La Administración gallega empieza a controlar en tiempo real la calidad de las aguas y los vertidos a los ríos gallegos con la puesta en marcha de la red CAVE

Augas de Galicia acaba de implantar 39 estaciones medidoras en una veintena de ríos que enviarán la información de forma inmediata para agilizar la respuesta de los técnicos

La Xunta controlará en tiempo real la calidad de las aguas y los vertidos a los ríos gallegos con la puesta en marcha de la red CAVE
La Red CAVE precisó de una inversión para su implantación de 1,5 millones de euros, que incluye el desarrollo de una aplicación informática específica

Las 39 estaciones son dispositivos autónomos, ya que constan de paneles solares, dotados con una sonda con sensores que miden y analizan diferentes parámetros

Los datos obtenidos son enviados instantáneamente al Centro de Procesamiento de Datos de Augas de Galicia, donde comprobarán si los parámetros revelan alguna alerta que requiera la movilización de los técnicos de este ente o bien de la policía fluvial

Santiago, 30 de abril de 2011.- Los ríos gallegos nunca estuvieron tan controlados. Por primera vez la Xunta de Galicia contará en tiempo real con la información sobre el estado de las aguas de los ríos gallegos con la puesta en funcionamiento de la Red CAVE (Calidad/Vertido), un proyecto que supuso la instalación de 39 estaciones medidoras en una veintena de ríos gallegos. Según explicaron esta mañana el conselleiro de Medio Ambiente y el presidente de Augas de Galicia, este proyecto, que se encuentra en fase de pruebas, precisó una inversión para su implantación de cerca de 1,5 millones de euros, y supone una aportación fundamental para conseguir una mejora en la calidad de las aguas y en la lucha contra los vertidos contaminantes gracias a la minimización de los tiempos de respuesta del equipo de intervención.

Las 39 estaciones Red CAVE –ya instaladas- son dispositivos autónomos, ya que constan de paneles solares, implantados en los márgenes de los ríos y dotados con una sonda con sensores que miden y analizan diferentes parámetros (ph, temperatura, oxígeno disuelto, turbidez, nitratos o fostatos, entre otros). Los datos obtenidos son enviados instantáneamente al Centro de Procesamento de Datos de Augas de Galicia, donde se encargarán de comprobar si los parámetros revelan alguna alerta que requiera la movilización de los técnicos de este ente o bien de la policía fluvial.

La localización exacta de las estaciones de control se realizó cruzando los datos existentes de control de puntos de vertido, criterios de calidad así como los de la red de aforo de Augas de Galicia, lo que derivó en el diseño de un sistema para la instalación de la equipación que forma parte de la estación de control. Este diseño se hizo considerando el respeto ambiental como el principal parámetro.

Paralelamente a la implantación de las estaciones, se desarrolló una aplicación informática para la gestión de los datos emitidos por las estaciones, con representación gráfica a tiempo real de los datos, la geolocalización de las estaciones, y la posibilidad de emisión de informes de calidad de las aguas y vertidos que puedan ser requeridos por el personal técnico de Augas de Galicia. Toda la información generada es gestionada en un Centro de Encausado de Datos dotado de unidades informáticas de última generación para lo almacenado, copias de seguridad y gestión de la aplicación en la que se visualizan los datos a tiempo real y se crean los informes a petición del usuario.

Control de las aguas marinas
Complementariamente a la red CAVE, funcionan en las rías de O Burgo y Arousa dos boyas que realizan la misma labor, pero en aguas marinas. La particularidad de estas dos estaciones es que miden en continuo la contaminación microbiológica, algo completamente novedoso, y muy útil, dado que permite controlar los parámetros responsables de la clasificación de los bancos marisqueros.

Cada vez que se supera el umbral de alerta, el Plan de Control de Vertidos se desplaza para comprobar dónde pudo estar el origen de esta contaminación, y los datos también están siendo utilizados en la comprobación de los modelos de calidad de las aguas que desarrollan los Planes de Saneamiento Local de las rías de O Burgo y Arousa. Estos instrumentos apoyan la labor de los técnicos de Augas de Galicia, que en colaboración con los ayuntamientos, permitió que se tengan subsanado hasta el momento 355 puntos de vertido contaminantes en toda Galicia.

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s