CHUPAR DEL BOTE POR LA ETERNIDAD, AHÍ SÍ LO TIENEN CLARO: Podemos, Ciudadanos y PSOE piden que la Constitución asegure fondos para los partidos. Tonto el último – El Mundo

Los partidos políticos reciben cada año más de 50 millones de euros (¡¡¡MILLONADA!!!) como subvención del Estado. El dinero público es su principal fuente de ingresos. De hecho, el 80% del montante que perciben es de origen público. Y no están dispuestos a renunciar a este plácido colchón. Es más, quieren blindar su sustento a cargo de los contribuyentes en la Constitución. El informe para La reforma del régimen y la financiación de los partidos, validado esta semana en el Congreso, pide que el artículo 6 de la Carta Magna recoja este principio de suficiencia en la financiación de los partidos políticos. Lo de más cara que espalda no va con ellos, parece.

Las formaciones políticas en España tienen una dependencia total de las subvenciones que conceden las distintas Administraciones Públicas. Una parte importante la desembolsa el propio Gobierno cada año en concepto de financiación ordinaria. Desde hace meses una subcomisión elabora en el Congreso de los Diputados un dictamen sobre el régimen y la financiación de los partidos políticos. Un informe que han pactado PSOE, Podemos y Ciudadanos -que suman mayoría-, al margen del PP y las fuerzas nacionalistas, que votaron en contra del mismo este miércoles en la Comisión de Calidad Democrática y contra la corrupción.

En concreto, el texto pactado por PSOE, Podemos y Ciudadanos, que contempla 75 recomendaciones y que ahora se debatirá y votará en el Pleno del Congreso -donde también tiene mayoría- , aboga por que el «sistema de financiación que se establezca tenga en consideración la necesidad de garantizar un nivel de recursos suficiente para que los partidos políticos puedan cumplir plenamente con sus funciones constitucionales». Y la vía para ello es que se aproveche la posible reforma de la Constitución para blindar estos más de 50 millones de subvenciones estatales.

«Sería conveniente evaluar la posibilidad de que este principio de suficiencia en la financiación de los partidos políticos se recoja en el propio artículo 6 de la Constitución para garantizar que los partidos dispongan de las condiciones para cumplir con su papel constitucional», es la recomendación que eleva este dictamen.

Ese artículo de la Carta Magna es el que, de alguna manera, regula el funcionamiento de los partidos: «Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos». PSOE, Podemos y Ciudadanos quieren añadir un punto que asegure una financiación suficiente.

Financiación privada

Este hecho choca con otra de las reflexiones contenidas en el dictamen, que si bien reconoce que en el sistema español de financiación de partidos la vía pública prevalece sobre la privada, resalta que existe «una tendencia hacia el incremento de la financiación privada a la que no deberían ser ajenos los partidos, incrementando sus esfuerzos en la captación de recursos privados e implicando a la ciudadanía en el mantenimiento de su actividad».

Y es que pese al propósito de aumentar la financiación privada que deslizan los partidos, el trasfondo de la propuesta de PSOE, Podemos y Ciudadanos para reformar la financiación supone un salvavidas para consolidar el dinero público como pilar de su quehacer. El planteamiento de contar con un colchón económico permanente, «principio de suficiencia» lo llaman, se complementa con la petición de que el Estado abone «fondos compensatorios» si los partidos, por ejemplo, presentan un equilibrio de género en las listas u órganos directivos, limitan los mandatos de sus dirigentes o celebran primarias. Esto es, demandan una serie de pluses de dinero público a sumar a la subvención fija.

«Un mecanismo que ha sido frecuentemente analizado por la doctrina es el de que el Estado promueva con sus subvenciones la consecución del equilibrio de la financiación de las formaciones políticas entre aportaciones públicas con fondos procedentes de aportaciones privadas», es la petición que hacen los partidos. Que el Estado garantiza la viabilidad de las formaciones políticas.

VER NOTICIA COMPLETA EN EL MUNDO

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s