El PSOE, un partido «de orden» – Progresan adecuadamente los barones: ya usan lemas de derechas antes de entregar el partido al PP #MilitantesEnPie #PrimariasYA

 

 

_cartelliquidacionporcierre_f25a0bf6

Del PSOE lo único que se sabe con certeza es que quién sabe. Eso y que, por más que lo intente, es imposible hacer las cosas peor. Tan mal que, según decía uno de los ahora críticos, “hasta la factura por el juicio contra la trama Gürtel la vamos a terminar pagando nosotros”. Porque, aunque con el PSOE los augurios sean cuestión de fe, todo apunta a que el Comité Federal que se reunirá el próximo domingo dirá “sí” a facilitar un nuevo gobierno del partido envuelto en la mayor red de corrupción de la democracia. O, según el eufemismo utilizado por Javier Fernández, “sí” al “mal menor”.

“Hablar de una alternativa es una hoja de parra que oculta que solo hay una disyuntiva: terceras elecciones o abstención”. Y utilizaba por primera vez el presidente de la gestora el término tabú -¿quién dijo miedo cuando el número dos de Susana  Díaz ya había confesado el lunes que la abstención no le producía “urticaria”?- en la reunión celebrada este martes con el grupo parlamentario socialista. La reacción de diputados y senadores: 17 intervenciones y sólo tres voces críticas. La de la exmagistrada Margarita Robles, que llamó “cobarde” a la nueva dirección y volvió a pedir “coherencia” con el programa con el que se presentó el PSOE a las elecciones; la del donostiarra Odón Elorza, que insistía en el gobierno alternativo “boicoteado” por el Comité Federal; y la del diputado del PSC Marc Lamuà, muy duro: “Algunos han hincado la rodilla y prefieren no levantarse de ahí”.

El resto de los partidarios de Sánchez prefirió volver a callar en el encuentro celebrado en el Senado, aunque habló en los pasillos de la cámara. Y de sus palabras se deduce que da por perdida la batalla que cuenta de verdad: la que tendrá lugar el próximo domingo en la sede socialista de Ferraz.

“Al final este partido es un partido de orden”, se encogía de hombros un diputado, destacado dirigente de la Ejecutiva de Pedro Sánchez, tras aventurar que el día 23 ganará la abstención y que él, como otros, no tendrá más remedio que acatar lo que decida el Comité Federal. Y entre esos otros sorprendía la disciplina del número dos de aquella dirección, César Luena – “todos tendremos que votar lo que el partido decida”, sentenciaba–  o la de la asturiana Adriana Lastra, ferviente defensora de Sánchez, quien, tras afirmar que “nunca rompería la disciplina de voto”, insistía en que, “a día de hoy, la posición del Comité Federal sigue siendo el ‘no’ a Rajoy”.

Y así es. La gestora no ha presentado ninguna propuesta para debatir en el cónclave del domingo, cuya convocatoria sólo incluye dos puntos en el orden del día: la constitución de la Mesa y el «debate y votación de la posición política del grupo socialista en el Congreso ante el proceso de investidura». De lo que se trata, pues, es de modificar la posición del PSOE y el silencio de los que no se atrevieron entonces a pedir la abstención. A esos los justificaba Fernández, justificándose a sí mismo, con un “quizás pensábamos que aquel ‘no es no’ se convertiría en un ‘no de momento’”. A estos y a los otros, el presidente de la gestora pedía llegar al Comité “sabiendo que nadie tiene el monopolio de la verdad absoluta ni el monopolio de las buenas intenciones” y una discusión “como compañeros y no como bandos enfrentados”. Pero bandos hay, a pesar del mal rollo que le produce el término a la baronesa,Susana Díaz.

