que manejan las principales formaciones, ésta es la que menos peso tiene ya que, llegado al extremo, el PP probablemente sería el más beneficiado por concurrir a unas terceras elecciones culpando en la campaña a los socialistas de ser los principales responsables de haber tenido a España un año sin Gobierno. Además, el propio Rajoy presumió este miércoles en su réplica a Sánchez de los resultados obtenidos en las dos últimas legislativas y del margen ganado desde el 20D al PSOE. A diferencia de él en Ferraz, no tiene nadie que le tosa en Génova, 13 ni en La Moncloa.

CALEYANDO POR VALDÉS

Ver la entrada original 886 palabras más

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s