Congreso PSOE: Susana Díaz ‘tiene la popularidad por los suelos’. Pero eso sí, empiezan las purgas gusanistas

La gestora sigue adelante con la purga del sanchismo. Este miércoles relevaba de la Dirección y Portavocía de la Comisión Mixta para la UE a José Zaragoza (PSC) y al balear Pere Joan Pons, respectivamente, para colocar a sus afines Soraya Rodríguez y Eduardo Madina. En la cuerda floja quedan otras ejecutoras del ‘no’ al líder del PP: Margarita Robles, presidenta de la Comisión de Justicia; Meritxell Batet, portavoz adjunta del Grupo Parlamentario; Sofía Hernanz, portavoz sustituta; Susana Sumelzo, portavoz en la Comisión de Cooperación Internacional; y Zaida Cantera, portavoz adjunta de Defensa y vicepresidenta de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible.

Margarita Robles ha manifestado su total convencimiento de que la dirección del PSOE le apartará de sus funciones. “La gestora va a quitar presidencias y portavocías a quienes votamos ‘no’ por conciencia”, ha anticipado la exmagistrada del Supremo.

Aunque este miércoles aseguraban que ni la gestora ni la dirección del grupo les había comunicado nada, los díscolos creen que todos los “indicios” apuntan a que su desobediencia no se saldará sólo con una sanción económica, como ellos pretenden, sino que los más críticos con la gestora serán también apartados de sus funciones. Y así ha empezado a ser este jueves 17 de noviembre de 2016.

Fuentes socialistas aseguran a Gaceta.es que los partidarios del ‘no’ a Rajoy no entienden las decisiones de la gestora, mucho menos en un momento ‘’en el que el PSOE no está en condiciones de dar el espectáculo ni de mirarse el ombligo’’. ‘’Tendríamos que estar trabajando por tener un Partido Socialista fuerte, que es lo que necesita España, en lugar de estar imponiendo castigos por cuestiones internas’’, subrayan.

El Congreso del PSOE, el motivo de fondo

La contienda real que subyace a todas estas decisiones es el liderazgo del PSOE. El partido está dividido entre los que sugieren convocar un Congreso Federal de manera urgente y aquellos que apuestan por dejar el tiempo correr. La gestora es totalmente consciente de que unas primarias ahora no le serían beneficiosas, ya que la militancia está bastante ‘’enfadada’’, y prefiere alargar la agonía. En el otro bando, los díscolos -que no sanchistas- consideran que su tiempo es limitado y que Podemos les está arrebatando segundo a segundo el dominio de la oposición.

El sector crítico, según ha podido saber este diario, considera que la formación atraviesa un ‘’sangrante problema de liderazgo’’.

Y en el tablero de juego el nombre de la presidenta andaluza suena de forma unánime. ‘’El Congreso Federal no se convoca porque Susana Díaz tiene una popularidad por suelos. Si se hace en febrero no saldría’’, explican. A la gestora, compuesta por varios afines a la andaluza, ‘’le interesa alargarlo’’.

La peculiar manera de coser

Javier Fernández anunciaba a su llegada a la dirección del PSOE su intención de coser el partido. Su particular manera de unir los rotos pasa por relegar al rincón de la indiferencia a los díscolos y potenciar la proyección pública de sus afines. ‘’Lo que tienen que hacer es construir. No estamos sobrados de recursos, no sobra nadie, tenemos que sumar’’, advierten.

César Luena ha manifestado sus total desacuerdo con los ‘’castigos’’ de la gestora. El sanchista ha preguntado con sarcasmo si esta es la manera de coser de la nueva dirección.

El que fuera número dos de Pedro Sánchez ha considerado“excesivo” y “desacertado” que a la dirección provisional del partido no le baste con “aplicar las normas” disciplinarias a los diputados que rompieron la disciplina de grupo -lo que, a su juicio, supondría sólo una sanción de 600 euros- y no ha descartado que las represaliasrespondan a “intereses orgánicos”.

Desde su cuenta de Twitter, el exsecretario general Pedro Sánchez ha intercedido por los díscolos en el mismo sentido: “‘Por la unidad’, no ahondemos en la fractura que sufre el PSOE”, ha reclamado.

Y en su cuenta de Facebook recuerda que ya ha habido sanciones pecuniarias, que son las establecidas en el reglamento del PSOE, y por tanto cree que seguir con los ceses de portavocías y presidencias “de los diputados del NO”, solo consigue ahondar más en la crisis del partido.

“Ya hemos sufrido mucho. Es el momento de cambiar de registro”, afirma al pedir además que se haga oposición al PP, “no oposición a nosotros mismos”.

Este jueves se decide todo

La gestora del PSOE se reúne durante la tarde de este jueves para dilucidar cuál es la sanción que se impone a los 15 díscolos. Aunque la mayoría de los diputados apuestan en público por la sanción económica como única represalia, las destituciones que se están llevando a cabo sugieren lo contrario.

