¿Hay un profesor que manda “lapidar” a sus alumnos en Gijón?

VERSIÓN DEL PRINCIPADO

La Consejería de Educación del Principado acaba de incoar un expediente disciplinario a M. R. A., docente de Lengua Castellana en el IES Universidad Laboral. Se investiga si “Somete a lapidación” a sus alumnos y alumnas de 12 y 13 años. Según dice la Consejería en una resolución fechada el  16 de abril de 2013, “el profesor llevó a cabo con los alumnos de 1º de ESO una práctica consistente en ‘someter a lapidación’  por parte de los propios compañeros a aquellos alumnos y alumnas que se portaban mal o que hacían algo que, a su juicio, resultara inadecuado, lo que consistió en arrojar los estuches al alumno elegido por el docente, impactando en diversas partes de su cuerpo”.

La madre de una alumna del grupo de 1º D puso una denuncia el 18  de enero de 2013 en la que censuraba al parecer “dos actividades” del docente.

El Servicio de Inspección Educativa realiza entonces “entrevistas, visita de aulas, análisis de documentos académicos y actas del departamento” y emite emite su informe, en el que se aprecian varios hechos, además de ese curioso proceso de ‘lapidación’ con material escolar.

El documento afirma que “el citado profesor aplica a sus alumnos unos sistemas de calificación arbitrarios, utilizando un sistema de positivos y negativos que se aparta de lo establecido en la Programación Docente, con grave conculcación del derecho de los alumnos a una evaluación objetiva y transparente”. Y  que se han detectado presuntamente “desviaciones respecto a lo establecido en el Decreto del Currículo (…) incluida la programación docente”, con “inclusión de contenidos que no están en el currículo del curso y exclusión o no impartición de otros que sí lo están, o la negativa a realizar exámenes de recuperación de evaluaciones pendientes, apartamiento de las lecturas establecidas por el departamento, negativa a explicar a los alumnos los criterios de calificación establecidos, aplicación de criterios de calificación contrarios a los fijados en la programación y ocultación a los alumnos de las acotaciones al currículo de Lengua Castellana y Literatura para la PAU comunicados a todos los centros educativos. Los ejercicios realizados por los alumnos no son corregidos y valorados de una manera objetiva. La frecuente conversión de un ejercicio o prueba en condición sine qua non para aprobar constituye una cláusula abusiva y apartada de lo establecido en los documentos del centro”.

En la resolución también se informa de que “el profesor desobedeció al director y la jefa de estudios del centro educativo cuando, el día 18 de marzo de 2013, abandonó el aula y el centro para ir a ver a su abogado, contraviniendo la orden dada por sus superiores jerárquicos y evidenciando un claro desprecio de las responsabilidades y funciones propias de su puesto de trabajo”

Todo lo anterior podría “ser constitutivo de faltas disciplinarias”, como “tomar parte en altercados o pendencia dentro del centro de trabajo”.

NOTA DE PRENSA

(Jueves,  06.06.2013)

La Consejería  de Educación está actuando con el máximo rigor en relación al expediente  disciplinario abierto a un docente del IES de La Laboral

En relación con el  expediente disciplinario abierto a un docente del Instituto de Educación  Secundaria Universidad Laboral, en Gijón, la Consejería de Educación, Cultura y  Deporte quiere manifestar que está actuando con el máximo rigor posible, con  todos los resortes legales a su alcance.

El procedimiento se inició como consecuencia de denuncia  de la madre de un alumno del centro, a la que se dio  trámite.

Con carácter previo a la  apertura de expediente, el Inspector encargado de la investigación del caso  tramitó una información reservada, y una vez obtenidas las conclusiones se incoó  expediente disciplinario por dos infracciones graves y una infracción muy  grave.

En la resolución de  incoación, con fecha 16 de abril de 2013, se acordó motivadamente la  suspensión provisional de funciones hasta que se resuelva sobre el fondo del  asunto. Dicha resolución se comunicó al interesado. La suspensión provisional de funciones tiene un plazo  máximo de 6 meses, tal y como está previsto en la  legislación.

En la actualidad, la  Consejería ha nombrado instructor del expediente, que aún está en su fase  inicial. En dicho procedimiento se guardarán las debidas cautelas y garantías de  defensa previstas en el Estatuto Básico del Empleado Público y demás normativa  de aplicación.

El plazo  máximo para resolver un procedimiento disciplinario es de 12 meses,  dependiendo su finalización habitualmente del grado de complejidad de la  instrucción. Durante este trámite, y  hasta que no finalice la instrucción del procedimiento, no se puede ofrecer más  información al respecto.

 

APOYO COMPAÑEROS

Los compañeros del profesor en cuestión han comenzado a recabar firmas de apoyo a un docente al que consideran “objeto de un proceso disciplinario arbitrario por parte de la Administración”.

Creen que la suspensión por seis meses es una medida “desmesurada e inaceptable”.

Información reproducida de EL COMERCIO

2 comentarios sobre “¿Hay un profesor que manda “lapidar” a sus alumnos en Gijón?

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s