«Vara es la continuidad y políticamente debería haber tomado hace algún tiempo la decisión de apartarse. No puede representar el cambio que necesita el partido; es la continuidad y políticamente debería haber tomado hace algún tiempo la decisión de apartarse» /«Las cosas han cambiado mucho y hay que esperar a que se abran las urnas. Susana lo tenía todo a su favor para ganar, todo el aparato, absolutamente todo, y perdió con mucha diferencia. Ahora el partido está mucho más abierto» | Hoy

Entró en el partido poco antes de la llegada de Zapatero a la Secretaría General, en el año 2000, y ahora él mismo aspira a liderar el partido en Extremadura, con la reivindicación del poder de la militancia como bandera, la misma que empuña desde hace seis años, cuando empezó a participar en movimientos críticos y renovadores dentro del PSOE tras las derrotas electorales de 2011. Enrique Pérez Romero, funcionario de la Junta de Extremadura, es natural de Soria y vive en Cáceres desde hace diez años. Está soltero y trabaja como responsable de investigación y archivo en la Filmoteca de Extremadura. Es licenciado en Ciencias de la Información. No es que se declare sanchista. Es que ha sido en Extremadura portavoz de la plataforma de apoyo al ahora secretario federal durante las primarias en Extremadura, aunque, paradójicamente, no siempre fue así. En las primarias de 2014 respaldó la candidatura fallida de Alberto Sotillos, que no consiguió los avales suficientes para competir contra Pedro Sánchez, Madina y Pérez Tapias. Antes había formado parte de colectivos como ‘A más democracia, mejor PSOE’, ‘Bases en Red’, ‘Ágora’ y otros.

Ayer fueron formalizadas las precandidaturas de Enrique Pérez, Eva María Pérez y Guillermo Fernández Vara a la Secretaría General del PSOE extremeño.

-Usted proclama como carta de presentación que nunca ha tenido un cargo orgánico ni público. ¿Qué quiere decir con ello?

-Significa que uno no tiene ninguna tutela de nadie que antes te haya hecho un favor; que no tienes hipotecas políticas con nadie y que no estás en esa dinámica de las instituciones y de los partidos, que muchas veces te obligan a llegar a acuerdos en los que tienes que ceder demasiado. Son todas esas cosas que han hecho que la política se estanque un poco.

LAS FRASES

«Podemos sentarnos a hablar con cualquier candidato, pero no ceder en cualquier cosa»

«Eva representa parte de ese modelo de partido de la profesionalización de la política»

-La verdad es que es lo mismo que viene reclamando desde 2011 en los movimientos críticos o de regeneración en los que ha participado.

 

-Sí, esto es muy importante: desde 2011 algunos llevamos diciendo siempre lo mismo. Y es que el partido se había convertido en un partido de élites y eso estalló en el drama del 1 de octubre de 2016, pero algunos lo llevamos diciendo desde 2011.

-Parece que seis años después se han conseguido cosas, como las propias primarias.

-Sí, en 2012 pedíamos «un militante un voto» y se hizo realidad en 2014, en las primarias de Pedro Sánchez. En 2014, con ‘Socialismo democrático’ (de apoyo a Alberto Sotillos) pedíamos refundar el partido, una revolución dentro del partido que cambiara todo y eso se ha producido en 2017 con Pedro Sánchez, el 21 de mayo. Ha sido con la victoria de Sánchez cuando se han conseguido todas las cosas que pedíamos y ahora lo que queremos es que se cumplan.

 

-Pero, ¿no es una contradicción y hasta una mutación la suya por haber estado antes, en 2014, apoyando otra candidatura frente a la de Pedro Sánchez?

-Es que en aquel momento nosotros pensábamos que Pedro Sánchez representaba otra cosa y, de hecho, yo creo que el propio Pedro Sánchez representaba otra cosa. Él también ha mutado en 2016. Por eso siempre digo que el proyecto de Pedro Sánchez era nuestro antes de Pedro Sánchez.

-¿Qué candidatura de las primarias en Extremadura puede ser identificada con Pedro Sánchez?

 

-En mi opinión, ninguna candidatura excepto la nuestra, en lo que se refiere a los principios. Es verdad que el programa de Eva se parece algo más al de Pedro que el de Fernández Vara, claro. Yo he sido portavoz durante los últimos siete meses de la plataforma ‘Recuperemos el PSOE’ en Extremadura, que ha defendido a Pedro Sánchez públicamente. En Extremadura ha habido muy poca gente que ha defendido a Pedro Sánchez.

-Es decir, que la suya sería la candidatura de Pedro Sánchez en las primarias de Extremadura.

