El nombre de Vicente Álvarez Areces suena para ser futuro ministro de Trabajo

Foto: el pais.com

 Entrevista del Presidente del Principado en el programa “Cara a Cara” de CNN+

¿Vicente Álvarez Areces, futuro ministro de Trabajo? ¿Le llamará Zapatero para solucionar el desastre? 

A continuación, transcribimos la entrevista al Presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, realizada esta tarde por Antonio San José en el programa “Cara a Cara”, de CNN+.

 

Lleva 24 años en la política activa…

“Efectivamente. He sido alcalde de Gijón 12 años; desde 1999 soy Presidente del Principado- cumpliré dentro de pocos meses doce años-; antes he estado en el Ministerio de Educación; antes, en la época de la dictadura, luchando por las libertades… Llevo toda mi vida en pleno combate”.

 Habrá visto de todo como responsable político…

“Vi muchas situaciones difíciles, algunas incluso para nosotros más difíciles que la que ahora vivimos. Particularmente en Asturias en la década de los 80 y 90 tuvimos que afrontar una crisis que era endógena, era nuestra, producto de una obsolescencia de nuestro tejido productivo y empresarial. Hoy es una crisis diferente, muy dura, pero creo que resistimos mejor porque hemos aprendido mucho del pasado; estamos mejor preparados”.

 Esta viviendo un final de etapa política.

“He decidido no presentarme porque considero que era un periodo ya suficiente, tres legislaturas seguidas. Creo que en Asturias hay un buen candidato que es el actual secretario de la Federación Socialista Asturiana, Javier Fernández, que lidera el partido por tanto tiene experiencia de gobierno, experiencia parlamentaria. Yo me siento bien físicamente e intelectualmente y creo que en la vida podré hacer otras muchas cosas pero no tiene que se necesariamente en la misma responsabilidad”.

¿Lo ha decidido usted solo o ha recibido alguna indicación del partido?

“Lo he decidido pensándolo y meditándolo bien. He comunicado la decisión en el momento procesal oportuno, que era vísperas ya del calendario que hacía el Comité Federal. Además, el Partido Socialista, en sus estatutos, saben que prima, por así decirlo, a los que gobiernan porque se convierten en candidatos automáticamente. El que quiera optar tendría que hacer una primarias. Creo que he tomado la decisión adecuada y me siento muy satisfecho del trabajo realizado.

 También creo que seguimos conectando con la gente que ha apreciado este trabajo de una Asturias muy distinta a hoy, una nueva Asturias mejor, más moderna y que rompe ese paradigma del pasado de crisis, de conflicto, de sectores dependientes de la empresa pública –que hoy ya no hay- y, afortunadamente, creo que he sido útil en ese proceso y en la vida se pueden hacer muchas cosas”.

 ¿Podríamos estar hablando con el próximo Ministro de Trabajo del Gobierno de España?

“En realidad, me he hecho a la idea de acabar la legislatura, acabarla bien, que es muy difícil. Tengo que hacer todavía el presupuesto del año 2011 que yo, que soy profesor de Estadística de la Universidad, les digo que será el presupuesto más difícil de toda mi vida porque cuadrar todas las variables que tenemos que cuadrar hoy en la vida política y gestionarlas es algo verdaderamente increíble, más difícil que la conjetura de Poincaré”.

 Pero cuando uno llama el Presidente y le pone un reto sobre la mesa se termina aceptando…

“En estos momentos, se lo digo muy sinceramente, mi objetivo es terminar la legislatura, ayudar a que Asturias afronte el futuro con solvencia, ayudar también a mi partido a que gane las próximas elecciones en Asturias –que creo que tenemos razonables expectativas de que sea así- y también los ayuntamientos. En Asturias, salvo el periodo 95-99 que gobernó el PP y que, además, tuvieron un conflicto institucional sin precedentes que, por cierto, parece que hoy está reproduciéndose esa historia dentro del Partido Popular.

 Creo que los socialistas hemos sido un elemento vertebrador de la sociedad asturiana y, además, en momentos muy complejos de crisis muy profundas y momentos duros”.

