La Xunta dota con 800 millones de euros el plan de infraestructuras hidráulicas de Galicia

El presidente de la Xunta asistió, esta mañana, al acto de puesta en servicio de la EDAR de Carrás, en el ayuntamiento de O Carballiño

Feijóo garantiza el compromiso de la Xunta con el respeto medioambiental reflejado en el plan de infraestructuras hidráulicas, “dotado con 800 millones de euros, aprobado y ejecutándose en la actualidad”

  • Consciente de que la dificultad no es sólo hacer las infraestructuras sino su mantenimiento, avanza que el Gobierno gallego colaborará en el control de las depuradoras a través “de un concurso que licitamos para el seguimiento y la supervisión de las 120 depuradoras municipales hechas por la comunidad”
  • Subraya que gracias al decreto que estará aprobado este mismo año, y que entrará en vigor en el año 2012, la Xunta podrá asumir la explotación de cualquiera de esas depuradoras municipales cuando el ayuntamiento correspondiente lo desee
  • Sostiene que la EDAR de Carrás mejora la calidad de las aguas del río Carrás “y, por lo tanto, del Arenteiro, del Avia e incluso del Miño” y resalta que, en total, se invirtieron cerca de 7 millones de euros en unas instalaciones dotadas con 10 kilómetros de colectores que servirán a, aproximadamente, 6.500 personas

O Carballiño, 5 de agosto de 2011.- El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, garantizó, esta mañana, el compromiso de la Xunta con el respeto medioambiental reflejado en el Plan de Infraestructuras hidráulicas, “dotado con 800 millones de euros, aprobado y ejecutándose en la actualidad”. “Tenemos el compromiso de que la herencia que vamos a dejar a los gallegos del mañana, tiene que ser como mínimo la misma que nos dejaron a nosotros y, a ser posible, una herencia superior en tener de calidad medioambiental y en tener de sostenibilidade de los recursos públicos”.

Feijóo, que presidió el acto de puesta en servicio de la EDAR de Carrás, en el Carballiño, subrayó que los vecinos cuentan, ahora, “con una infraestructura que el año que viene, una vez probado en el largo plazo su correcto funcionamiento, se entregará formal y definitivamente al Ayuntamiento para su explotación”.

No obstante, el responsable autonómico explicó que el Gobierno gallego, consciente de que la dificultad no es sólo hacer las infraestructuras sino su mantenimiento, tiene que seguir colaborando con independencia de que la obra esté finalizada. “Y por eso, -dijo- desde la Xunta vamos a hacer un doble trabajo: vamos a colaborar en la supervisión de las depuradoras hechas en Galicia y en su explotación”.

De este modo, resaltó que la Xunta colaborará en el control de las depuradoras a través “de un concurso que licitamos para el seguimiento y la supervisión de las 120 depuradoras municipales hechas por la comunidad”. “En el mes de agosto vamos a adjudicar este contrato para que haya un seguimiento permanente en el mantenimiento y en la supervisión de estas infraestructuras, para que se mantengan activas y para que tengan un tratamiento efectivo que permita devolver el agua en iguales condiciones con la que la captamos en los ríos”, aseveró.

El Ejecutivo gallego colaborará, también, en la explotación a través de un decreto de Administración Hidráulica, previsto en la nueva Ley de aguas, para que las entidades locales podan decidir se quieren mantener las depuradoras o, por el contrario, quieren trasladar la responsabilidad de su explotación al propio Gobierno gallego. “Este decreto estará aprobado este mismo año y entrará en vigor en el año 2012, para que los municipios que así lo decidan podan trasladar la responsabilidad de la gestión de las 120 depuradoras municipales al Gobierno gallego que, por primera vez, asume la responsabilidad de mantener en explotación y en perfecto estado de uso las 120 depuradoras de la comunidad”.

En el tocante la EDAR de Carrás, Feijóo añadió que esta infraestructura mejora la calidad de las aguas del río Carrás “y, por lo tanto, del Arenteiro, del Avia e incluso del Miño”. “Se trata, en definitiva, de una infraestructura en la que se tuvo un especial cuidado por devolver a la naturaleza un agua en buenas condiciones, para lo cual se incluyó un inusual y ambicioso tratamiento terciario de la depuración, lo que supuso un esfuerzo económico y técnico muy importante pero que redundará en el beneficio de todos los que nos gusta disfrutar de las aguas del río Arenteiro”.

En total, se invirtieron cerca de 7 millones de euros en unas instalaciones dotadas con 10 kilómetros de colectores que servirán la, aproximadamente, 6.500 personas, es decir, cerca de la mitad de la población de O Carballiño.

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s