Una tormenta con diluvio de agua el domingo 21 por la noche dejan Vigo convertido en un caos

La borrasca comenzó a golpear la comunidad gallega a partir de las 22.00 horas del domingo 21 de agosto, afectando inicialmente a la zona costera de la provincia de Pontevedra, y con Vigo como ciudad más afectada. La  tromba de agua dejó 59,5 litros por metro cuadrado en una hora en Vigo.

El centro de Vigo se vio envuelto en un auténtico caos a causa de una tormenta. Las tapas del alcantarillado empezaron a saltar, en varias zonas de la ciudad se fue la luz y el agua llegó al metro de altura en algunas calles. Fue un auténtico diluvio. La zona baja de la ciudad fue la más afectada y en el túnel de O Berbés tuvieron que rescatar a un conductor al que el agua engullía dentro de su turismo.

Entre Policía Local y Bomberos de Vigo tuvieron que atender hasta las nueve de la mañana más de cincuenta incidencias. La mayoría de las llamadas de emergencia recibidas era de particulares que alertaban de inundaciones en bajos y garajes y también de filtraciones por los tejados. En la calle Finisterre se inundó buena parte de un edificio tras romperse parte del tejado y también hubo viviendas afectadas en la zona de Castrelos, en Fragoso y en la calle Rocío. Asimismo, se produjeron incidencias en las dependencias policiales de Tomás Alonso, en varios hoteles de la ciudad y en establecimientos de hostelería.

La borrasca fue perdiendo intensidad a medida que avanzaba por la comunidad. En toda Galicia, el 112 se registraron 170 incidencias entre inundaciones, flitraciones y caídas de árboles.

En la estación meteorológica de Bouzas se registró el pico máximo de precipitaciones, con 59,5 litros por metro cuadrado en una hora, de 22.30 a 23.30 horas. Esta cifra descendió hasta los 52 litros de agua por metro cuadrado en la Avenida de Madrid en el mismo intervalo de tiempo, una cantidad de agua que podría ser el nivel normal de lluvias durante todo el mes de agosto.

Los bomberos no daban abasto desde que sobre las 22.30 horas comenzaran a notarse los efectos de la borrasca, y de hecho aún continúan esta mañana las labores de achique en garajes.

En Vigo, a primera hora del lunes 22 de agosto todavía permanecían cortadas las calles Arquitecto Palacio, la zona baja de Colón y Marqués de Valladares.

La tormenta también dejó altos índices de precipitaciones en otras localidades pontevedresas, como Lourizán o Soutomaior, superándose los 30 litros por metro cuadrado.

En Pontevedra una fuerte tromba de agua obligó ayer a cancelar los fuegos previstos y a suspender la actuación de Fangoria, cuando ya había transcurrido una hora del inicio del concierto.

En ciudades de la provincia de A Coruña, como Santiago, también se cosecharon índices de hasta 28 litros por metro cuadrado.

En toda Galicia, el Centro de Atención a Emergencias 112 ha registrado más de 170 incidencias relacionadas con la tormenta.

La mayoría de ellas fueron inundaciones en bajo, viviendas y garajes. También se registraron algunas caídas de árboles y bolsas de agua en varias carreteras gallegas. En Cangas un rayo tiró árboles, provocó un apagón y desencadenó un pequeño incendio forestal en la parroquia de Donón.

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s