Dos astilleros gallegos serán los encargados de construir dos hoteles flotantes para Pemex: balón de oxígeno para el naval

OXÍGENO PARA EL NAVAL

La compañía Pemex  ha anunciado que dos astilleros gallegos serán los encargados de construir dos hoteles flotantes

Ha ocurrido dieciséis meses después de que el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, anunciara un gran acuerdo con Pemex que supondría una fuerte inversión de la petrolera en la región.

Las empresas españolas beneficiadas son la pública Navantia y la privada Hijos de J. Barreras, que se han presentado al concurso a través de PMI Norteamérica, filial de Pemex.

Los floteles se construirán en Ferrol y Vigo y la inversión para cada uno de ellos será de 407 millones de dólares.

El anuncio de Pemex ha tardado en llegar, pero finalmente se concreta. Fue un mes antes de las elecciones autonómicas de 2012 – en las que Feijóo consiguió la reelección – cuando el presidente dio a conocer el acuerdo a pesar de que no se mostró ningún contrato firmado.

Pemex aclaró más tarde que la adjudicación de los llamados floteles – buques construidos para alojar a trabajadores de plataformas petrolíferas – se realizaría a través de concurso y que no había nada decidido. En la última fase de este han competido siete empresas: las dos gallegas y cinco mexicanas. Pemex se hizo con el 51% del capital de Barreras el año pasado.

“Tras la presentación de las propuestas técnicas y económicas, la oferta presentada por PMI Norteamérica S.A. de C.V. resultó ganadora en ambas partidas con el precio más bajo solvente, entre las ofertas de las siete empresas que calificaron a la última fase”, dice el comunicado de la compañía.

Durante todos estos meses, la petrolera mexicana ha retrasado la decisión hasta en cinco ocasiones, aumentando la impaciencia de los trabajadores gallegos, que veían en estos contratos una tabla de salvación para un sector especialmente castigado por la crisis económica.

La noticia supone un balón de oxígeno para la región, especialmente en la ciudad de Ferrol. Después de la de la entrada de Pemex en el capital de Barreras, la adjudicación a este astillero vigués se daba casi por hecha. La situación en Ferrol era casi desesperada: el astillero no cuenta con encargos y llevan esperando desde hace meses que se resuelva la adjudicación de los floteles.

Desde 2011, más de 3.000 personas se han quedado sin trabajo en más de 80 empresas que dependían de Navantia.

El pasado mes de diciembre, cuando se materializó la entrada de Pemex en Barreras, la petrolera mexicana anunció un contrato para la construcción de un barco atunero, el primer encargo en los astilleros después de 30 meses sin trabajo. El encargo está presupuestado en 20 millones de euros. Además, los directivos que se trasladaron hasta Galicia adelantaron que existen negociaciones muy avanzadas para construir otros cuatro buques.

FUENTE: ElPaís

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s