 La marca ZP en este momento ¿suma o resta para un Presidente autonómico que quiera presentarse a la reelección?

“En estos momentos el Presidente del Gobierno, el Gobierno en su conjunto, no solo de España sino en general –Francia, Alemania…- ven cómo presidentes y presidentas recién elegidos tienen inmediatamente una contestación. Esto es producto de una crisis durísima y es verdad que no está pasando por sus mejores momentos el gobierno en su conjunto. Pero los ciudadanos, y lo defiendo, mantienen siempre, con mucha inteligencia, abierta la mirada y los oídos para ver cómo los gobiernos afrontan las situaciones difíciles.

 Llevo 6 elecciones seguidas, 24 años donde tuvimos y yo vi venir momentos muy duros y conseguimos ganarlas porque explicamos a los ciudadanos lo que se podía hacer, cómo teníamos la idea de vencer esas situaciones, buscar esperanza y, finalmente, creo que se consiguió credibilidad que es algo muy importante en la vida política. Reconociendo que la situación política actual es muy difícil, que siempre tenemos que mantener la iniciativa política –si no se mantiene la iniciativa política el ciudadano viene a reconocer que hay una situación imposible de resolver y lógicamente busca la alternancia.

 Yo, aun cuando sabemos que esa situación es compleja, confío en que en las elecciones autonómicas y municipales podamos reaccionar. Va a depender mucho también de lo que los territorios definan porque objetivamente da la impresión de que estamos debatiendo un 2012 pero tenemos antes un 2011 donde va a estar claramente definido el panorama del 2012”.

 Sobre las declaraciones del Presidente Barreda que augura una catástrofe electoral si no hay un cambio de rumbo en el PSOE…

“Creo que en momentos como este, debido a mi experiencia y a ese dilatado periodo que ha comentado, recomendaría en primer lugar serenidad, una cohesión dentro del partido socialista importante y una iniciativa política que tiene que reforzarse.

 Yo viví, por ejemplo, unas elecciones en el año 95 donde ya era mi segunda legislatura como alcalde en Gijón y había una transformación en la ciudad reconocida por los ciudadanos y había un clima general muy complicado para los socialistas. Salir a explicar a los ciudadanos lo que has hecho, cómo lo has gestionado, cómo piensas gestionar el futuro, con qué iniciativas. Es verdad que tenemos menos recursos en este año pero es que tenemos un capital acumulado de muchos años. En Asturias, por ejemplo, la década pasada ha sido extraordinaria en inversiones, en el fortalecimiento de los servicios públicos…

 Ahora hay que recortar pues hay que explicar en dónde, en qué tecla tienes que tocar y es un elemento muy importante, muy delicado, saber que tienes que conectar con tu electorado. En ese sentido siempre hay un déficit porque siempre se puede hacer más. Pero yo diría que no se pierda la serenidad porque haciendo las cosas bien, saliendo al territorio, buscando a la gente, explicando a la gente se ganan las elecciones cuando se ha gobernado haciendo una buena gestión pública. Yo confío en que eso se entienda y eso es una receta y una recomendación para el conjunto del partido que yo siempre defenderé que la unidad y la cohesión interna es un elemento fundamental para transmitir al ciudadano confianza no solo en el presente sino también en el futuro”.

 Fíjese lo que indican las encuestas…

“Las encuestas son un estado de opinión hecho, por procedimiento científico, en un momento dado. Y es verdad que el momento era en el contexto de la huelga general. En Asturias, la última publicada que creo que estaba hecha con rigor daba lo siguiente: intención directa de voto, favorable al PSOE; valoración de los líderes o personas reconocidas, incluso contraponiendo personas desde el punto de vista político del PP, como Cascos, superábamos en valoración a esas personas; predicción: el PP avanzaba por lo que se llama “la cocina” eso que se mide por la fidelización del voto, que el PP fideliza mejor el voto que el PSOE, etc.… entonces la predicción era que podía incluso ganar el Partido Popular.

