La demanda de cursos online y a distancia se triplica en 2016, gracias a la llegada masiva de millennials

Los españoles escogen las modalidades de cursos online y a distancia como sus favoritas para formarse en el año 2016. La demanda de estudios online se dispara, según el Ministerio de Educación. Su crecimiento parece no tener fin.  Su demanda ha crecido casi un 300% en los últimos años.

cursosadistancia

Este tipo de estudios ofrecen grandes ventajas en lo relativo a formación continua y son una alternativa a la educación tradicional presencial que ya goza de unas dimensiones respetables.

La enseñanza virtual y a distancia se ha consolidado definitivamente en España gracias a la aparición de Internet. La Uned o la Universidad Abierta de Cataluña fueron pioneras hace ya bastantes décadas en la formación a distancia. Su objetivo era alcanzar aquel alumnado que, por circunstancias de su edad o por estar ocupado profesionalmente, no podían asistir a diario a la universidad.

Hoy día, gracias al universo virtual, se da mucho el ejemplo contrario: son las propias universidades y centros de formación presenciales los que han ampliado su oferta y ofrecen másters y posgrados online. Están luego los centros de formación que comenzaron su andadura en la modalidad a distancia y, con el transcurrir de los años, se han implantado también en Internet. Caso de Universia o Deusto Formación, por poner dos ejemplos.

Todo parece indicar que este nuevo modelo combinado de a distancia y online es la respuesta a la demanda masiva de más formación especializada, accesible a un solo click, y con mucha flexibilidad de horarios y respuesta.

Justo lo que reclaman los millennials (nacidos entre 1980 y 1994), que no reaccionan bien a la educación formal impartida a anteriores generaciones. Desean cursos flexibles que activen su creatividad y que sean más bien prácticos, en vez de una mera acumulación de conocimientos generalistas o abstractos.

millenialsyoungpeople2

Arrasan con todo lo establecido a medida que crecen. Para empezar, los millennials han desterrado la fiebre de la titulitis que tan locos volvía a sus hermanos mayores los de la generación X. Tampoco creen en la formación para toda la vida, sino en “resolver problemas”. Por eso el 39% quieren emprender. Sus modelos a imitar son los creadores de gigantes como Facebook o Whatsapp. Cuando necesitan aprender de una cuestión en concreto, se conectan a Internet y sencillamente se forman en el aspecto específico que desean conocer.

No creen en el trabajo fijo ni en la educación formal. Prefieren el aprendizaje vocacional y respetan la diversidad de opiniones. Eso sí, les cuesta hablar en público, escribir textos complejos, separar el polvo de la paja en las toneladas de información que reciben,  y mantener la concentración.

Sus herramientas favoritas para relacionarse son por supuesto las digitales con las que han crecido. Viven en la inmediatez y no planean para el mañana, pues no están realmente seguros de si habrá un mañana. Son una generación que desconfía, que pone en cuestión lo establecido, irreverente.

Su forma de enseñanza preferida es a distancia y online, porque para ellos la aplicación de las nuevas tecnologías es como el aire que respiran. La capacidad tecnológica que solo fue posible cuando apareció la red de redes les apasiona, porque pueden aprovechar sin sentirse ahogados todo el abanico de metodologías innovadoras:  vídeos, foros, podcast, videoconferencias, tutorización continua, plataformas para compartir documentos…

Es un matrimonio que parece hecho en el cielo, el de los millennials deseosos de una educación flexible, de calidad y bajo demanda, interconectados con diferentes dispositivos al mundo de la enseñanza virtual, y el de la creciente y atractiva oferta formativa que brota online.

millennialsyoungpeople

Más y más cursos aparecen en la red día tras día. Incluso para un público tan exigente como los millennials hay donde elegir. Otro foco de demanda son los profesionales de más edad que están trabajando pero que desean complementar o ampliar su formación. Unos y otros ven satisfechas sus demandas en cuanto se conectan a Internet.

