HORÓSCOPOS: horóscopo semanal de la semana del 8 al 14 de diciembre de 2015

Horóscopos | Semana del 8 al 14 de diciembre de 2015

ARIES (Marzo 21-Abril 19): Es mejor que acabes con ello cuanto antes. El armario de tu ropa está a punto de implosionar a menos que hagas algo al respecto. Como delimitar un perímetro, declarar el área zona  catastrófica,y avisar a tus padres de que no podrás ir en la Nochebuena porque tienes una emergencia entre manos. Ahora llama al 112 y pide que desalojen el edificio. No desesperes. Te queda la nevera. Te hallas tan desesperado por la perspectiva de la reunión familiar anual en las fiestas, que tiras a matar con las grasas y carbohidratos. Se masca la tragedia.

TAURO (Abril 20-Mayo 20): Por fin se ha acabado la guerra fría, pero esos sentimientos mezclados de culpa, pena e ira como que no se quieren ir. Eres un armazón andante de complejos psicológicos. Cualquier psiquiatra mataría por tenerte en su diván. No esperes volver a la normalidad pronto. De hecho, ¿cuándo has sido tú normal, vamos a ver? El amor todavía subyace y eso te vuelve todavía más atontado. Y para completar, encima de palos, cuernos. Saca tus propias conclusiones, majete. Qué vida más apredreada.

GÉMINIS (Mayo 21-Junio 20): Tu cabeza está densa, muy densa, y tú más. Como si te hubieras bajado el mueble-bar tú solito. Ah, que lo has hecho. Pues entonces normal que te sientas tan perdido y que hayas confundido el lavabo con el váter a las seis de la mañana. No te preocupes por eso ahora, importa más el vecino enfurecido que reclama las llaves de su coche mientras amenaza con arrancarte la cabeza. ¿Que cómo tienes tú las llaves de su coche? Ah, que no las tienes. Las tiene su mujer. Llegados a este punto, corremos un tupido velo. Que la duermas bien.

CÁNCER (Junio 21-Julio 22): No vas a lograr que tus problemas desaparezcan por meterte en una cueva y esperar a que llegue la primavera, como si fueras un oso escapista. De eso, nada, monada. Haz el favor de salir ahí fuera y arreglar todo lo que descuajaringaste antes de correr a esconderte. Intenta no dar saltitos de conejo nervioso, por dios, que pones de los nervios al personal, y ya está bastante nervioso. Nadie como tú para generar una histeria colectiva, liante.

LEO (Julio 23-Agosto 22): La gente está hasta los mismísimos de oírte hablar de un único, gastadísimo y horripilante tema: tú mismo. A nadie le importa un carajo que hayas por fin aprendido a hacerte macarrones y ya no necesites tirar de catering para sobrevivir. Tampoco apasiona tu historia de la dieta sorpresa que te hizo estar oooohhh aún más estupendo/estupenda (si eso fuera posible, que en tu cualificada opinión de rey león/reina leona no). Te hallas cerca del punto de ruptura: será aquel instante en que abras la boca y alguien te arree una bofetada. Sin más.

VIRGO (Agosto 23-Septiembre 22): Pues al final tanto hacer el ganso hasta podría conllevarte beneficios. Quien lo hubiera dicho cuando empezaste. O cuando te empeñaste en seguir. O ayer mismo. Mira tú por dónde. Cámbiate las prendas interiores por una muda nueva, no sea que alguien quiera ir contigo más allá del estricto cumplimiento del deber al felicitarte, y que se encuentre con ese vertedero nuclear que sueles ocultar ahí abajo. La gente nunca pensó que fueras un dandi, pero de ahí a verificarte con pruebas palpables y malolientes como profesional de la cochambre, ¡y público!, pues media un abismo.

