ENCERRADOS HASTA LA ETERNIDAD POR LA INEPTITUD DEL GOBIERNO SINIESTRO – Dos meses después de que dejaran entrar al virus por nuestras fronteras, un mes después de mantenernos encerrados con la economía parada y las cifras altísimas de nuestros muertos, sin test ni protección ninguna, en el año en que también han arruinado y dejado en el paro a 3 millones… El caos de los datos del gobierno siniestro siembra dudas sobre el fin del confinamiento | Y ni se disculpan, ni dimiten. Desprecian a los muertos y hacen como si no existieran, o los reducen a números que luego manipulan a su antojo para sacar estadísticas favorables de pega / El Gobierno admite que no controla las cifras sobre la epidemia ¡¡¡¡¡34 días!!!! después de la declaración del Estado de Alarma, mientras Sanidad basa el diseño del desconfinamiento en los test sobre los que no tiene información / La comunidad médica hace tiempo que tiene claro que lo único que permitirá un «relajamiento seguro» de las medidas actuales es conocer la inmunidad. Pero los test siguen sin llegar ni siquiera a la población de riesgo: sanitarios y residencias / En España no hay ningún dato fiable después de la acumulación de pifias, omisiones y errores, con lo que no hay forma de planear la salida del confinamiento de forma eficiente /Ahora dicen que se busca la minuciosidad en los datos. Pero, ¿qué pasa con todo lo anterior? ¿Dónde están esos asintomáticos registrados posibles transmisores comunitarios hace un mes? Los que, según un estudio de hace dos días en Nature, contagiaron a la mitad de los pacientes estudiados. Un trabajo a tener en cuenta por el comité de expertos del Gobierno. En España, eso no ha quedado registrado y muchos epidemiólogos acusan este error imperdonable e irrepetible en la nueva fase / Cuatro semanas más tarde de la mayor crisis de Salud Pública de España, a Sanidad ahora se le ocurre que quiere tomar el timón para evitar el aislamiento sine die al que parece abocada la población

Vuelta a empezar. Si la fase de desescalada se torna una misión imposible en parte se debe a las complicaciones de la última vuelta de tuerca del Gobierno. Una orden del Boletín Oficial del Estado quiere poner sentido a unas cifras y datos para poder conocer bien la situación de la epidemia en España, tras más de treinta días después de la explosión de casos. «Una mayor calidad de los datos», así justificaba ayer el titular de la cartera de Sanidad, Salvador Illa, este nuevo sistema de recogida, crucial preparar la desescalada.

Según la nueva norma se exige ahora a las autonomías comunicar todos los casos de fallecidos con coronavirus, aunque no hayan muerto en hospitales, y les pide, para la confirmación de casos, diferenciar entre los que se han hecho con PCR o test rápido de anticuerpos y la información sobre si tienen o no síntomas.

Todo esto ha multiplicado las piezas del puzle de cifras de la epidemia. Sanidad sigue sin incluir en sus datos los fallecidos fuera de los hospitales y a los que no se les haya hecho la prueba de coronavirus, que sí han empezado a sumar comunidades como Cataluña, a partir de información de las funerarias. El nuevo documento constataba ayer 188.068 casos confirmados, lo que supone 5.252 nuevos y 19.478 fallecidos, lo que implica según el documento 585 nuevos respecto a ayer. Sin embargo, este jueves se produjeron 19.130 fallecidos, por lo que la diferencia de fallecidos no sería de 585 casos sino 348.

JUSTIFICACIÓN DE NORMATIVA
Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, reconoció durante su comparecencia diaria que se ha modificado conteo por las discrepancias con esa autonomía. Lo mismo ha ocurrido con los casos de recuperados, que se cifran en 72.963 casos este viernes, que según el documento son 3.502 más que ayer pese a que ayer se contabilizaban 74.797 y por tanto la diferencia sería de 1.834 recuperados menos y no de 3.502.

Ahora, se busca la minuciosidad en los datos. Pero, ¿qué pasa con todo lo anterior? ¿Dónde están esos asintomáticos registrados posibles transmisores comunitarios hace un mes? Los que, según un estudio de hace dos días en Nature, contagiaron a la mitad de los pacientes estudiados. Un trabajo a tener en cuenta por el comité de expertos del Gobierno. En España, eso no ha quedado registrado y muchos epidemiólogos acusan este error imperdonable e irrepetible en la nueva fase.

Desde la comunidad médica hace tiempo que tiene claro que lo único que permitirá un «relajamiento seguro» de las medidas actuales es conocer la inmunidad. Pero los test siguen sin llegar, aseguran desde Semergen y Semfyc a la población de riesgo: sanitarios y residencias

Sólo ocho autonomías han confirmado 1.729 contagiados mediante pruebas rápidas de anticuerpos, de momento. Y hay un total de poco más de 30.000 PCR realizadas. Por lo que las cifras de Sanidad, y pese a la adquisición de seis millones de test rápidos de anticuerpos, de los que sólo ha repartido casi dos, no muestran una abrumadora pila de datos para tomar decisiones.

¿MAYOR CONOCIMIENTO DE EPIDEMIOLÓGICO?
No hay que olvidar, que en el Instituto de Salud Carlos III, a cargo de Raquel Yotti, se tiene previsto un estudio de la seroprevalencia. Pendiente aún está este examen de inmunidad representativa de la población española que iba a poner en marcha el Instituto Carlos III sobre una masa de 30.000 familias o 62.400 personas. Este anuncio se hizo hace 10 días, con María José Sierra al frente, ya que Simón estaba de baja. Illa lo confirmaría en la Comisión de Sanidad esa semana.

Sierra apuntó que se iniciaba una ‘larga etapa’ vertebrada en dos ejes: detección precoz de casos infectados (test rápidos y PCR) para aislarlos, y saber cómo circula el virus entre la población con pruebas seroprevalencia. Illa asegura que actualmente el ritmo de PCR en España es de unas 40-47.000 diarias desde hace tres semanas, y que desde el comienzo de la crisis se han realizado unas 930.230, al principio a un ritmo de 15-20.000 al día. ¿Justifican ahora datos que parecían aleatorios?

Ahora, con la nueva normativa Sanidad pasa la bola a las comunidades porque son las que tienen que suministrar los datos. Y si no colaboran, serán difíciles las tomas de decisiones, apuntan. «Se ha publicado una orden para adaptar los datos a las nuevas capacidades diagnósticas [por el incremento de test rápidos y aumento de PCR]. Empezamos a pedir información más detallada y no todas pueden aportarla de forma rápida y ese es el problema que tenemos estos días», explicó Simón.

Cuatro semanas más tarde de la mayor crisis de Salud Pública de España, Sanidad quiere tomar el timón para evitar el aislamiento sine die al que parece abocada la población. Necesitan datos para poder diseñar la estrategia, pero estos datos deben poseer un sentido: quién está contagiado, cuándo empezó con los síntomas… y, además, ser representativos para borrar los errores cometidos hasta ahora. Las OMS lo ha repetido hasta convertirse en el lema de Tedros Adhanom Ghebreyesus, “test, test, test…”.

https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2020/04/18/5e9a058cfc6c8346238b4591.html

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s