ArcelorMittal condenada a pagar medio millón de euros por la muerte de un trabajador por leucemia

CC.OO. INDUSTRIA –

ArcelorMittal condenada a pagar medio millón de euros por la muerte de un trabajador por leucemia que contrajo tras estar expuesto durante años al benceno en las baterías de cok de Avilés. La demanda interpuesta por los servicios jurídicos  de CCOO constiuye un hito  en el derecho laboral de la región  y en la siderurgia asturiana. La condena a la multinacional se fundamenta en la ausencia de medidas de protección al trabajador .  

 

1 OCTUBRE  2015

 

 

La sentencia dictada por el Juzgado de lo Social Nº 2 de Avilés reconoce probada “la relación de causalidad entre el trabajo desempeñado por el actor y la enfermedad que lo motivó, dado que consta que estuvo expuesto de forma continuada durante años al benceno, agente cancerígeno”,  y condena a la multinacional del acero al abono de 479.985 euros más intereses,  a su viuda e hijo en concepto de daños y perjuicios.

 

El trabajador falleció a los 32 años de edad,  el 2 de julio de 2012, tres meses después de haberle sido diagnosticada una leucemia aguda de alto riesgo. Tal y como se detalla en la sentencia, el operario de ArcelorMittal prestó diferentes servicios de manera intermitente durante 2007 y de manera continuada a partir de 2008 hasta la fecha en la que le fue dictaminada  la enfermedad que causó su muerte.

 

Los hechos también prueban, tal y como se recoge en la sentencia, que el trabajador estuvo en contacto con el benceno de manera continuada mientras realizaba su labor en las baterías de cok de Avilés. El benceno es considerado por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer un elemento cancerígeno catalogado en el grupo 1. La principal vía de absorción de este elemento químico  es la respiratoria, seguida de la dérmica por contacto directo con  la piel.

En el caso del trabajador fallecido, los servicios jurídicos de CCOO consiguieron demostrar que éste estuvo durante años expuesto de manera continuada al benceno, sin los medios de protección individuales adecuados , con  lo que la empresa ArcelorMittal incumplió de manera evidente las normas en materia de prevención de riesgos.

 

En primer lugar los cascos no se encontraban certificados por el fabricante para la protección frente a hidrocarburos aromáticos o vapores orgánicos, por lo que los trabajadores inhalaron el producto químico  hasta el año 2012 en el que la empresa les entregó los cascos homologados para tal efecto.

 

En cuanto a la contaminación por la vía dérmica, se demuestra que las medidas de prevención tampoco fueron las idóneas, ya que hasta el año 2012 y como consecuencia de una denuncia de los Delegados de Prevención de  ArcelorMittal en Avilés, no existía una norma que obligara al personal que operaba  en baterías al cambio de ropa diario para evitar el contacto directo  con la piel de manera prolongada.

 

Para la Sección Sindical de CCOO en ArcelorMittal se trata de una sentencia histórica en la siderurgia asturiana. “Tal y como hemos hecho hasta ahora  nos mostraremos muy beligerantes para que la empresa adopte las medidas de protección necesarias que garanticen la seguridad y salud de sus trabajadores “

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s