Al fondo a la derecha

Los gallegos somos polifacéticamente raros, pero muy raros, extraños, extrañísimos, y para comprendernos te lo juro que no es fácil, ni naciendo aquí hay cosas que puedas entender. Yo no sé qué tenemos dentro del cerebro, si algo especial por eso de vivir en una esquina, si es el viento racheado de estos lares, si es el color verde del campo, si es que las rías no solamente son entradas en la costa sino también en el cráneo y nos toca algún nervio o… ¡¡¡oye!!! ¿serán las vacas, que a lo mejor tienen algo que ver y no se ha estudiado el asunto? No sé, pero algo nos ocurre.

Y es que aquí pasan cosas que no suceden en otras partes del mundo, pero en ninguna. A ver, dime una: ¿Louisiana?, no; ¿Montevideo?, tampoco; Londres… no. Y así puedes seguir diciendo sitios y sitios, lugares y lugares, ciudades…

Ver la entrada original 654 palabras más

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s