-Sí, pero con un matiz. Desde el domingo, 18 de junio, el proyecto de Sánchez es el de todo el partido. Ese matiz es importante porque desde el 18 de junio todos los candidatos tienen que asumir que el proyecto federal lo tienen que traspasar a las comunidades autónomas. Pedro ha dicho que no va a interferir ni a participar en los procesos regionales.

-Usted presenta como un mérito no haber tenido nunca cargo orgánico, pero lo intentó en 2012, cuando se presentó como candidato a secretario general de la agrupación socialista de la ciudad de Cáceres. Perdió, con el 34 por ciento de los votos, frente a Vicente Valle, que ganó con el 61 por ciento ¿Cree que alguien que no consigue ser votado en su propia agrupación local puede aspirar a ser secretario general de toda la región?

-En 2012 me presenté frente a Vicente Valle sin ningún tipo de apoyo orgánico, ni de la ejecutiva local, ni de la provincial, ni la regional y aun así conseguimos más del 30 por ciento. Fue muy meritorio. Desde 2012 ha llovido mucho y han pasado muchas cosas, entre otras las primarias, la revolución de las primarias de 2014 y lo de este año, con Pedro Sánchez, que ha supuesto un antes y un después en el partido.

 

-Pero un político debe ocupar cargos, precisamente, para ejercer la actividad política. Usted parece demonizar los cargos. ¿Tan malos son?

-No es malo, no. Si quieres meterte en política para cambiar las cosas, tienes que tener un cargo. No es una demonización de la experiencia sino a que esa experiencia se convierta en una losa para seguir teniendo el poder transformador. La experiencia en gestión está muy bien, pero muchas veces alguien lleva 20 años en política y esa experiencia es una incapacidad de cambio.

-Parece apuntar a Fernández Vara con estas reflexiones.

-Vara es la continuidad y políticamente debería haber tomado hace algún tiempo la decisión de apartarse. Ahora está en el ejercicio de la presidencia de la Junta y la institución se ve afectada por este proceso de primarias, pero a mí no me parece malo. Me parece bien que haya primarias, estemos o no en el ejercicio del poder. Tenemos que acostumbrarnos a cambiar el chip.

-¿Piensa que con la derrota de Susana Díaz había más motivos para que Vara se hubiera apartado?

-No me gusta decir lo que la gente tiene que hacer, pero entiendo que cuando pones tanto de ti mismo en un proceso como el que ha habido y pierdes, pues hombre… Creo que quizá tendría que haber decidido no presentarse a la Secretaría General, aunque siguiera como presidente de la Junta. No es incompatible.

-¿Fernández Vara es ya una rémora, un obstáculo o un tapón para el futuro del PSOE extremeño?

-Yo creo que el cambio que necesita el partido no lo puede representar Fernández Vara.

-¿Cree que con él ya no se podrían ganar nuevas elecciones?

-Yo creo que no. Creo que el último año ha experimentado un desgaste muy grande y ahora mismo sería difícil plantearle como cartel electoral en el siguiente proceso.

-Pues Pedro Sánchez ya ha perdido dos elecciones y con resultados verdaderamente históricos, por lo bajos.

-Perdió dos veces las elecciones, pero con un panorama completamente distinto a los anteriores, con cuatro partidos, no con dos. Si las perdiera una tercera vez y en unas circunstancias más favorables, como las que tiene ahora, pues habría que hablar. La lógica demoscópica dice que el giro que ha dado Pedro Sánchez debería servirle para rescatar votos de la izquierda, para que Podemos baje y el PSOE suba.

-¿Qué representa Eva María Pérez?

-Coincidimos en algunas cosas, sobre todo en las intenciones. La duda es si coincidimos sólo en las intenciones o también a la hora de llevarlas a la práctica, pero sobre todo es que ella representa parte de ese modelo de partido de la profesionalización de la política. Ella lleva quince años o algo así y ha trabajado con Vara y con Ibarra. Es difícil pensar que se vaya a producir una ruptura con determinadas inercias y determinados modos dentro del partido.

-¿No podría haber integración con la candidatura de Eva María Pérez?

-Podemos sentarnos a hablar con cualquier candidato. Lo que no podemos hacer es ceder en cualquier cosa.

-¿También sería posible con Vara?

 

-No cerramos la puerta a hablar con ninguno de los dos. Tampoco nosotros vamos a tomar la iniciativa para llegar a ningún acuerdo porque nosotros queremos llegar hasta el final. Si quieren hablar, pues vamos a ver.

-¿Es usted el tercero en liza, el que tiene menos posibilidades?

Las cosas han cambiado mucho y hay que esperar a que se abran las urnas. Susana lo tenía todo a su favor para ganar, todo el aparato, absolutamente todo, y perdió con mucha diferencia. Ahora el partido está mucho más abierto.

Origen: «Vara no puede representar el cambio que necesita el partido» | Hoy

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s