Los críticos con la gestora insisten en pedir que ésta no lleve a cabo una “purga” de ese tipo que agravaría más la división en el partido. Lo que vaya más allá de la sanción económica será mobbing y purga“, explicaba una de las afectadas.

Origen: Congreso PSOE: Susana Díaz ‘tiene la popularidad por los suelos’

La gestora del PSOE ha decidido los cambios en el grupo parlamentario tras la ruptura de la disciplina de voto por parte de 15 diputados que votaron ‘no’ en la investidura de Mariano Rajoy. El portavoz de la gestora, Mario Jiménez, ha reconocido que en las modificaciones ha pesado la “confianza” en los parlamentarios elegidos para sustituir a los destituidos, además de la “capacidad” de los elegidos en base a los “conocimientos y experiencia” en cada una de las materias en las que se articulan las comisiones parlamentarias. Toda una auténtica desvergüenza estalinista. O purga, para abreviar. 

La gestora ha sacado de la dirección del grupo parlamentario en el Congreso a Meritxell Batet y a Sofía Hernanz, que rompieron la disciplina de voto. El resto de miembros de la dirección se mantienen -incluido el valenciano José Luis Ábalos, próximo a Pedro Sánchez y enfrentado con el presidente, Ximo Puig- y se integra a Pedro Muñoz, con  lo que la dirección pierde la paridad (cuatro hombres y dos mujeres). El PSOE deja en suspenso la incorporación de un miembro del PSC hasta que arreglen sus “discrepancias” para lo que se han dado un plazo de dos meses. No obstante, todos los diputados catalanes votaron en contra de Rajoy. Quienes han defendido la salida de Batet y Hernanz han argumentado precisamente que no pueden imponer disciplina quienes la han roto.

Susana Sumelzo, que ostentaba la portavocía de Cooperación Internacional, pierde su puesto en favor del salmantino David Serrada. No obstante, es el único cambio en las portavocías, junto al que ya se ejecutó este miércoles al apartar al balear Pere Joan Pons, ocupadas por los diputados que se saltaron la disciplina de voto. Los tres portavoces del PSC, Manuel Cruz (Educación), Merce Perea (Pacto de Toledo) y Joan Ruiz (Políticas Integrales para la Discapacidad) las mantienen.

Margarita Robles también mantiene la presidencia de la Comisión de Justicia. Según ha explicado el portavoz de la gestora, Mario Jiménez, esta decisión se debe al mantenimiento de la normalidad institucional al haber sido elegida ya. “No entendemos que por cuestiones partidarias o cuestiones que tiene que ver con el partido tenga que alterarse el normal funcionamiento de las cámaras”, ha explicado.

Los cambios no solo han afectado a los parlamentarios que mantuvieron el ‘no’ en la investidura de Rajoy. Javier Fernández ha apartado de la dirección en el Senado a Luis Carcedo, que fue en el pasado su mano derecha, pero de la que se ha distanciado en los últimos tiempos por su lealtad a Pedro Sánchez, a cuya ejecutiva federal perteneció.

También la asturiana Adriana Lastra, dirigente muy próxima al exsecretario general, ha sido degradada: pierde la portavocía de Administraciones Públicas en la que fue designada por la anterior dirección, a la que pertenecía. Pasa a ser portavoz adjunta en la Comisión de Defensa en sustitución de la comandante Zaida Cantera, que votó no. El criterio del “conocimiento” y la “experiencia” que ha enumerado Jiménez no se cumple en este caso.

En los últimos días, ha habido una discusión interna entre quienes apostaban por dar un golpe de autoridad y fulminar a todos los diputados díscolos de sus puestos de responsabilidad y quienes abogaban por hacer los cambios mínimos -o incluso mantenerlo todo igual- para evitar una mayor herida en el grupo parlamentario. Los que abogaban por esta segunda opción han tratado de convencer a Fernández y Mario Jiménez de la necesidad de rebajar la tensión, según fuentes socialistas.

En la gestora no ha habido unanimidad en la decisión de imponer sanciones. Los miembros más próximos a Pedro Sánchez, Francisco Ocón (La Rioja) y Francesc Antich (Baleares), han abogado por la “sensatez” y que no se “ahonde en las heridas”.

Los negociadores para la relación PSOE-PSC

PSOE y PSC han decidido quiénes integrarán la comisión que se encargará de negociar la relación entre ambas formaciones tras la crisis abierta por la investidura. Por el PSC serán Salvador Illa, Antonio Balmon y Meritxell Batet. El PSOE ha escogido a Elena Valenciano, Francisco Fuentes y Mario Jiménez.

ORIGEN: ElDiario.es – http://www.eldiario.es/politica/gestora-PSOE-discolos_0_581292751.html

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s