LIBRA (Septiembre 23-Octubre 22): Te sientes nostálgico y hasta recuerdas con cariño todas las elecciones que hiciste en el pasado y que te han traído a este punto. ¡Qué romántico, no! Pues no. Porque a medida que se te vienen a la memoria pifias y faenas, te vas calentando y la morriña puede acabar en una ensalada de leches como no se ha visto desde aquellos buenos tiempos de las Cruzadas. Menos mal que tu desidia natural te permitirá acabar pronto, pues eso de entrar en conflicto te agota en seguida. Y tú eres de los del mínimo esfuerzo para hacer el mínimo esfuerzo. O sea, lo menos de lo menos de lo mucho menos es lo que te va a ti en materia de dar el callo. Un pánfilo como la copa de un pino.

ESCORPIO (Octubre 23-Noviembre 21): Bueno, bueno, esto hay que celebrarlo. Esta semana tendrás una gran idea, pero aún más increíble, la pondrás en práctica. Eso supondrá un choque emocional generalizado para todos los que te rodean, que estaban convencidos que tu pereza y apatía eran permanentes. Verte salir de tu natural estado de coma les producirá convulsiones y jaqueca. Como si de verdad existieran los extraterrestres y se plantaran en el umbral de su casa. Y aún peor, criticaran la alfombrilla de bienvenida que viesen ante la puerta. Que la verdad, es horrible. Alguno/alguna hasta empezará a ponderar la posibilidad de darte un tiento y todo, visto que no eres tan caso perdido. ¿A qué acojona, eh?

SAGITARIO (Noviembre 22-Diciembre 21): Un miembro de tu familia demostrará que es con creces el más locuelo del clan. Lo cual tiene mérito, porque tenéis cada ejemplar por ahí colgado del árbol genealógico… como para enmarcar. Resulta realmente curioso como no haya ningún familiar cercano al que se le pueda considerar en sus cabales. Todos, cada cual en su estilo, tiene su toque de gracia. ¿Ya has pensado en reproducirte a ver si continúa la racha? Y si ya te has lanzado, no te desanimes, hombre, tú no podías fallar a la continuidad de la especie. A lo hecho, pecho. Trata de mantener un criterio abierto ante el potencial resultado.

 CAPRICORNIO (Diciembre 22-Enero 19): Vas a obtener buenos frutos de tus inconsecuentes,  ilógicas e intempestivas acciones. El primer sorprendido vas a ser tú. ¿Ves? Hay milagros, no se puede negar. Solo intenta mantenerte equilibrado y no gafarlo todo chillando horrorizado que no te lo mereces y que tú nunca, nunca, nunca, serías capaz de hacerlo mejor. De todas formas, incluso si todo se va al garete por un ataque de ansiedad bestial que te dé en el momento menos pensado, piensa que eres experto en la marcha atrás. Nadie te gana en esa técnica. La has practicado millones de veces. De  forma que si hay que volver a usarla, se hace. Así que saca la cabeza del váter y deja de vomitar.

ACUARIO (Enero 20-Febrero 18): Necesitas disciplinarte, porque no puede ser que ni una sola vez cumplas lo que te has propuesto. De escándalo.  Vale que de la cama no sales hasta las doce, pero… ¿y el resto del día? ¿A qué te dedicas? A lo mejor haces nuevos amigos con gustos peculiares. Claro que a ti eso te daría igual. Si tú ves un esquimal con pieles y trineo de perros en un ‘brunch’, y lo confundes sobre la marcha con tu compañero de Atención al Cliente. Si necesitas que alguien te dé cachetitos en el culo por ser malomalomalo, buenoooo, la cosa se pone interesante. Ya nos contarás cómo acabas en esa jugada especial de ’50 sombras de Grey’.

PISCIS (Febrero 19-Marzo 20): Anda, sé un buen samaritano por una vez y ayuda a un compañero. Sugiere a los jefes que deben sacarlo del proyecto estrella, e inventa una buena excusa para él. Que si bebe, que si toma algo ‘raro’ porque anda todo el día metido por el ordenador (¡delito, delito!), que si mira piernas y culo a todo el personal. La cuestión es que digas algo que mosquee. Luego, cuando ya lo tengas fuera del camino, acudes donde está en plan de buen coleguilla y pasáis los dos un buen rato poniendo a caldo a los jerifaltes, que son unos cabrones tocapelotas.

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s