Susana Díaz Cae (33): Susana y el pánico al fracaso, su talón de Aquiles. Nunca ha competido de forma limpia de igual a igual y ahora teme perder| Confidencial Andaluz

Todo parece indicar que le están haciendo la cama. Me refiero claro está, a la posible candidatura de Susana Díaz a la Secretaría General del PSOE. Si a muchos les extrañó la decisión de Patxi López de romper el fuego en esta carrera hacia Ferraz después de haber apoyado a su líder natural, Pedro Sánchez, hasta que le dieron la patada, y a otros les sonó a música celestial el hecho de que los apoyos a Sánchez se pudieran dividir entre el ex secretario y el ex lendakari, el paso del tiempo y el transcurrir de los acontecimientos está demostrando que unos y otros podrían estar muy equivocados. Todo podría estar diseñado para impedir que Susana Díaz pueda hacerse con las riendas del Partido Socialista en esas primarias que amenazan con convertirse en una lucha a cara de perro en la que, ocurra lo que ocurra al final, el principal perdedor va a ser el propio PSOE y los más beneficiados los muchachos de Pablo Iglesias e Iñigo Errejón.

Y es que hablan de una estrategia exquisitamente diseñada. Desde que existen las primarias en el PSOE ya no son los delegados de las agrupaciones o las federaciones las que eligen al secretario general sino los propios militantes. Si fuese así, Susana se llevaba el congreso de calle. Ahora la cosa comienza con los avales. Para ser candidato se ha de contar con el aval de, al menos, de unos diez mil militantes. Y una vez conseguidos estos avales son los propios miembros del partido, que estén al día en el pago de sus correspondientes cuotas, quienes por voto directo eligen al secretario general. Al no estar sometidos a la disciplina del partido y de sus dirigentes más cercanos, ello puede provocar unos resultados bastantes distorsionantes con lo previsto por los dirigentes. Así es posible que Susana, pese a contar con el apoyo de las seis o siete federaciones más importantes, pueda obtener menos votos que Pedro Sánchez. Porque, además, hay quien asegura que Patxi López podría bien dar un paso atrás antes de las votaciones para dejar que Susana se enfrente directamente a Sánchez o bien pedir a sus votantes que apoyen a este último.

 

Así es posible que Susana, pese a contar con el apoyo de las seis o siete federaciones más importantes, pueda obtener menos votos que Pedro Sánchez.

 

Puede que esté ahí la clave de este vivo sin vivir en mí que rodea la supuesta candidatura de Susana Díaz, esa duda existencial que podría prolongarse aún varias semanas hasta que la gestora convoque oficialmente el congreso y abra el plazo de las candidaturas, que no será hasta mediados del mes de marzo. Si hay algo que Susana teme es al fracaso. Le tiene verdadero pánico a poder verse superada en las urnas por Sánchez. Para ella, acostumbrada desde jóven a ganar todas las apuestas, incluso las más arriesgadas, a barrer a sus enemigos, sería un verdadero sufrimiento contemplar como los militamtes socialistas españoles le dan la espalda, como comienzan a dársela muchos andaluces liderados por el médico granadino Jesús Candel, más conocido en las redes sociales como Spiriman.

Susana está viendo como los reveses de la fortuna son caprichosos. Después de varios años de absoluta tranquilidad, ahora cuando ella está más pendiente de su futuro que de su gestión, le ha salido un verdadero grano con una de sus joyas más preciadas y mejor vendida por sus voceros de Canal Sur, la sanidad pública. Media Andalucía, en casi todas las provincias, se ha echado a la calle detrás de Spiriman para protestar por los recortes sanitarios y los chanchullos políticos en unos momentos que pueden ser claves para sus futuras e inmediatas aspiraciones de poder.

“Si Susana decide finalmente presentarse lo hará porque está segura de ganar. Si tuviese alguna duda de su vistoria abandonaría antes de meterse en un berenjenal que no le beneficia en nada”

 

Hace unos días me tomé un café con un ex altísimo cargo del PSOE y de la Junta, ya retirado de la primera fila política. “Yo ya sólo opino en el partido cuando me piden mi opinión y Susana alguna vez lo hace”. Su impresión es que Susana acabará presentando su candidatura a la Secretaría General del partido, algo que él considera como “la solución menos mala tal y como están las cosas en estos momentos en el PSOE”. Y pese a los agoreros que pronostican el triunfo de Pedro Sánchez, mi interlocutor, que conoce muy bien las entrañas del partido del puño y la rosa y ha sufrido en sus propias carnes las purgas internas, está convencido de que “si Susana decide finalmente presentarse lo hará porque está segura de ganar. Si tuviese alguna duda de su vistoria abandonaría antes de meterse en un berenjenal que no le beneficia en nada”. “Ten en cuenta -añade- que en estos momentos Susana Díaz es la indudable reina de Andalucía, donde seguirá ganando elecciones una tras otra y manteniendo la Presidencia de la Junta se enfrente a quien se enfrente, mientras que si se va a Madrid le van a llover hostias por todas partes”. Palabra de dios.

 

*Benito Fernández es Periodista.

Origen: Susana y el pánico al fracaso | Confidencial Andaluz

Anuncios

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s