109 de 159 controladores han vuelto a su puesto de trabajo, aunque los aviones aún tardarán unas horas en despegar

EL ESPACIO AÉREO ESPAÑOL ACABA DE REABRIRSE AL TRÁFICO AÉREO A LAS 15.40 HORAS DEL SÁBADO 4 DE NOVIEMBRE

Iberia anuncia que los vuelos comenzarán a reanudarse  a partir de las 18 horas

Última hora 15.00 hs.-Aena confirma que 109 de 159 controladores han vuelto a trabajar, aunque los aviones aún tardarán unas horas en despegar. En Madrid se hallan en sus puestos una treintena.

 Empiezan a plantearse las denuncias: en Santiago la asociación de comerciantes denunciará a los controladores por el perjuicio económico causado en el puente, y el gobierno de la islas se propone encausarlos por la vía penal

Estado de alarma

 4 dic.-14.00 horas: El presidente del Gobierno firma el decreto por el que España está en estado de alarma

 El Consejo de Ministros, reunido de urgencia, aprueba esta situación por vez primera en 35 años de democracia ante el boicoteo del colectivo de controladores aéreos.

España está en estado de alarma por primera vez en la historia de la democracia. El caos aeroportuario originado por el plante masivo de los controladores (los encargados de ordenar la circulación aérea) ha llevado al Gobierno a decretarlo esta mañana, a la vista de que los vigilantes del aire no deponían su actitud. A partir de las 13.00, con su publicación en el BOE los controladores quedan “movilizados” y bajo las órdenes de la autoridad militar. A partir de ese momento han empezado a ser requerridos de uno en uno para que vayan a trabajar. Si no lo hacen serán acusados de graves delitos. El vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba lo ha explicado así: “Si no acuden a sus puestos de trabajo pasan a incurrir en un delito de desobediencia”, castigado con penas de prisión.

(Fuente: El País)

 

Controladores aéreos de Madrid han manifestado “haberse rendido” y han empezado a ocupar sus puestos en todos los centros de control “ante las amenazas del Gobierno” que esta mañana ha decidido autorizar a los militares a organizar el tráfico aéreo y decretar el estado de alarma después de que, desde la jornada de ayer, estos trabajadores no acudieran a sus puestos de control argumentando cuestiones de salud.

“Hemos claudidado” ha dicho a ELMUNDO.es un controlador quién ha querido aclarar que “somos muy caros, pero no delincuentes”. “Nos han amenazado con entre ocho y diez años de cárcel, con nuestras cuentas y casas y con que nos iban a empezar a detener”, ha especificado. Ante esta situación han empezado a volver a sus puestos de control. Poco despues desde AENA se informaba de que efectivamente los controladores estaban volviendo.

Por el momento, 28 de los 58 sectores del espacio aéreo español cuentan ya con los controladores en sus puestos de trabajo, por lo que cabe la posibilidad de que algún aeropuerto podría iniciar sus operaciones a lo largo del día, indica AENA.

Desde Aena se están enviando cartas personalizadas a los controladores informándoles de la decisión tomada por el Gobierno hoy y explicándoles que es lo que supone el estado de alarma y qué implica el no cumplimiento de lo decretado y de su no incorporación a sus puestos de trabajo.

Precisamente, el contenido de estas cartas ha sido interpretado como una amenaza. El controlador consultado por ELMUNDO.es ha criticado muy duramente el talante del Gobierno en las negociaciones con el colectivo de controladores, que ha negociado a base de decretazos y les ha presentado ante la opinión pública como delincuentes, “pero no somos ni ladrones, ni chantajistas ni hemos robado y pagamos nuestros impuestos”.

También ha discrepado de que su reivindicación se haya presentado sólo como una cuestión económica y ha recordado que esas cifras millonarias que se han dicho sobre sus retribuciones no corresponde a todo el colectivo, ya que hay controladores de torres de tercera categoría de provincias, que soportan menos tráfico aéreo, con salarios de 1.300 euros.

En el centro de control de Sevilla hay abiertos 4 sectores, de los 7 de los que se ocupa; en Barcelona, están abiertos 11, de los 15 sectores.

En Madrid son cinco de los veintitrés los operativos, mientras que en Canarias hay siete de nueve y en Baleares uno de cuatro.