 Esas cosas se vencen, lógicamente, acercándose al ciudadano, buscando contacto y superándolo en las urnas, que es donde hay que superar al adversario político. Hay que reconocer que la situación es difícil pero es superable. Yo, desde luego, he vencido situaciones mucho más complejas y se lo digo desde 6 procesos electorales seguidos ganándolos en momentos dificilísimos en Asturias, perores que el que vivimos. Y eso es lo que hay que transmitir. Sinceramente no creo que ayude mucho el que en estos momentos hagamos una visión derrotista y me da la impresión de que, quizás, en España que hay situaciones muy diferentes no se percibe de la misma manera la intensidad de la crisis o los efectos políticos de la misma”.

 ¿Con ocho años basta en Moncloa?

“Por coherencia yo tendría que decirle que nunca me bastaron ocho años, tuve que hacer doce. Yo entré en Gijón en el año 1987. Era un momento desolador para la ciudad. Era, si conocen la película “Los lunes al sol”, la crisis de los astilleros, la de la siderurgia, del textil, manifestaciones continuas… una ciudad sin futuro. En el año 1999 era una ciudad que reconocía una profunda transformación y por eso en ese año incluso me presenté a la candidatura de las autonómicas y gané por mayoría absoluta. Y en aquel momento gobernaba en España el PP y había gobernado en Asturias. Todo eso depende de cómo se transmita.

 En los momentos de crisis no solo pierden los gobiernos. Puede perder la oposición por haber hecho una mala oposición o por mantenerse desunida o por presentar malas propuestas de futuro”.

 Ahora gobierna usted con Izquierda Unida.

“Es una situación bastante natural en Asturias porque en Asturias los partidos de izquierda, tradicionalmente incluso desde 1977 sumaron juntos lo que sumaban los de derechas –antes había dos formaciones en la derecha que se conjuntaron en una- es un escenario bastante natural.

 Estamos satisfechos de la acción de gobierno. Todos sabemos que tenemos que enfatizar el modelo social para proteger a la gente que menos tiene, todos sabemos que el empleo es el objetivo número uno de la sociedad española y, particularmente de la asturiana. Tenemos algo menos de desempleo que España que es un fenómeno atípico en Asturias porque siempre habíamos liderado el desempleo, ha cambiado la composición del empresariado, es una empresa más competitiva, sale al exterior, la gran industria asturiana ha mantenido el tipo en la crisis: Arcelor Mittal, Asturiana de Zinc, Alcoa, etc. Todas estas empresas han aguantado el tirón, no tiene la demanda de la época de bonanza pero actúan en los mercados internacionales.

 Además, quizá un error en nuestra percepción de la crisis en España es que creemos que en todos los lugares es así pero no lo es. En España hay un elemento negativo en nuestra contra que es el elevado desempleo pero en Europa no hay el mismo índice de desempleo, en América los países crecen, en Latinoamérica, en Asia también hay crecimiento. Es decir que las empresas pueden compensar muchas veces con la internacionalización los déficits de mercado que tienen dentro de nuestro territorio”.

 Si se presenta Álvarez Cascos ¿gana las elecciones en Asturias?

“Yo creo que no. Primero no creo que se vaya a ser el candidato, aunque él lo desee y mucha gente del Partido Popular desea que sea él pero, creo, que Álvarez Cascos es una persona muy conflictiva dentro de su partido. La dirección del PP para imponer al candidato tendría que desautorizar completamente a la mayor parte de la organización del Partido Popular en Asturias. Sinceramente, no creo que sea pero, aun cuando se presentase, el Partido Socialista -que tenemos encuestas de hace muchos años no sólo ahora- nunca ha sido un candidato que haya sido el más valorado en las elecciones autonómicas.

 Yo se lo puedo decir personalmente porque hemos chequeado cuando decían que sí venía, cuando tenía ya posiciones relevante dentro del Partido Popular y estaba en activo, estaba por debajo en las puntuaciones aunque es un hombre que polariza mucho, da mucho juego mediático, etc. Además, en Asturias el Partido Socialista se va a presentar a las elecciones reconociendo la situación pero con un bagaje de gestión positivo importante y unido, muy unido. Y está el Partido Popular en unas querellas internas que reconocen casi la situación de los años 95 a 99.