La diferencia entre aprendizaje online y a distancia se torna en nuestros días cada vez más tenue. En los estudios online el alumno aprende íntegramente en un campus web a través de un dispositivo con conexión a Internet, mientras que en los cursos a distancia el centro formativo facilita al principio materiales en papel o formato multimedia a los estudiantes a través de correo postal. Pero cada vez más el alumno a distancia probablemente entregue sus trabajos, o se comunique con su profesor a través del mismo campus web que el alumno online, de forma que durante el desarrollo del curso la trayectoria es prácticamente similar.

MENTORING

Es el  gran reto que deben enfrentar los profesionales de la enseñanza a distancia y online si desean ganarse a sus alumnos Millennials. Mentoring significa apoyar y retar a los alumnos para que gestionen su propio aprendizaje con el objetivo de maximizar su potencial, desarrollar sus competencias, mejorar su rendimiento y progresar en su carrera profesional, motivándolos y potenciándolos para que identifiquen sus objetivos, y ayudándolos a encontrar los caminos para conseguirlos.

Los centros formativos, incluso los más tradicionales, apuestan en la actualidad por una enseñanza muy basada en la experiencia, tanto en lo relativo a contenidos como metodología. También por añadir programas blended (que combinan enseñanza presencial y online) a su oferta formativa,  plataformas móviles, material multimedia, fomento del uso de las redes sociales, y MOOC (cursos online masivos y abiertos) y campus virtuales. Asimismo van pensando en incorporar a profesores millennials, los que mejor entienden a su propia generación y los únicos que pueden formar en disciplinas tan nuevas como la ciberseguridad, el big data, y el cloud, que son las que están teniendo éxito entre esta generación de estudiantes. Superar las enseñanzas clásicas con ofertas modernas es otra de las claves para triunfar en un escenario de cambio constante hacia adelante.

Los expertos apuestan por un futuro formativo donde predominará un sistema híbrido, en el que los estudios cada vez tendrán más elementos tecnológicos pero sin abandonar del todo fundamentos presenciales.

Se combinarán los rituales clásicos de asistencia a las aulas físicas con procedimientos a distancia. Habrá clases con alumnos, como ha habido siempre, pero también habrá videoconferencias de alumnos y profesores desde sus casas o trabajos.

Por mucho que se aprecie las facilidades traídas por las nuevas tecnologías, todavía sigue siendo un valor inexcusable el contacto directo con el profesor, que en las clases a distancia y online salvan mediante tutorías, contacto telefónico, vídeoconferencias o seminarios presenciales.  Luego, claro está, hay profesiones como la de Medicina donde la presencia in situ del docente sigue siendo imprescindible.

 

cursosadistancia

Hay algunos sectores señalados donde la enseñanza online está ganando presencia cada día. Entre los cursos más solicitados están los de formación profesional y preparación de distintas oposiciones.

Los españoles están escogiendo en primer lugar los cursos de especialización en la materia de su interés, por delante de otros programas como masters, posgrados o grados. Vienen después los cursos subvencionados para trabajadores que desean mantenerse actualizados en el desempeño de sus funciones.

Más de la mitad de los estudiantes en nuestro país se decantan por la enseñanza online, aunque también la formación presencial gana algo de terreno, lo cual viene a corroborar que las clases tradicionales aún tienen recorrido para rato.

Se prefieren cursos cortos a más largos, por razones de falta de tiempo, y también porque son abundantes los casos de alumnos que están compaginando trabajo y formación.

Por temas, las áreas relacionadas con la informática, administración de empresas, diseño y estética y salud son las que reciben más solicitudes.

Y por provincias, Madrid y Barcelona encabezan la demanda de formación a distancia y online. En el otro extremo se sitúan provincias gallegas como Lugo y Ourense, que son las que menos parecen interesarse por este tipo de oferta.

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s