Desde esta mañana la Junta directiva del sindicato de controladores USCA ha lanzado un llamamiento “público” a toda la plantilla, a la que ha pedido encarecidamente que vuelva a sus puestos de trabajo cuanto antes.

Este es el mensaje que quiere transmitir al colectivo de trabajadores el USCA, según acaba de manifestar su portavoz, Daniel Zamit. El comunicado del sindicato especifica que la dirección de USCA “está reunida en el Ministerio de Fomento”.

Previamente, USCA había asegurado que “sigue tratando de arreglar el caos” en el tráfico aéreo y ha reiterado que el sindicato ha hecho un llamamiento a los controladores para que acudan a sus puestos de trabajo y se recupere el servicio.

Así lo manifestó el portavoz de USCA, César Cabo, en su página de Facebook, en la que detalla que los controladores siguen manteniendo conversaciones con el Ministerio de Fomento “para salir de esta situación tan complicada”.

Según Cabo, “las bases han reaccionado por su cuenta ante la nueva limitación de condiciones laborales”.

(Fuente: El Mundo)

Los controladores del aeropuerto de Son Sant Joan permanecen en sus puestos de trabajo “a la fuerza” y denuncian que los agentes han irrumpido en la sala de control de Palma “con las pistolas en la mano y obligándolos a sentarse frente al monitor”.

Al parecer, los 13 controladores que conforman el turno de la mañana se encontraban en su momento de descanso cuando efectivos de la Guardia Civil han aparecido para obligarles a volver a la sala de control y sentarles “a la fuerza” frente a sus monitores.

En Madrid ya han manifestado “haberse rendido” y han empezado a ocupar sus puestos en todos los centros de control “ante las amenazas del Gobierno” que esta mañana ha decidido autorizar a los militares a organizar el tráfico aéreo y decretar el estado de alarma.

Ya son 600.000 los viajeros afectados

 

Noticia actualizada:

10.45 a.m.-sábado 4 de diciembre

LAS AEROLÍNEAS ANUNCIAN, ANTE EL ESTANCAMIENTO DE LA SITUACIÓN, QUE NO VOLARÁN HASTA MAÑANA DOMINGO

Los controladores canarios que se habían incorporado a sus puestos han abandonado sus posiciones, presuntamente “por presiones de sus compañeros”

CAOS AÉREO Si los controladores no acuden a trabajar, pasarán a disposición judicial

El Gobierno reunido de urgencia estudia decretar el estado de alarma

Tras la asamblea celebrada en el hotel madrileño los controladores comentaron entre ellos que “afrontamos dos días duros y ya hemos pasado medio”

Los mandos militares ya controlan los aeropuertos. A esta hora se celebra un Consejo de ministros extraordinario en el que Zapatero podría declarar el estado de alarma por primera vez en la democracia. Las compañías han informado que los espacios aéreos de Madrid, Barcelona y Baleares permanecerán cerrados hasta las 19.00h, a pesar de que inicialmente se hablaba de que la actividad aérea se reanudaría a las 08.00h.

La mitad de los controladores que deberían haber cubierto el turno de mañana, desde las 08.00 horas, han acudido a sus puestos, pero “se niegan a trabajar”, según fuentes de AENA, que ha detallado que el espacio aéreo de Madrid, Barcelona, y Baleares amplía su cierre hasta las 19.00 horas.

Los aeropuertos canarios de Tenerife Norte, Tenerife Sur, Gran Canaria y Fuerteventura prevén recuperar la normalidad “en breve”, ya que en el Centro de Control de Canarias hay 24 controladores dispuestos a trabajar y siete sectores aéreos abiertos. por lo que ya se ha abierto el espacio aéreo.

Los aeropuertos gallegos, Lavacolla (Santiago), Alvedro (A Coruña) y Peinador (Vigo), continúan paralizados, aunque los controladores habituales están en su puesto de trabajo en A Coruña y Vigo, mientras que están el 25% en el de Compostela, han informado fuentes de Aena.

AENA recomienda a los viajeros que no acudan a los aeródromos, llamamiento al que se unen las compañías aéreas. No está sirviendo de mucho. Larguísimas colas se han formado en Barajas.

Todos los controladores se niegan a trabajar alegando problemas físicos, por lo que AENA ha movilizado a sus servicios médicos para examinar a los trabajadores y determinar en su caso la falsedad de las alegaciones. La Policía enviará a la Fiscalía la lista de controladores aéreos que ayer no trabajaron.

