Las ventanas de Cecilia Durán Mena

Tal parece que una nueva tradición ha nacido. Ahora cada año el 26 empieza una etapa post-navideña realmente entretenida. Es el momento de volver a las tiendas a regresar regalos. Una estampida similar a la que hubo el 23 y 24 de diciembre llegará a las mismas tiendas con idéntica ansiedad y desesperación. Así es, señoras y señores, la temporada de devoluciones ha sido formalmente inaugurada.
Los almacenes recibirán de regreso montones de suéteres cuya talla no fue la adecuada, el color no resultó del agrado de nadie, o que de plano fue la prenda que nadie tendría el valor de usar en público en condiciones de salud mental. Se repetirán las filas en las cajas registradoras sólo que en esta ocasión no será para registrar ventas, sino para tramitar devoluciones. En algunos casos la amabilidad brillará por su ausencia, en la mayoría las señoritas dependientas y los jóvenes del…

Ver la entrada original 549 palabras más

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s