Apuntes sobre la crisis (IV): “Un mercado que no es libre es mucho más ineficiente que uno que sí lo es”

APUNTES DE LA CRISIS (IV)

 DESDE LA BARRA

26 de marzo de 2012

Hoy quería charlar del mercado de trabajo y lo alucinado que me deja cada vez que escucho a las distintas partes referirse a él, porque realmente no lo entiendo.

Empecemos desde la base: en este mercado, como en todos, participan una parte que vende (el trabajador), una parte que compra (el empresario o similar) y una parte que arbitra el partido (el Estado y todas sus derivadas).

Comenzando por el que contrata, tenemos que recordar que en España el 99% de las empresas son PYMEs y que la casi totalidad tienen menos de 10 trabajadores; asimismo hemos de recordar que a nadie se le prohíbe (a veces deberían, por reincidencia en proyectos indescriptibles) crear una empresa. Olvidémonos por un momento de los grandes empresarios tipo el tío Gilito y centrémonos en el tipo Pepe Gotera y Otilio.

El que es contratado ofrece su trabajo más o menos cualificado a cambio de una remuneración. Aquí viene el primer problema: al trabajador le parecerán cuatro duros y al empresario creerá que es un “potosí”, pero al final se ponen de acuerdo… Y firman el contrato. Esto pasa en cualquier mercado que puedan imaginar.

Pero entonces, como siempre, le da por intervenir al Estado y decide que esos contratos no pueden ser libres y que los ha de supervisar él. Bien, esto deja de ser un mercado de trabajo para pasar a ser el mercado intervenido de trabajo.

Antes de que os lancéis como fieras a por mí exigiendo hoguera sin atenuantes, déjenme que les ponga un ejemplo: imaginemos que yo soy un “fiera de vendedor” y que quiero ser contratado por una empresa con un sueldo totalmente variable por resultados, y que paguen unos seguros sociales por mí para poder tener derecho a paro, jubilación y demás coberturas; pues no. Si firmo con la empresa un contrato de esas características y como no está dentro de los tipos de contratos que existen (que ya hay que tener ojo para hacerlos sin que se repita ninguno), no es válido. ¿Por qué carajo dos personas libres del Reino Español no pueden firmar un documento mercantil de compraventa sin clausulas abusivas y estando de acuerdo ambas partes? ¿Será porque nuestros representantes piensan que no se nos puede dejar solos?

Ya sé que alegarán lo de la defensa de la parte más débil, “in dubio pro operario” y “porque yo lo valgo”. Pero es que un mercado que no es libre es mucho más ineficiente que uno que sí lo es, y ya está probado, sin necesidad de experimentos con gaseosa.

Una vez pasado el aperitivo liberal de mi comentario de hoy, vamos al plato fuerte que es la indemnización por despido. Vamos a ver, vamos a ver: ¿por qué el contrato laboral tiene una indemnización si lo rompe la parte compradora y no tiene indemnización si lo incumple la parte vendedora? (excepto futbolistas y demás). Es decir, ¿a qué corresponde esa indemnización si al día siguiente puedes estar buscando vender lo mismo a otro comprador? ¿Es que acaso caducó o está inservible lo que vendes?.

Venga, vale, decidimos que esa indemnización corresponde a que te cambian la vida (no se me ocurre nada más, lo juro), pero… ¿al que contrató no le descuadra la empresa el tener que buscar a otra persona cuando se va de la noche a la mañana?, y si le proporcionó formación, ¿no le supuso un coste que ahora se lleva esa persona bajo el brazo y que no le devuelve? Este caso de la formación se da mucho en las empresas informáticas y, curiosamente, se daba mucho en los pilotos del ejército (que se iban a las líneas comerciales una vez formados) hasta que pusieron las consiguientes trabas. Creo que ya sabéis por donde voy: si hay indemnización, debería ser por las dos partes e igual.

Para valorar este tema, pongamos un ejemplo: un ser humano que crea una pequeña empresa de pintura y, cuando le va medianamente bien, contrata a otro ser de su especie para llevar la administración. A los 7 años, las hipotecas basura entran en acción y el mercado de la construcción se solidariza; nuestro congénere se encuentra sin nada que pintar y no tiene ni para pagar la nómina de la persona contratada (obviamente, tampoco para él). Hipoteca su casa y demás pensando que esto solo es un bache, pero es algo más. Cuando se plantea que no puede más se encuentra con que debe pagar a esa persona un mínimo de 20 días por año trabajado, dinero del cual no dispone. El tema acaba en denuncia ante el juzgado por impagos de nómina (“cada uno va a lo suyo…”) y el señor pintor se queda sin casa y demás.

Ya sé que hay casos que el empresario es un auténtico cabrón que seguía marcándose su ritmo de vida cuando ya casi no le pagaba la nómina al otro, que fue desviando fondos y que tal y tal, pero creo que hay muchos ejemplos del señor pintor que se encuentran desprotegidos ante la ley; porque, digo yo, el señor administrativo trabajó 7 años cobrando su sueldo, ahora debería cobrar lo que le deben y luego pasar a cobrar el paro hasta que encuentre otro trabajo. Pero, ¿indemnización? ¿a santo de qué? Rogaría si alguien me puede dar una explicación clara de esto me lo comunique.

 Y yo no soy empresario, más bien he sido siempre “vendedor de trabajo”.

El compañero del chigre

——————————————-

VIENE DE:

Apuntes sobre la crisis (III): “

“La banca es un absoluto oligopolio, que ha cometido muchos errores,… ¿pero como todos, no?     

SIGUE EN:

Apuntes de la crisis (V): “Soy más de incrementar ingresos y recortar sólo los gastos que no ahoguen la actividad: me mudo a Islandia”

Acerca de estos anuncios

3 Responses to “Apuntes sobre la crisis (IV): “Un mercado que no es libre es mucho más ineficiente que uno que sí lo es””

  1. La verdad es que las cosas se han hecho mal, a ver como salimos de esto…

Trackbacks

¿Y tú qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.564 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: