El camino

Las ventanas de Cecilia Durán Mena

El Camino de Santiago es un peregrinar misterioso, lleno de señales y símbolos que el caminante debe ir interpretando según su leal saber y entender. Sí, pero también debe estar abierto para recibir la luz de lo Alto. Es un camino que implica renuncias y retos.
Si el camino inicia en el momento en el que el peregrino sale de su casa, el mío ya inició. Una vez más, con enorme ilusión y gran orgullo pongo la señal de la concha y tomo rumbo. Bendiciones oficiales, buenos deseos, enhorabuenas, recomendaciones, amigos y la señal de mi madre, mis hijas y marido en el corazón.
Si el año pasado la purificación vino en forma de tormenta estomacal, este fue una tromba tropical que me dejo varada en Acapulco y casi rompe en mil pedazos el sueño de caminar. Pero no. El camino se abre paso, si la Compostela del año pasado…

Ver la entrada original 149 palabras más

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s