Investigan si un cadáver hallado en la playa asturiana de Serantes es el de un vecino desaparecido de Viveiro en Lugo

ACTUALIZACIÓN: Habrá que esperar a los resultados de las pruebas de ADN, mientras se barajan tres posibles hipótesis de desaparecidos en las costas gallegas en los últimos meses.

Dos de esos desaparecidos pertenecen a la provincia gallega de Coruña y, el tercero, a la de Lugo, concretamente al concejo de Viveiro. No obstante, la Guardia Civil indica que no es posible asegurar o desmentir que sea alguno de los tres desaparecidos y pide tranquilidad a las familias hasta disponer de los resultados de las pruebas de ADN.

La localización de un cadáver en una cueva próxima al acantilado de la playa de Serantes, en el municipio asturiano de Tapia de Casariego, abrió una investigación para identificar el cuerpo del hombre y saber si es el del oriundo de Viveiro (Lugo) Ramón López Ben, de 64 años de edad, quien desapareció a principios de este mes.

La autopsia que arrojará más datos sobre el hombre se practicó ayer por la mañana en el hospital de Jarrio, situado en el concejo asturiano de Coaña. Además está pendiente la realización de pruebas de ADN a algún familiar directo para verificar si se corresponden con las extraídas al cuerpo hallado. Este análisis es enviado a Madrid y el resultado tarda varios días.

La Guardia Civil, a la que el Cuerpo Nacional de Policía de Viveiro pasó las diligencias, lleva ahora el caso tras el descubrimiento del cadáver, que se encontraba muy desfigurado y en avanzado estado de descomposición.

La aparición el viernes pasado de un trozo de un pie en la playa de Serantes alertó al servicio de Salvamento tapiego, cuyo coordinador, Antonio Alonso Bedia, siguió la orden del alcalde, el independiente Manuel Jesús González, de efectuar rastreos con la embarcación todos los días. En la salida del domingo por la mañana, el socorrista David Álvarez Vares, descubrió hacia las 13.30 horas, el cuerpo, debido al olor que desprendía. El cadáver no se avistaba desde tierra.

El estado en que se encontraba motivó que recurriesen a un saco de una funeraria y a la propia embarcación para trasladarlo desde el acantilado hasta el puerto, donde tuvieron que esperar durante cinco horas a que el forense acudiese para certificar los hechos. El cuerpo, que estaba muy hinchado, se corresponde con el de un hombre delgado, calvo y de algo más de 1,60 metros de estatura, al que le faltaban trozos de ambas extremidades inferiores. Al comprobar los datos de personas desaparecidas se toparon con los de Ramón López, aunque la comprobación de la identidad del cuerpo descubierto permanecía a última hora de ayer sin confirmar.

Todos los indicios apuntan a que el cuerpo localizado se corresponde con el de una persona supuestamente ahogada hacia mediados del mes actual. La desaparición del vivariense se denunció el pasado 10 de julio, aunque desde el día 6 le echaron en falta de la vivienda en que residía, en el casco histórico de la ciudad.

El hallazgo de su ropa, plegada y ordenada sobre un acantilado del margen izquierdo de la playa de Area, así como de su documentación, entre la que figuraba el carné de identidad, tarjetas del banco, alrededor de 60 euros en efectivo y el teléfono móvil hizo pensar que podría haber caído al mar al ir a pescar o pasear.

(Fuente: EPr)

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s