Un partido de orden… dividido en dos  

Junto a la sultana y la todopoderosa federación andaluza (60 delegados en el Comité), las principales federaciones del bando abstencionista son Valencia (23 delegados), Extremadura (15), Castilla-La Mancha (11), Aragón (9) o Asturias (7). Defenestrado Sánchez, y por tanto expulsado del Comité, el abanderado del “no” será Miquel Iceta, flamante primer secretario de la segunda federación más importante en número de militantes y delegados (23). Con el PSC e Iceta, que tras visitar a Fernández en Ferraz anunciaba en Twitter “nuestros puntos de vista, que son distintos, no han cambiado”, se situarán Madrid (22 miembros), Castilla y León (20), Galicia (11) o País Vasco (9). Y no hace falta sacar la calculadora, porque tampoco existe unanimidad –sería un milagro- en el seno de cada federación. Basta con recordar el resultado del Comité del golpe a Sánchez: 132 votos contra el exsecretario general frente a los 107 a favor, y restar el de los 17 miembros de la Ejecutiva dimitida que no estarán el próximo domingo.

Es decir, que si no hay sorpresa -y el PSOE es de los que gusta de quitar la respiración-, un día antes de la nueva ronda de consultas del Rey, el Partido Socialista aprobará un viraje sin precedentes en democracia para facilitar la investidura del productor del “Luis, se fuerte”. Y en principio la abstención –ya sea de 11 diputados o en bloque- tendrá el respaldo de todos, o casi todos. Entre los críticos, Madrid, Castilla y León o País Vasco han avanzado ya que sus diputados acatarán lo que decida el Comité. Falta saber si el anuncio tuitero de Iceta -“nuestros puntos de vista no han cambiado”- incluye la ruptura de la disciplina de voto de los siete diputados del PSC defendida hasta la fecha. A pesar del sultanato, que ha llegado a advertirles de que, en tal caso, tendrían que entregar el acta, “nosotros votaremos que no”, insistía el martes Iceta: “El socialismo andaluz es muy importante, pero deberían reconocer que ellos ahora están defendiendo una posición que no es la del PSOE».

“El edificio del PSOE está muy dañado pero conservamos el solar”. Con la frase, el presidente de la gestora invitó el martes a los suyos a reconstruirse. Y, en el tono dramático de los discursos que pretenden hacer historia, no dudaba en comparar la situación actual del partido con la derivada de la Guerra Civil, con aquel PSOE «debilitado por la derrota y dividido por el exilio”. Razón no le faltaba a Fernández, aunque el enemigo de esta contienda haya sido otro. Enfrente, Pedro Sánchez también echaba mano de la memoria y bajo una foto del fundador, Pablo Iglesias, escribía en Twitter: “Nació un día como hoy hace 166 años, pero nuestra obligación como socialistas es la de tenerle muy presente todos los días”.

El exsecretario general tampoco se dejó ver ayer, ni en la reunión del grupo ni en el pleno del Congreso. Pero los suyos insisten en que su batalla no ha terminado aún. Saben que cuenta con la militancia a la que la gestora, con la fecha elegida para el Comité apenas tres días antes de la investidura, ha arrebatado la posibilidad de opinar. “La decisión será legítima, deslegitimada en el fondo político por no escuchar a los militantes”, decía Luena de lo que se decida el domingo en Ferraz y, según alguna lectura, avanzando posibles estrategias de cara al próximo Congreso Extraordinario. Pero esa es ya otra guerra y, con el PSOE, lo único cierto es que quién sabe.

Origen: CTXT.Es 

Un comentario sobre “El PSOE, un partido «de orden» – Progresan adecuadamente los barones: ya usan lemas de derechas antes de entregar el partido al PP #MilitantesEnPie #PrimariasYA

  1. […] El sociólogo José Félix Tezanos, en cuya Revista Temas colaboran como consejeros de redacción más de un centenar de exaltos y altos cargos socialistas, advierte en su último número del peligro de que con estas presiones procedentes de algunas baronías, el PSOE vaya hacia un modelo de…. […]

    Me gusta

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s