La policía de Oviedo recuerda a las personas mayores todos los típicos timos a los que están expuestos

¡CUIDADO, MAYORES!

Policía Nacional de Oviedo recuerda medidas de seguridad para las personas mayores.

 

Oviedo a 28 de Diciembre de 2011.

Dentro del Cuerpo Nacional de Policía y en concreto en la Jefatura Superior de Policía existe el Departamento de Participación Ciudadana, donde se lleva a cabo entre otros el denominado PROGRAMA MAYOR SEGURIDAD.

La Policía es consciente que las personas mayores, en cuanto grupo especifico de riesgo, requieren una atención personalizada a efectos de proporcionarles la información adecuada para su seguridad.

Los delincuentes suelen considerarles víctimas propicias para conseguir sus objetivos, tanto por medio de la agresión como del engaño. La realidad es que, proporcionalmente, sufren menos delitos que personas de otras edades, ya que suplen su merma de habilidades funcionales con la experiencia.

No obstante conviene recordar que las personas mayores pueden ser víctimas de determinadas modalidades delictivas como son los hurtos, timos y robos.  Siendo los más habituales aquellos en los que los delincuentes se hacen pasar por revisores del gas, la luz y recientemente por funcionarios del Catastro.

Esta variante de hurto, detectada recientemente en Asturias, consiste en que generalmente dos hombres se presentan en el piso de una persona mayor y tras informarle que son Funcionarios del Catastro le indican que tienen que hacer una serie de mediciones en su casa.

Una vez dentro, uno de ellos solicita al anciano o anciana que le ayude a sujetar el metro, mientras el otro, supuestamente inspecciona el resto de la vivienda para continuar con las mediciones. En realidad a lo que se dedica es a registrar el resto de habitaciones en busca de dinero y joyas.

 Otro de los hechos que se ha detectado este año,  es el de una pareja de chicas que normalmente se dedican a esperar a personas mayores que van a sacar dinero dentro o en las inmediaciones de las entidades bancarias.

Las siguen hasta su portal y bien en el rellano, bien en el ascensor, intentan sustraerle el dinero sin que se dé cuenta, aunque no dudan en utilizar la violencia o la intimidación si son descubiertas.

Y por último, y por increíble que parezca hoy en día, también se siguen produciendo el timo de la estampita y del tocomocho.

 

“TIMO DEL TOCOMOCHO”

Hay varias modalidades, la más conocida es la siguiente:

Con la excusa de haber salido de un hospital, de ahí el aspecto enfermizo que en algunos casos presenta el timador, se dirige a su víctima que previamente ha seleccionado y le pregunta por la dirección de una Administración de Lotería mostrándole un décimo y preguntándole si sabe si TOCO MUCHO ( esta pregunta le da nombre al timo).

En ese momento puede aparecer otro miembro del grupo con una lista de lotería generalmente falsificada, diciéndole que efectivamente figura como premiado. Con la excusa del tiempo o estar cerradas las Administraciones de Lotería, les ofrecerá venderles el décimo a menor precio, convenciendo entre ambos al primo.

Una vez convencidos, ambos pondrán la mitad del dinero, entregándosela al enfermo, el cual entrega a la  víctima el décimo.

Con la excusa de acompañar en taxi o similar los dos timadores se van juntos, no regresando posteriormente. La víctima posteriormente comprueba que el décimo no ésta premiado.

Hoy en día se utilizan también los cupones de la Once. El que hace de enfermo o tonto puede ser una persona normal, que utiliza como excusa un viaje al extranjero, en aeropuertos o estaciones de tren, o bien por motivos de no declarar el premio.

 

TIMO DE LA ESTAMPITA

El timador que se hace pasar por tonto, una vez elegida la víctima se dirige a ella entablando una conversación cualquiera, para que en un momento de la conversación mostrarle o dejarle ver un sobre lleno de billetes, dejándole ver un billete bueno, y hacer que la víctima o “primo”, se interese por el mismo. Si el “primo” no se interesa, el timador, logrará forzar su interés diciéndole cualquier cosa, como que va a tirar esa estampita o que las va a romper.

Una vez que ha captado el interés, el “tonto” le confiesa que tiene muchas estampitas más, momento en el que cual se acercará otro timador y empezarán a participar en el juego diciendo que a él también le gustan las estampitas y que se las compra.