(Fte: El Mundo y El País)

2.00 a.m.- El estado de alarma representaría que aquellos controladores que no se presenten a sus puestos podrán ser llevados inmediatamente ante el juez y acusados de un delito “que puede acarrear graves penas de prisión”, ha explicado el vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en una comparecencia a las dos de la mañana.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha convocado un Consejo de Ministros extraordinario para las 9.00 horas de este sábado para declarar el “estado de alarma” en caso de que la situación del transporte aéreo no se normalice, según anunció el vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

“Se va a movilizar a todos los controladores y si no acuden pasarán a disposición judicial acusados de un delito que puede acarrear graves penas de prisión”, indicó.

Los controladores abandonan el Hotel Auditórium cercano a Barajas escoltados por la policía

Algunos de los viajeros alojados el mismo lugar increpan a los causantes del caos aéreo.- Los absentistas han permanecido durante todo el día reunidos en una sala-Los controladores de Madrid, los más reacios del país a retornar a sus puestos de trabajo.

Según las últimas informaciones de Aena,  los controladores empiezan a reincorporarse a sus puestos de trabajo en Sevilla, Baleares, aeropuerto del Prat de Barcelona (donde han podido despegar primero tres  vuelos y luego hasta 15), Galicia, Andalucía y Canarias.

 

En Madrid los controladores se mantuvieron concentrados en un hotel próximo al aeropuerto, aunque alguno ha vuelto a su puesto de trabajo y eso ha permitido el aterrizaje de algún vuelo transoceánico que tenía que haber tomado tierra hace horas.

En total han sido 467 los vuelos afectados por la protesta salvaje de los controladores en Madrid y 259 en Barcelona.

La Unidad Militar de Emergencias se dirige al aeropuerto de Barajas para repartir mantas entre los viajeros afectados que permanecen atrapados en las instalaciones, donde tendrán que pasar la noche, dado que no han podido encontrar vacantes en los hoteles próximos.

Iberia cancela todos sus vuelos hasta las once de mañana. La compañía pide a los pasajeros que no acudan a los aeropuertos

 

Completo descontrol en los aeropuertos -Los controladores aéreos culminan sus protestas con un absentismo generalizado y provocan la intervención del Ejército

El Ejército se dirige a las torres de control de Madrid, Barcelona, Sevilla y Canarias

El Ministerio de Defensa ha pasado a controlar la navegación aérea en todo el territorio nacional, calificando la situación de «extrema gravedad».

Zapatero firma la orden que autoriza al Ejército a tomar el control de los aeropuertos españoles ante el absentismo casi total de los controladores aéreos.

Más de 330.000 personas se han visto afectadas por la protesta.

La Fiscalía de Madrid ha abierto diligencias por posible delito de sedición.

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha anunciado que el Ministerio de Defensa ha pasado a controlar la navegación aérea en todo el territorio nacional por la situación que él mismo calificó de “extrema gravedad”.

 El Gobierno firmaba poco antes de las 23.00 horas el decreto para que el Ministerio de Defensa se hiciera cargo cargo de la navegación aérea en España, tal y como figura en las nuevas medidas aprobadas hoy por el Consejo de Ministros.

Mandos militares se dirigen a los aeropuertos de Madrid, Barcelona, Sevilla y Canarias para supervisar toda la gestión del tráfico aéreo, anunció el Ministerio de Defensa.

Otros controladores del Ejército del Aire se incorporarán de forma inmediata a ocho aeropuertos de uso compartido civil-militar.

La Fiscalía de Madrid ha abierto diligencias penales por posible delito en el tráfico aéreo, en su variante de sedición, que está penado con hasta 8 años de cárcel.

El fiscal ha pedido a la Policía y a Aena de que informe de aquellos controladores que se han ausentado de sus puestos de trabajo.

El Ejecutivo había dado a los controladores aéreos un ultimátum antes de militarizar el control aéreo español .

Los controladores aéreos habían logrado esta tarde cerrar el espacio aéreo español, salvo el de Andalucía, en el inicio del Puente de la Inmaculada, al abandonar masivamente sus puestos de trabajo.

Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) calcula que son más de 250.000 personas, cerca de 330.000, las personas las afectadas por el abandono del puesto de trabajo de al menos el 70% de los controladores, que actuaron así mientras su sindicato, USCA, estaba en rueda de prensa explicando que todo estaba bien.

 El gabinete de crisis del Ministerio de Fomento estudia medios de transporte alternativos para los viajeros que se han visto atrapados por las protestas de los controladores.

Renfe ha constituido ya un grupo de trabajo para evaluar las posibilidades de absorber el mayor número posible de viajeros afectados por la situación, informa en nota de prensa el Ministerio.

Fomento analiza las distintas posibilidades para reforzar otros servicios de transporte, como los de Renfe, FEVE y otras alternativas.

(Fuente: LVG)

Coroneles acompañados de guardias civiles se dirigen a las torres de control a tomar el mando con un objetivo claro: se tomará nota de quienes no han acudido a sus puestos de trabajo y se les irá a buscar a sus casas o donde hayan dicho que estaban. Si no obedecen la orden de volver al trabajo, se levantará atestado y se les podrá acusar de desobediencia. Los que acudan a trabajar quedarán bajo las órdenes del militar asignado a cada torre y si desobedecen, también se les abrirá atestado por parte de la Guardia Civil. El delito es, inicialmente, de desobediencia, que puede ser castigado con prisión menor, es decir, con penas de entre seis meses y un día y seis años.

El control aéreo queda así en manos militares “hasta que se recupere la normalidad con los controladores civiles”. Rubalcaba anunció un nuevo parte de situación a las dos de la mañana.

Policía y Guardia Civil han recibido instrucciones de la Agencia española de Seguridad Aérea para identificar a todos lo controladores reunidos en el Hotel Auditorium de Madrid, a tiro de piedra del aeropuerto de Madrid-Barajas.

Así se consuma el ultimátum lanzado por el Gobierno esta tarde a los controladores: si no abandonaban la protesta y volvían a sus puestos de manera inmediata, los controladores quedarían a las órdenes del Ministerio de Defensa y a los que hubieran declarado estar de baja se les sometería a “inmediata revisión médica”. “No vamos a permitir el chantaje”, espetó por la tarde el ministro de Fomento, José Blanco.

A las 21.30 entraron en vigor, con su publicación en el BOE, dos decretos aprobados esta mañana en el Consejo de Ministros -pero mantenidos en la reserva-.

El Consejo de Ministros había aprobado sobre la marcha ambos decretos ante el temor del ministro de Fomento de que los controladores organizarán un plante por tarde. Se lo temía porque ya había modificado el cómputo de las horas de trabajo para evitar problemas como los que habían paralizado el aeropuerto de Santiago.

Los decretos dicen textualmente que en caso de necesidad, AENA deberá facilitar la aplicación de medidas excepcionales previstas en la ley, “quedando sometidos los controladores de tránsito aéreo de la citada entidad a la dirección del Ministerio de Defensa quien asumirá su organización, planificación, supervisión y control”. En concreto quedarán bajo mando del Jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire, general José Jiménez Ruiz, quien anoche ya se había incorporado al gabinete de crisis montado por el Gobierno.

El decreto añade: “Ningún trabajador, órgano directivo u organización podrá dificultar o impedir la efectividad de dicha medida. El incumplimiento de dicha obligación será sancionado de conformidad con lo dispuesto en el artículo 4 de la presente Ley [de Seguridad Aérea], sin perjuicio de las demás responsabilidades civiles o penales a que haya lugar”.

Es decir, que si desobedecen a la autoridad militar pueden ser acusados de sedición, un delito muy grave y mucho más penado que el del 409 con el que podían ser sancionados por el abandono de sus puestos en calidad de civiles no sometidos a mando militar (multa, cara, pero una multa). Ahora la desobediencia a los militares será castigada con prisión menor.

Además, desde que entró en vigor en decreto los controladores “deberán someterse de manera inmediata a reconocimiento por parte de los Servicios Médicos que facilite la Entidad, quienes verificarán la concurrencia de la misma, y determinarán si ello ha de dar lugar al apartamiento de su puesto de trabajo”.

(Fuente: ElPais)

4 comentarios sobre “109 de 159 controladores han vuelto a su puesto de trabajo, aunque los aviones aún tardarán unas horas en despegar

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s