 La gente cómo va a confiar en un partido que no sabe gobernarse a sí mismo. Es muy difícil. Por eso creo que el Partido Socialista tiene que tomar la iniciativa política, tiene que introducir medidas, tiene que aproximarse a los ciudadanos, tiene que reconstruir la concertación social -que nosotros en Asturias hemos mantenido en estos 12 años- y ese es un gran objetivo irrenunciable. Y tiene hacerlo sabiendo que hay que ponerse las pilas pero sobre todo manteniéndose unido y presentándose unido y cohesionado ante la sociedad”.

 Tienen ustedes un hándicap que es el grado de cabreo que tiene la sociedad con el gobierno de la nación y que van a pagar los candidatos socialistas en cada comunidad o en cada ayuntamiento en mayo de 2011

“Es un elemento muy coyuntural porque yo creo que el año más duro ha sido este año. Las medidas que se han tomado en el 2010 han sido las más duras de todo el proceso democrático, incluso una crisis que vivimos en Europa; y no es que Europa nos obligue es que somos parte de Europa. La gobernanza y los mercados financieros marcan unas reglas en un mundo globalizado que en otras crisis no teníamos ese hándicap. Pero es verdad, se paga un precio porque los gobiernos pagan un precio, lo están pagando todos los países.  Paradójicamente diría yo.

Una crisis que crean las tendencias neoliberales, el mundo financiero con las teorías más conservadoras desde el punto de vista liberal, el que decía que los mercados lo regulan todo, y, paradójicamente, los gobiernos, incluso los de izquierdas, pagan las consecuencias de una crisis”.

 Pero es más como se haya gestionado la crisis…

“Sí, y yo aun diría más que no sólo es que se necesita una gobernanza económica europea, que se necesita, sino que la gobernanza económica tiene que imponerse a unos mercados financieros que siguen condicionando las reglas de juego de la política y de la gestión pública. Es tremendo saber cómo el servicio a la deuda hoy es un elemento decisivo en la gestión de las políticas económicas”.

 El paro es el gran drama de este país y no hay perspectivas que se esto se resuelva en 2011…

“Creo ir ahí tenemos el punto más débil de la situación española que es consecuencia de un sistema productivo que estaba basado en sectores que estaban claramente en una situación de burbuja y golpea especialmente a España porque no es posible reconstruir de repente un nuevo modelo. Pero también creo que hay que reconocer que esa situación va ser lenta en su recuperación pero España hoy es un país modernos, es decir, esta no es la España de hace 20 años o 25 años. Es un país que tiene mucho capital tecnológico, capital humano, inteligencia.

 El modelo sobre el que va discurrir el futuro será la inteligencia, el conocimiento; será un modelo energético distinto para responder ante el reto del cambio climático; será también una Europa inclusiva, con un modelo social que hay que sostener y ahí, el Gobierno de España sinceramente ha hecho un esfuerzo de proteger a los más débiles. Vamos a tener una evolución de una lenta recuperación. Lógicamente, el empleo no se va regenerar de repente; España yo diría que responde a la crisis con 2 territorios muy diferenciados: el norte en general resiste mejor porque ahí no se introdujo tanta política inmobiliaria residencial, con trabajos dependientes de ese sector sino que fue más equilibrado. Por eso en Asturias no repercute con tanto efecto como en otras regiones de España y, en general, e creo que los efectos sociales de la crisis se soportan mejor que en otras zonas donde no tienen esa perspectiva”.

 ¿Les afecta en el presente la crisis del carbón en Asturias?

“Afecta, lo que ocurre es que la dimensión del sector del carbón  hoy es más pequeño. Yo viví a largo de toda medida, siempre mantuve un compromiso político desde mi juventud, épocas en las que había casi 40.000 mineros en Asturias; hoy hay 4.000 y de esos 4.000 la mitad o más están ya en la minería privada, en la zona del suroccidente de Asturias, y la otra mitad en una empresa pública, Hunosa, que tiene ya una pequeña dimensión.