Este último convencerá a la víctima de que están ante el negocio de su vida dándole diversos argumentos: que no hacen daño a nadie, que si no los va a tirar, que otro se puede aprovecha, que  le darán algo de dinero al “tonto” etc.

En este punto los dos o tres timadores que participen en el engaño se ofrecen a acompañar a la víctima a su casa e incluso al banco-

Una vez sacado el dinero el grupo toma el del “primo” y simula mezclarlo con el suyo, haciendo un paquete que entregan al tonto. A su vez éste le da a la víctima el sobre el que supuestamente están los billetes.

Seguidamente con cualquier excusa, acompañar al tonto a un taxi, al metro, los timadores se alejan.

Cuando el grupo no vuelve y el primo abre el sobre se da cuenta que son recortes de periódico.

 

La Jefatura Superior de Policía recuerda una serie de consejos:

 

EN EL DOMICILIO: ROBO

  • En supuestos de necesitar contratar a personal de servicio (doméstico asistencial), acudir a entidades legalmente establecidas o organismos públicos o privados ( Cruz Roja, ONG..) para un mejor conocimiento de las personas contratadas.
  • Instalar cerraduras de seguridad y mirilla en la puerta de entrada.

  • No abrir la puerta de la finca a desconocidos  que llamen al portero automático  con cualquier excusa.
  • Comunicar  a la Policía (091, 092, 112..) cualquier incidencia o actuación sospechosa que se detecte en la finca.

EN  LOS VIAJES:

 

  • Vigilar los equipajes y pertenencias. Si se viaja en vehículo particular, no dejarlo nunca a la vista.
  • No confiar el transporte del equipaje a personal no acreditado de los hoteles, aeropuertos, estaciones, etc.
  • Guardar los objetos de valor en las cajas de seguridad de los hoteles.
  • No detener el vehículo en carretera a indicación de desconocidos.

 

Pautas de comportamiento

 

En el domicilio:

  • El domicilio no es un lugar ideal para hacer negocios, realizar compras o actos humanitarios con desconocidos. Para ello, existen tiendas y establecimientos adecuados.
  • A veces se suele utilizar la excusa de pedir un vaso de agua, utilizar el teléfono móvil o preguntar por un vecino. Son formas de acceder a su domicilio con fines malintencionados.
  • En ausencia de vecinos de confianza o portero, debe contactar con la Policía cuando se observe alguna anomalía.
  • El extravío de llaves y documentos obligan a cambiar la cerradura de la puerta e iniciar los trámites para renovación de los documentos. Sin embargo, no tiene por que ser un motivo de inseguridad.
  • Entregar un juego de llaves a un vecino de confianza, incrementa la sensación de seguridad.

En la vía pública:

 

  • Portar una tarjeta identificativa que posibilite el aviso a familiares y contenga aspectos médicos de interés, puede ser muy útil en caso de accidentes fuera del domicilio.
  • En caso de robo sin posibilidad de auxilio, no conviene oponer resistencia ya que podría empeorar la situación y poner en peligro su integridad y la de su acompañante.

 

 

En establecimientos comerciales y bancos:

 

  • Utilizar los nuevos sistemas financieros ( tarjetas, domiciliar pagos, cobro domiciliado en sucursales próximas..) para evitar llevar grandes cantidades de dinero.
  • Ir acompañado cuando haya de realizar pagos o cobros importantes. Da tranquilidad.
  • En temas de herencias, contratos, firma de documentos; resulta necesario contar con el asesoramiento de especialistas.
  • Hacer las gestiones bancarias en las fechas centrales del mes, para evitar los días de mayor afluencia.

En los desplazamientos:

  • Es conveniente, antes de salir de viaje, gestionar los pasos  a dar en el lugar de destino: persona que le va a recoger en la estación o en el aeropuerto, lugar de alojamiento, etc. Previsión es igual a seguridad.
  • En los viajes, sólo debe llevarse lo estrictamente necesario.
  • Utilizar las cajas de seguridad existentes en los hoteles.
  • Mantener contacto periódico con familiares o amigos durante el tiempo de ausencia. Ello facilita el permanente control de la situación de normalidad.

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s