Se acabaron las multas por no llevar mascarilla en la calle: el Gobierno no tiene apoyos para la aprobación final del decreto ley / Las autonomías han dejado de imponer sanciones después de no recibir garantías del Ministerio de Sanidad en el último Consejo Interterritorial

Adiós a las multas por no llevar mascarilla en la calle. El Gobierno aprobó un decreto antes de Navidad que recuperó su obligatoriedad en espacios exteriores para contener la transmisión de la variante ómicron. Pero ahora la falta de apoyos para sacar adelante el texto en el Congreso ha llevado a la mayoría de las autonomías a dejar de imponer sanciones.


Desde el pasado 24 de diciembre, se exige el uso obligatorio de la mascarilla en exteriores salvo que se practique deporte individual, se circule por espacios naturales y cuando haya una distancia de 1,5 metros con no convivientes. Una decisión que venían demandando siete comunidades autónomas y que el Consejo de Ministros decidió aprobar mediante un decreto ley antes de Nochebuena.

Se recuperó así una medida que se instauró al principio de la pandemia. Sin embargo, varias regiones y, sobre todo bastantes científicos y expertos, se han mostrado en contra de la misma por no considerarla ni oportuna ni eficaz y no la han avalado.

La intención es que sea una medida temporal y “acabar con esta obligatoriedad en cuanto sea posible”, según subrayó entonces el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha evitado en todo momento poner plazos.

Dificultades para la convalidación
Sin embargo, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes del Gobierno, Moncloa y el Ministerio de Sanidad han comenzado a asumir estos días que el decreto que ha endurecido el uso de la mascarilla en Navidad no podrá ser convalidado en el Congreso de los Diputados por falta de apoyos parlamentarios.

Cuentan, eso sí, con que el debate se celebrará prácticamente a comienzos del mes de febrero, y para entonces la mascarilla se habrá usado ya durante casi un mes y medio y se desconoce en qué niveles se encontrarán los contagios en ese momento.

Las autonomías dejan de sancionar
Pero ante las dudas sobre su convalidación, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes de distintos Gobiernos autonómicos, la mayoría de comunidades han empezado a dejar de imponer las multas de 100 euros que establece el decreto por no llevar cubiertas nariz y boca en la calle.

Explican que la decisión se ha tomado después de no recibir garantías del Ministerio de Sanidad, en el último Consejo Interterritorial de Salud, de que la convalidación de la medida saldrá adelante en el Congreso.

Asumir el coste de las reclamaciones
Se tiene en cuenta que el Tribunal Constitucional ya ha declarado inconstitucionales los dos estados de alarma decretados por el Gobierno, lo que abrió la puerta a que las sanciones que se interpusieron al amparo de esos decretos ley quedaran anuladas.

Recuerdan que esas multas fueron recaudadas por las autoridades sanitarias regionales y les ha correspondido a ellas asumir el coste de las reclamaciones.

Personas sin mascarilla, sin respetar la distancia de seguridad o superando el máximo de personas reunidas, fueron algunas de las infracciones más habituales que multiplicaron el trabajo de los policías de todas las autonomías durante el estado de alarma.

La mayor parte de los casos denunciados suponían multas de 600 euros. Hay que recordar que la cuantía por incumplir la limitación de la libertad de circulación de las personas, impuestas por el estado de alarma o la ley de Seguridad Ciudadana, conllevaba multas de 601 a 30.000 euros.

El PP no ha garantizado su apoyo
En el Ejecutivo reconocen que Pablo Casado “se sigue haciendo de rogar”, pese a que algunos presidentes autonómicos del PP, como Alberto Núñez Feijóo y Juanma Moreno, han demandado el uso obligatorio de la mascarilla en las calles.

Génova ha condicionado su decisión a que Sanidad le muestre los informes científicos que justifican esta iniciativa. En Moncloa apuntan que la punta de lanza es la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quien se ha opuesto frontalmente a recuperar la mascarilla.

Vox ya ha anunciado abiertamente que se va a oponer al decreto en consonancia con su apuesta por torpedear todas las restricciones. Ciudadanos ha confirmado también que votará en contra del decreto de la mascarilla.

Dudas entre los socios de Sánchez
Pero también entre los partidos que suelen dar apoyo parlamentario a Pedro Sánchez hay voces que recelan o tienen dudas. Así sucede en ERC, Más País o EH Bildu, que han tildado la medida de “inútil” y de “sinsentido”.

Así las cosas, el Gobierno solo cuenta por ahora con el apoyo del PNV porque el lehendakari vasco, Iñigo Urkullu, ha apostado por esta medida aunque le parezca “insuficiente” y haya reclamado adoptar otras más restrictivas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) apoya la decisión, pero como parte de una estrategia integral.

Fte: Confidencial Digital

 

 

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s