 Creo que hay que mantener un periodo de transición porque el impacto social en esos territorios es muy grande. El futuro del carbón está ligado a las tecnologías de secuestro de CO2 y de almacenamiento de CO2 porque hay mucho carbón en el mundo y el carbón va a seguir formando parte del mix energético. Europa contempla que en el horizonte del 2020 el carbón siga existiendo. En la estrategia, lo que ocurre es que en la práctica las ayudas al carbón -porque sin esas ayudas difícilmente tiene subsistencia- la Comisión Europea ha dicho que se acaban el 2014, aun cuando no está dicha la última palabra porque el Consejo, es decir, los países miembros tienen que decidir si ese horizonte lo amplían al menos hasta lo que pide Alemania que es el 2018. A nosotros nos importa mucho que, al menos, ganemos un tiempo de transición y, sobre todo, en ese contexto siguen las experiencias de tecnologías e investigaciones que se están haciendo también Asturias”.

 ¿Cuando le van a poner una calle a Woody Allen en Asturias?

“Se la merece, desde luego.  Ha sido una persona de una generosidad con nosotros extrema. Este verano, por ejemplo, hemos hecho una campaña promocional que ha sido impactante, la han visto millones de personas, se titula “Asturias lo dice todo el mundo” y por ejemplo él dice que si algún día pensase en retirarse Asturias sería para él su plan B. Actúa Stephen Hawkins, Ainoa Arteta, Vinnton Cerf… Hablan de una Asturias que ellos han descubierto y han reconocido; lo dice muy sinceramente y creo que él se ha dado cuenta de que -quizás lo que muchas personas que viven en nuestra tierra todavía no perciben- que estamos en un territorio muy equilibrado, muy cohesionado y, sobre todo, donde la calidad de vida, ese elemento tan intangible, aun cuando haya momentos de crisis y de dureza, es una característica que se nos reconoce. Y Woody Allen y otros muchos premios Príncipe de Asturias nos han ayudado a que eso sea así”.

 En unos días se celebra la gran cita anual de los Premios Príncipe de Asturias.

“La Fundación, sin duda, nos ha dado una proyección internacional. Somos un territorio relativamente pequeño, apenas llegamos 1.100.000 habitantes, pero nos hemos proyecto en el mundo, hemos aprovechado esa gran oportunidad; nos hemos vinculado con muchos premiados, tenemos el Centro Internacional Oscar Niemeyer que es también otro impacto extraordinario, que tenemos la Laboral Ciudad de la Cultura, el patrimonio de la humanidad que representa el prerrománico o las cuevas del paleolítico superior de arte rupestre.

 Es un territorio bellísimo de contraste, por eso al unir naturaleza, cultura y turismo hemos tenido un éxito que en plena crisis por ejemplo este verano hemos tenido unos resultados turísticos extraordinarios tanto en el turismo verde como el sector hotelero que ha recuperado una cierta atonía de los años anteriores. Ahí tenemos también una gran oportunidad no sólo las nuevas tecnologías -Asturias hoy ya tiene más empleos en tecnologías de información y comunicación que en la minería, el cambio de paradigma ha sido muy fuerte”.

 Si no le llama Zapatero para ser Ministro de Trabajo después de 2011 ¿qué piensa hacer?

“No tengo ni idea de lo que pienso hacer. En primer lugar tendría que reintegrarme a la Universidad, cosa que me atrae, siempre me ha gustado muchota docencia y la investigación. Soy profesor de matemáticas, primero estuve en enseñanzas medias luego en la Universidad y realmente mis pasiones en la vida han sido la ciencia y la política para transformar esa realidad. Tengo muchísimos planes y una de las cosas que más me ilusionan es cambiar de actividad porque en la vida no hay nada como sentirse joven”.

 ¿Hacer por ejemplo qué?

“Ligarse de nuevo a la docencia y a la investigación es un atractivo pero también poder disfrutar de la vida, de esos sueños que tienes, que vas depositando esos libros en tu estantería y dices “algún día los leeré”, “algún día veré estas películas” no a trozos como las ves en casa cuando llegas sino de un modo continuado. Yo soy una persona vital, me gusta el sentido de la vida y me gusta el sentido colectivo de la vida”.

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s