DURO CON ELLOS, NOLE – Novak Djokovic prepara una demanda millonaria contra Australia por “maltrato”: 3,8 millones La compensación económica que exige el tenista incluyen los 2,8 millones de euros que se llevaría por ganar el torneo

Tras ser deportado de Australia, Novak Djokovic analiza junto a sus abogados levantar una demanda contra el gobierno australiano por 3,2 millones de libras esterlinas (3,8 millones de euros) por “malos tratos”.

Al no estar vacunado contra el Covid-19, el tenista serbio no pudo participar en el Abierto de Australia, y tras permanecer 11 días en Melbourne, seis de esos días en aislamiento en el hotel Park Hotel, terminó por ser deportado.

“Es bien sabido que Novak y su familia sienten que lo trataron mal en el hotel de cuarentena en Melbourne. Su madre reveló que estaba lleno de pulgas y gusanos. Lo mantuvieron como un prisionero virtual”, indicó una fuente cercana a Djokovic al diario británico The Sun.

En ese mismo sentido, el abogado Toma Fila habría agregó que Djokovic “fue objeto de un trato vejatorio; debería demandar”. El tenista de 34 años aseguró que tenía una exención de visa, pero terminó por ser deportado antes del arranque del Abierto de Australia.

Algunos expertos afirman que la suma de 3,2 millones de libras esterlinas (3,8 millones) por las que pretende levantar la demanda, ya incluyen los 2,3 millones (2,8 millones de euros) que el serbio pensaba ganar en el Abierto de Tenis, al llevarse el título.

A su vez, según la ley local, Djokovic se enfrenta a una prohibición de regresar al país durante tres años, excepto en ciertas excepciones, que pueden incluir “circunstancias imperiosas que afectan los intereses de Australia”. Esto también supone un revés para el tenista y aumentan su petición económica.

El objetivo del NOM: Djokovic

El tenista, que no está vacunado contra la covid-19 y por ello vulnera las leyes de entrada implementadas por el país austral contra la pandemia, no ha podido defender su corona en el Abierto de Australia, que comienza el lunes.

El pleno del Tribunal Federal de Australia decidió de manera unánime el pasado domingo, tras una vista virtual, que la cancelación del visado del tenista por parte del ministro de Inmigración, Alex Hawke, tiene base legal, y por tanto Djokovic debía ser deportado.

Djokovic viajó el 5 de enero a Melbourne con una exención médica por no estar vacunado y haber superado la covid-19 en diciembre, aunque a su llegada las autoridades de Inmigración le cancelaron el visado y lo detuvieron hasta su liberación el 10 de enero por una orden judicial al considerar que no fue tratado con “equidad”.

El ministro australiano volvió a anular el viernes 14 el permiso de entrada del balcánico al considerar que su presencia suponía un riesgo para el orden y podría avivar el sentimiento de los antivacunas.

El deportista fue detenido de nuevo y los jueces desestimaron la apelación de Djokovic por lo que el serbio tuvo que abandonar definitivamente el país.

Su deportación, lejos de poner fin al culebrón parece ser el principio de una dura batalla judicial.

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s