¿Son fiables las encuestas del Centro de Estudios de Opinión (CEO) catalán que dicen que el independentismo está subiendo? Jajajajaja. Hagamos historia | Dolça Catalunya

Las encuestas no son una herramienta de información, sino una herramienta de propaganda. I a Catalunya, encara més (todavía más).

Se usan para animar a los tuyos, para desanimar a los contrarios, para movilizar, para crear pánico, para imponer algo como un hecho consumado… Su conexión con la realidad es pura coincidencia.

En el caso del CEO, la cosa es de escándalo. Ya lo explicamos en su día: El CEO es l´estructura destat encarregada de manipular l´opinió pública catalana. Lo dirige Jordi Argelaguet Argemí, ex militante del MDT, brazo político de la banda terrorista Terra Lliure, que se embolsa oficialmente €80.539 cada año por el trabajo, es decir €6.711 al mes.

Las encuestas del CEO no se las cree nadie excepto los incautos. ¿Por qué? Al menos por cuatro motivos:

  1. Sesgo partidista en la dirección del CEO. El director es Jordi Argelaguet Argemí. Nombrado por Artur Mas, es ex-miembro del MDT, el brazo político de Terra Lliure. En 2012 le pagamos €83.148, un 21% más que un ministro de España; sus 15 empleados cobraban una media de €34.053, un 39% más que el catalán medio. El CEO sólo publica sus informes en catalán e inglés.
  2. Sesgo partidista de la muestra: hay un 44%% menos de votantes libres de nacionalismo de lo que corresponde a la realidad de las últimas elecciones. Sólo un 22% de los encuestados son votantes de C’s+PP+PSC, cuando en las últimas autonómicas obtuvieron el 39% de los votos.
  3. Sesgo de medios de comunicación: en la encuesta hay 2,1 veces más encuestados que se informan por TV3/324 de lo que corresponde a la realidad. Los medios nacionales están muy infrarrepresentados.
  4. Sesgo territorial: en la encuesta de la Generalitat hay un sobrepeso de las comarcas nacionalistas y una infravaloración de las comarcas libres de nacionalismo. Por ejemplo, como explica Carles Enric López “en Osona deberían haber encuestado al 2% de la muestra y son un 2,9%. En la comarca de Berguedà un 0,5% de la población de Cataluña pero son seleccionados nada menos que un 1,7% de la encuesta. (…) El Barcelonès que representa a un 29,6% de la población es reducido al 28,7. La comarca del Baix Llobregat (10,7%) solo es representada por el 9,1% de las encuestas”. Y así con todas las comarcas.

No se trata tan solo de una opinión: los hechos son demoledores. Por poner algún ejemplo, volvamos a 2011. Artur Mas había conseguido al año anterior una clara victoria en las elecciones autonómicas y contaba con 62 escaños en el Parlament. Llegaba la hora de las elecciones generales y la encuesta del CEO vaticinó que los socialistas sacarían solo el 16,3% y el PP el 10,5%. ¿Qué pasó en realidad? El PSC sacó casi el 27% y el PP el 20,71%. La clavaron.

Lo normal es que el director del CEO, el avispado Jordi Argelaguet, hubiese presentado su dimisión, pero no, decidió seguir aferrado al sillón. Y no sólo eso, sino que animó al también trilero Artur Mas a adelantar las elecciones autonómicas: “Artur, ara tens 62 escons, una mica lluny dels 68 que et donarien la majoria absoluta. Fes-me cas i avança les eleccions, que a les meves enquestes surt que treuràs majoria absoluta de sobres” / “Arturito, ahora tienes 62 escaños, un poco lejos de los 68 que te darían la mayoría absoluta. Hazme caso y adelanta las elecciones, que en mis encuestas sale que sacarás mayoría absoluta de sobra”. Y el lince de Artur le hizo caso y convocó elecciones anticipadas, mientras se frotaba las manos.

El Barómetro de Opinión Política del CEO de noviembre de 2012 daba los siguientes porcentajes de intención de voto a los partidos no nacionalistas:

PP: 1,8%

PSC: 5%

C’s: 1,2%

La realidad fue la que sigue:

PP: 13%

PSC: 14,4%

C’s: 7,6%

Vamos, que es que ni siquiera se acercó. La difunta Convergència i Unió pasó de los 62 escaños que había conseguido dos años antes a sólo 50. O sea, que no sólo no llegó a la mayoría absoluta, sino que se desplomó perdiendo 12 escaños. Quin negoci! / ¡Qué negocio!

Desde entonces, Jordi Argelaguet sigue a lo suyo: ir lanzando propaganda nacionalista en forma de encuestas, cobrar sus buenos dineritos y no acertar ni una.

Ahora dice que los votantes separatistas son muchísimos y que los que votamos a partidos dolços unos pocos. Una vez más volverá a equivocarse. Estábamos tentados de escribir que se le mudará la cara, pero alguien con su historial la tiene a estas alturas de cemento armado.

Moraleja: no hagáis caso nunca, pero nunca nunca (ni siquiera cuando parece favorecernos), a lo que publica el CEO. Es todo una mentira.

Dolça i manipulada Catalunya…

 

Origen: ¿Son fiables las encuestas del CEO? | Dolça Catalunya

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s